Libros: Mar abierta, María Gudín

23 Ago

MarAbierta_María Gudín A este libro le tenía muchas ganas, principalmente porque la editorial no para de recomendarlo (lógico) y porque la portada me encanta y por las portadas me invento yo las historias que me van a contar en el libro.

Tampoco iba tan desencaminada, pero la historia que me había montado en la cabeza pues tampoco estaba mal.

Catalina es una niña española en el siglo XVII que, por circunstancias de la vida (que sabréis si leéis el libro, tampoco tengo que contarlo todo yo), es criada con una familia de bien inglesa.  Tanto su familia como la que la acoge tienen mucha relación con la mar (en este libro el mar es femenino), hasta su bisabuelo estuvo en la armada invencible y todo. Y cuando hay barcos, hay cruces del Atlántico, la mitad de la acción transcurre en Inglaterra y la otra mitad en Santo Domingo.

  • “Me había convertido plenamente en mujer”
  • “Las Dávila se muestran expansivas”

Creo que si te gustan los barcos (del siglo XVII) te encantará el libro, porque hay bastantes descripciones sobre muchísimos tipos de barco. Ni siquiera sabía que había tantos.

El libro es bastante dramático,  hay muchas guerras y enemistades, religión, muere bastante gente (y otras parece que se mueran pero no) y se viaja mucho en barco, como os imaginaréis. Y de vez en cuando nombran a los Tudor, pero sobre todo a los Estuardo.

 Pero lo que más gracia me ha hecho de todo es cuando va a casarse y el marido no quiere decirle su verdadero nombre, pero su tío dice que no pasa nada, que seguro que es un hombre de palabra y se pueden fiar de él, pero ella tiene que contarle su horrible historia porque no puede empezar el matrimonio teniendo secretos.

mar abierta

Pelis: Cazafantasmas (2016)

22 Ago

ghostbusters_ver6_xlg-1 La película que te deja con ganas de ser ingeniero e inventar cosas.

Además tengo que decir que crecí en los noventa, no me acuerdo mucho de la película original pero sí que tengo constancia de ver (y que me gustara mucho) la serie de dibujos y no, esta película no me ha arruinado la infancia.

Es más, me ha encantado, me ha encantado que fueran chicas y el chico fuera tontísimo, me han encantado los fantasmas y el restaurante chino y me han encantado hasta los uniformes. Aunque llevaba toda la vida pensando que el coche era una ambulancia antigua y no un coche fúnebre tuneado. Eso sí.

Como decía, no recuerdo la película original y por tanto, no tengo ni idea de si la trama es la misma o parecida, pero os voy a contar esta:

Erin es una profesora de ciencias en la universidad de Tywin Lannister que descubre que un libro sobre fantasmas que escribió hace años con una compañera todavía sigue a la venta, y puede afectar a su futuro como profesora. Así que va a visitar a la coautora y descubre que sigue obsesionada con los fantasmas y que además tiene la ayuda de una inventora que ríete tú de los que les inventan los aparatos a los de Buscadores de fantasmas.

A lo tonto, a lo tonto, acaban viendo fantasmas de verdad y se lían. Ya no os voy a contar nada más porque claro, supongo que querréis ver la película con un poco de inocencia sobre la trama y tampoco es plan de destriparla.

Sí, me ha gustado mucho, no se me ha hecho larga (que es una cosa rara, como ya sabéis. Todo se me hace largo) pero eso sí, cuidado si vais a verla con niños pequeños, porque es muy divertida y tal, pero por si no os lo imagináis, salen fantasmas y al menos los del principio dan miedo y se asustan y luego sueñan por la noche.

Ah, y también sale Jared de Sillicon Valley.

cazafantasmas

Los clientes de la semana (en verano)

19 Ago

clientes

Aquí vamos otra vez con esos clientes que dan por saco pero en el fondo nos encantan porque sirven para desahogarse en el blog:

– La mujer que entra en la tienda a preguntar si tenemos una caja de metro y medio “de las cosas que os envían”.

De esta me he acordado porque el otro día estaba en una heladería y entra una señora de esas que están acostumbradas a mandar y que el cliente siempre tiene la razón. Compra varias cosas y claro, quiere una caja para llevárselo todo el coche: “Ves, un cartonaje como esos de ahí para que ponga las cosas y llevarlas en el coche”, y estaba señalando una caja donde vienen los paquetes de rosquilletas o algo así, y las chicas tenían que sacar todos los paquetes que había dentro para dárselo a la señora. Porque a las señoras solo les importa lo que ellas necesitan, no lo que se puede o no se puede hacer.

Al final le sacaron una caja del almacén y cuando sale por la puerta casi la cierra encima del marido que llevaba la caja en las manos.

La que quería comprarse una chaqueta por internet pero estaba en medidas inglesas y quería que yo le aconsejara.

“¿Tú me podrías ayudar? Porque quiero comprar una chaqueta que he visto en internet, pero la página es inglesa y las medidas vienen en inglés y no sé qué talla tengo que comprarme.”

Pues le preguntas a su servicio al cliente, que yo no tengo nada que ver con esa página de internet.

A ver si va a resultar que soy el servicio al cliente mundial, de todas las cosas y empresas que existen en el universo.

– “¿Y dónde puedo encontrar yo eso?”

Cuando los clientes quieren que les digas donde están todas las tiendas de la competencia para que puedan ir a comprar lo que no han encontrado o está temporalmente agotado aquí.

Una vez una mujer me dijo que fuera yo a otra tienda a comprarle eso que ella quería, porque no podía ella ir, tenía que ir yo y luego revendérselo. Y me lo decía en serio.

 – Las que preguntan cosas para “su vecina” pero luego queda claro que es para ellas.

“Mi vecina me ha dicho que pregunte cuanto vale esto” Estoy un rato atendiendo y de repente: “Es que claro, el que yo tengo ya no me funciona bien y a ver si me compro uno nuevo”. Qué casualidad, ni a ella ni a su vecina, por lo visto.

– Cuando les dio por poner incienso en la tienda y la gente que entraba estaba siempre avisando de que olía a quemado.

– Y en estas puedo añadir cuando les dio por poner música clásica en el hilo musical y los clientes estaban siempre preguntando si me estaba sonando el móvil.

No hombre, no, que vosotros estéis obsesionados con el movil y dejéis de escucharme cuando os suena para mirarlo, no quiere decir que yo vaya a coger el teléfono y dejar de atenderos. Y además, es el hilo musical.

– “Quiero que me traigas del almacén una cosa que necesito, pero si la encuentro en otro sitio no me la voy a llevar.” Pues OK.

Al menos vino con la verdad por delante, porque total eso lo hace todo el mundo pero no me lo dice a la cara. Así está la tienda llena de cosas que pide la gente y que no se pueden vender porque son encargos.

– Es que la última vez que vine (hace un año) teníais aquí una cesta con unas cosas en liquidación y ahora he decidido que quiero comprar una. 

– Pues es que eso se acabó hace tiempo y  ya no tenemos las mismas.

– ¿Y no me puedes traer más?

– No, estaba en liquidación. (Eso significa que cuando se acaba se ha acabado, no te esperes un año a venir a comprarlo, joder.)

Lo peor es que se cabrean una barbaridad cuando pasa eso (y pasa más a menudo de lo que pensáis), a veces incluso lo vuelven a preguntar a otro dependiente, no sea que yo les esté engañando.

Y hasta aquí los clientes del verano más que de la semana. Los siguientes serán los de Navidad, seguro.

Libros: Viento y ceniza (Outlander 6), Diana Gabaldon

16 Ago

viento y cenizaYa tocaba una nueva entrega de la saga Forastera (Outlander), sobre todo después de ese final de la segunda temporada de la serie que te deja con ganas de seguir viéndola hasta el fin de los días. Porque yo lo estoy deseando ¿vosotros no?

Claire y Jaime siguen en el Cerro de Fraser en las colonias de América del norte (todavía no es Estados Unidos), y como el libro es tan largo pues obviamente les pasa de todo.

Brianna, que estaba estudiando una ingeniería y no historia como dicen en la serie, se dedica a inventarlo todo: canalizaciones, palas, cerillas… Casi me recordaba un poco a Ayla de la saga de los Hijos de la tierra, que también lo inventa todo. Y Claire se pasa el rato diciendo “Jesus H. Roosevelt Cristo y me estaba dando bastante rabia. Como también la coletilla “después de todo“.

El libro en general me ha gustado, porque me encanta la historia de Outlander, realmente no tengo mucho que decir porque tampoco pasa nada súper emocionante que cambie el curso de la historia ni nada. Cosas normales de viajeros en el tiempo y que te acusen de bruja como siempre.

La verdad es que los libros de Outlander son laaaaaaargos y crees que pasarán muchas cosas y en realidad solo pasan cosas interesantes al final, (para que sigas con los otros libros, claro). Y con lo que pasa al final de este sexto libro de la saga,  pues apetece seguir leyendo, por supuesto. De hecho hasta me planteé leerlo de seguido, pero sé que me daría un colocón de Claire y tampoco es necesario ahora mismo.

Y para los que todavía estáis pensando en el tema de la talla de Brianna, (como yo, que no sé por qué me obsesiona tanto, pero en fin) en este libro dicen que pesa 68 kilos. Cosa que me trastoca lo de la talla 48 (o 46) de un libro anterior.

El caso es que a mí me encanta que por fin haya personajes (así en los libros en general, no en este en particular) que no sigan el canon estético establecido en el presente. Aunque tampoco hace falta que estén todo el rato diciéndole a la chica que es muy grande y tal y cual.

Y dicho esto, cuando vi a la actriz que han elegido para este personaje en la serie, me quedé un poco despagada, porque no es tan alta (ni tan fuerte) como en la descripción de los libros. Pero tampoco pasa nada, todo me parece bien, soy súper positiva en todo.

  • Ringo Starr
  • Jesus H. Roosevelt Cristo
  • Donner (kebab)
  • Tormentoso entrecejo
  • Intentando leer el Quijote en castellano.
  • Yellow submarine
  • ¿El nombre de ship de Brianna y Ian sería Brian?
  • Atacan a una persona que ha podido morir y si eso ya te dicen lo que le ha pasado a las 100 páginas.
  • La tía Jocasta es ciega y no puede pintar pero puede bordar el jardín del Edén con muchas serpientes.

outlander 6

 

Pelis: Jenny’s wedding

15 Ago

Jenny's_Wedding_PosterVeo el cartel y pienso “¿otra película de Katherine Heigl con bodas?” Pues claro que la tengo que ver. Pero no os equivoquéis, que esta no es la típica comedia romántica a la que nos tiene acostumbrados.

En esta es madrina en un bautizo y se pone a discutir con el cura en medio de la ceremonia, si tan en contra de todas las cosas estás, no aceptes ser madrina de un bautizo en la iglesia, ¿no?

Pero bueno, vamos al lío porque lo de ser madrina no es lo importante en esta película, (era lo importante en esta otra), aquí Jenny es lesbiana aunque no lo sabe demasiada gente. A su familia le dice que tiene novio (o que no tiene) para quitarse de encima preguntas sobre por qué no se casa. Porque para tener una vida perfecta tienes que casarte y tener dos hijos o más, sobre todo si eres mujer. Y si no te lo crees, mira a la hermana, que es súper infeliz y no tiene volumen en el pelo porque es madre y está demasiado ocupada y echa un asco como para cuidarse.

Total que sí, que Jenny quiere casarse pero con su novia, no con un hombre. Y eso es lo que no va a entender la familia cuando se lo cuente. O sea la típica historia de ay qué drama que mi hijo es gay y se sale de lo normal y qué van a pensar los vecinos. Pues ya os lo avanzo: los vecinos van a pensar que has hecho bien dejando de hablar a tu hijo/a porque es homosexual.

Realmente la película no me ha gustado demasiado, es que no entiendo por qué tanto drama porque tu hija quiera tener mujer y no marido.

 

jennys wedding

 

20 cosas que me fascinan de las series americanas

12 Ago

“¿De qué va esto hoy, Therwis?” Os estaréis preguntando, pues va sobre cosas muy típicas que siempre pasan en todas las series (o películas) americanas y que enseguida reconoceréis:

  1. Que las chicas se pongan una camisa de hombre cuando se levantan en casa ajena. (A veces en su propia casa también). Esta es la más típica y la que me ha animado a hacer esta entrada.
  2. Que la gente segundos antes de morirse les apetezca soltar un discurso para que todo el mundo llore. Yo cuando estoy enferma no me apetece ni que me hablen, mucho menos decir algo.
  3. Que siempre que ofrezcan dinero lo hagan en un papel. ¿Estará prohibido hablar de dinero en las series?
  4. Que en absolutamente todas las series de instituto hagan varios bailes y eventos de recaudación de fondos.

pretty-little-liars-pretty-little-liars-temporada

5. Siempre hay un callejón que acaba en una valla de metal por la que tienen que trepar en todas las persecuciones.

6. Cuando alguien sigue a un coche con otro coche. Está aparcado en una calle a la espera de que se mueva el perseguido, al segundo enciende las luces y va detrás, cuando el perseguido llega a un callejón y aparca, el perseguidor aparca detrás  pero el perseguido nunca se da cuenta de que le han ido siguiendo.

7. En las series de la Edad Media nunca hay nadie que lleve gafas ni nada parecido, de hecho todo el mundo ve perfectamente, no hay ningún miope entornando los ojos o acercándose mucho a algo para verlo mejor. Tampoco tienen el pelo sucio pero ese es otro tema.

gafas-medievales

8. Que las chicas siempre se acaban sentando encima del banco de la cocina. Y se sientan muy raro en el sofá.

Pareja-joven-en-cocina-480x360

Dos en uno: camisa de hombre y encimera

9. Siempre apagan la tele cuando acaban de dar una noticia importante. No se esperan a ver si dicen algo más. Simplemente la apagan. Será que no tienen programas de tertulia sobre cualquier tontería que duran horas y horas.

10. Los vasos rojos de plástico que tienen en todas las fiestas.

vaso

11. El armario infinito. En pocas series repiten ropa.

12. Cuando alguien denuncia a otro alguien y va a su casa el día que le va a arrestar la policía y cruzan las miradas desde el otro lado de la calle.

13. El pitido después de la explosión

14. Cuando sacan a alguien de una explosión o un accidente o lo que sea y entre uno o dos lo llevan apoyado en los hombros y enseguida llega alguien a “relevar” al protagonista para que vaya corriendo a encontrar a otra persona y sacarla.

15. Cuando salen de la cama enrollándose en una sábana pero jamás destapan al que se queda dentro.

16. Cuando alguien se escapa por la ventana de su habitación siempre lo descubren porque hace aire que mueve las cortinas:

ventana

Total para qué vas a cerrar la ventana si te acabas de escapar de casa

17. No usar el retrovisor para dar marcha atrás:

mirar hacia atras en el coche

18. Se dejan las ventanillas del coche bajadas cuando aparcan y nadie les roba nada. Esto pasa mucho en Sobrenatural, a lo mejor por eso se llama así la serie.

19. Por supuesto, siempre hay sitio para aparcar en la puerta.

20. No llamar a la policía cuando accidentalmente matan a alguien e ir a enterrarlo al bosque. (Esta es básicamente todas las líneas argumentales de Pretty little liars)

Ya sé que no es una entrada muy original pero tenía que compartirlo. ¿Qué otras cosas se os ocurren a vosotros?

Libros: Battle royale, Koushun Takami

9 Ago

Battle RoyaleEspero no haberme equivocado en el orden del nombre del autor.

Efectivamente, después de ver la película, ya era hora de leerse el libro.

Es 1997 en Japón, el rock está prohibido y si vas al colegio puede que se elija a tu clase para que os matéis entre vosotros.

Lo disfrazan como estudio pero la verdad es que no entiendo como en una sociedad con carencia de gente joven, puedan hacer que 42 estudiantes se maten entre sí cada año. Si te falta juventud y encima pierdes 40 cada año así sin ton ni son, pues ya me dirás como no va a envejecer la población.

Tampoco me acuerdo demasiado de la película como para poder comparar mucho la historia, pero recuerdo que me gustó bastante y tengo que decir que el libro también. Solo que los nombres de los jóvenes se parece muchísimo algunos y a veces no sabía de quién me estaban hablando. De hecho, nada más empezar a leerlo, me di por vencida y lo leí sabiendo que no me iba a enterar de la mitad de los nombres. Aún así lo he podido disfrutar, que conste.

Realmente hay un grupito de adolescentes que son más protagonistas (que los nombran más, vamos) y el resto pues la mayoría pasa sin pena ni gloria por la historia.

Es una cosa muy excesiva que llegue a pasar algo así, que se escoja una clase y se obligue a los estudiantes a matarse entre ellos (y rapidito, que si no, te explota el collar que te han puesto), pero, como siempre que leo libros de este tipo, no me parece tan locura que pueda pasar en la realidad. Yo siempre tan positiva.

  • A nadie se le ocurre entrar a las casas a buscar ropa más cómoda que el uniforme del colegio o armas mejores.
  • Solo uno va a una tienda a por un botiquín y medicinas.
  • Tienen 15 años y es 1997.
  • Shogo lleva zapatillas New Balance (antes de que estuvieran de moda)
  • ¿Tampoco se ha entrenado nadie en técnicas de supervivencia sabiendo que te puede tocar?
  • Yuichiro es otaku.

Me ha gustado mucho leer el libro porque me parece que da más detalles y creo que no es el mismo final que en la película, por lo que puedo recordar. Así que hasta me he sorprendido un poco.

Es largo y hay muchas muertes, así que si no te gusta leer cosas violentas, no te lo recomiendo, pero si has leído muchos libros cursis últimamente, pues es una escapatoria perfecta, como yo, que lo leí en medio de la saga de La selección y tenía un poco de empacho.

 

battle royale libro

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 354 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: