Libros: El aviso, Paul Pen

12 Jan

el-aviso-Ya os dije en la entrada sobre los libros que más me habían gustado este año que El aviso era uno de ellos. Pues bien, aquí está la entrada en la que os hablo de él:

Arenas de la despernada es un pueblo tranquilo y muy guay de la periferia de Madrid. Tienen un lago, una universidad, un parque acuático y la tienda del americano.

La tienda del americano debe ser la típica tienda de gasolinera, donde ha habido algunos atracos con el paso de los años, hubo uno en el año 2000, donde dispararon al mejor amigo de Aaron, que lo había enviado allí y ahora Leo, un niño que sufre bullying recibe una nota que le dice que no vaya a la tienda bajo ningún concepto, porque puede que sea a él al próximo que maten allí.

El libro me ha gustado mucho aunque había algunas cosas que me sacaban de la historia como que en el año 2000 parece que esté tan extendido el uso de móviles, ordenadores portátiles y la búsqueda de datos de empresas por internet. Yo me acuerdo del año 2000 y solo los más guays tenían móviles o internet en su casa. De hecho había más gente con móviles que con internet en su casa, así que tampoco me extraña tanto que el dueño de la empresa que buscan todavía no se haya dado cuenta de la importancia de una página web. Pero, como ya he dicho antes, este pueblo es muy guay.

Total, que me voy por las ramas. Hay mucha intriga pero si sigues las pistas no es difícil averiguar algunas cosas. Y lo mal que se pasa al final.

Es que me encantan los libros de pasarlo mal.

De este autor ya leímos otro libro que también nos gustó mucho, El brillo de las luciérnagas. Y ya estoy otra vez hablando en plural cuando solo estoy yo.

aviso

Pelis: Joy

11 Jan

joy Joy es madre de dos hijos, divorciada, que cuida de su madre y su abuela y de su padre también, de vez en cuando, cuando deja a sus parejas del momento. Joy siempre ha querido ser inventora, porque tiene ideas, pero claro, la vida no la ha dejado.

Un día tiene una idea súper novedosa, que es un mocho que se escurre solo, y quiere patentarlo, construirlo y venderlo. Pero todo son problemas, porque así es el mundo, todo problemas y dificultades.

  • La madre lo único que hace es ver telenovelas.
  • El padre y la media hermana son unos envidiosos de mucho cuidado, sobre todo la hermana que está celosísima de las ideas de Joy.
  • El ex marido es venezolano y por eso de vez en cuando todos hablan en español.
  • Joy también tiene un niño, pero nadie lo diría.
  • Todos los actores son los mismos que en El lado bueno de las cosas.
  • Y la mejor amiga es Dayanara de Orange is the new black.
  • Y es 1995. La edad dorada de la teletienda.

En realidad a la película le falta un algo, sobre todo al principio que parecía que no empezaba nunca. Al resto lo definiría como “no me he aburrido tanto como en otras cosas, pero tampoco ha sido gran cosa”. 

joy

El compendio del viernes

8 Jan

compendio banner

 

Primer compendio del año  y esperemos que haya muchos más, por el bien de los que lo han votado en la encuesta. (No, no voy a estar refiriéndome a ella todo el año, tranquilos).

  • He acabado de ver Boardwalk Empire y el final me ha gustado. No sé si hay controversia, pero ahí lo dejo.

boardwalk

  • Empecé un jersey a pocos días de acabar el año y lo acabé el día 2. A ver si cuando se publique la entrada ya lo he estrenado. Es que ha hecho calor estos días.

jersey rosa Este es mi jersey rosa. Sí, rosa. No, no me gusta el rosa. ¿Y por qué te lo haces de ese color? Pues porque era el color que más madejas de lana había. Por si acaso me quedaba a mitad. Pero total, que no es tan rosa tontica, no se nota en la foto pero es rosa así como amoratado, que me gusta más. Además que no odio todos los tonos de rosa, que el fucsia me encanta. Y sí, mostaza, porque me gusta mucho el mostaza (pero la mostaza no tanto), queda mejor al  natural.

Pues para lo mal que me podía haber quedado, está bastante bien. Si hasta las mangas tienen forma de mangas. Bueno, que ya lo he estrenado y resulta que me he hecho las mangas hiper cortas.

  • Y en cuanto acabé el jersey rosa/mostaza, empecé una chaqueta de lana de alpaca. Estoy aprendiendo con esto a tejer en la forma continental. A ver si veis donde empecé a hacer bien el punto del revés:

jersey alpacaEn realidad me gustaba mucho más donde lo estaba haciendo mal porque queda mucho más rústico. Ahora tendré que hacer la parte de delante igual, para que no se note tanto el fallo. Y  no, la foto no es en blanco y negro, es que estaba nublado.

La lana de alpaca me encanta porque es súper suave y maravillosa, eso sí, esta en concreto deja unos pelos que no veas, parece que ahora tenga gatos, de todos los pelos que tengo en la ropa que llevo puesta mientras tejo.

  • También he acabado esta semana la primera temporada de The man in the high castle. En realidad no me ha gustado demasiado la historia, entre otras cosas porque la protagonista es tonta y me da rabia que el novio no pase de ella ya y haga lo que tenga que hacer.
  • Y ha vuelto Galavant y eso es lo mejor que puede pasar esta semana.

  • Esta semana he acabado de leer La promesa del ángel y he empezado a leer El estrellero de San Juan de la Peña.

libros 6-1

 

Y hasta aquí el compendio del viernes, porque sí, ha sido una semana rara y aunque no lo parezca, es viernes.

Los clientes de Navidad

7 Jan

clientes

Por fin se ha acabado oficialmente la Navidad y, como regalo de Reyes atrasado, aquí os traigo unos clientes. Especialmente para todos los que habéis votado por ellos en la encuesta.

LOS VICS*

*very important cliente

Los VICS se diferencian del resto porque se creen que solo ellos tienen derecho a ser atendidos. Entran en la tienda como si fuera suya. Pisando fuerte, con la cabeza bien alta, decididos. Como si hubieran entrado ya miles de veces y todo el mundo les conociera y les estuviera esperando. Por eso todos los trabajadores deberían dejar lo que están haciendo para besarles los pies.

Aquí puede entrar toda esa gente a la que la Navidad saca lo mejor de sí misma: la mala educación y la impaciencia.

Estoy atendiendo a un señor que en realidad ya se iba pero me había preguntado una última cosa, entra una mujer VIC, como si la tienda fuera su casa, directa hacia mí:

¿Tienes tal?

Como sé que no se puede ignorar a un VIC, le contesto que sí, sin dejar de mirar y hablar con el señor.

¿Pero de qué color?

¿Pero todavía no te has dado cuenta de que no voy a dejar de atender solo para ir al pasillo donde está eso y enseñártelo? Porque eso es lo que quiere, que deje al cliente tirado a mitad y que la atienda a ella.

Blanco y negro. – Y sigo con el señor, al que a estas alturas ya estoy atendiendo fatal porque solo oigo a la mujer refunfuñar a mi lado que esos colores no, que ella quiere marrón, que tal y que cual. A lo que el señor decide irse sin nada y antes de que haya dado dos pasos ya está la VIC atosigándome.

¡¡Pero es que  yo lo quiero marrón!! ¿¿Marrón no tienes??

No hay marrón, solo hay blanco y  negro, como ya he dicho anteriormente.

Total, para ir a enseñárselo y que se vaya corriendo de la tienda (igual que ha entrado) porque lo quiere marrón.

Y esto me recuerda a aquella vez que otra VIC empieza a pegarme gritos 5 metros más allá sobre el precio de esto y aquello, mientras yo cobraba a una clienta con la que ya había acabado casi, y le decía ala VIC que estaba todo marcado.

¡¡Que no lo veo!!
Espera un segundo, que ya estamos acabando aquí y te atiendo.

¡¡Pero esto cuanto vale!! ¡¡Dime cuanto vale esto!!

Está marcado, yo desde aquí no lo veo y tampoco me sé todos los precios de memoria.

Espérate un momento mujer, si yo ya me voy. – Le dijo la otra clienta. Pero no se esperó la VIC, se fue corriendo por la puerta porque eso de esperar un segundo a que dé el cambio es demasiado para ella.

Y atiendelos rapidito, que si  tardas más de dos segundos en encontrar lo que quieren, en embolsar lo que se llevan o en darles el cambio dicen “mira, déjalo” y se van sin decir ni adiós. Sí, me ha pasado varias veces.

Luego están los VICs que son tan VICs que quieren privilegios que no existen para nadie más, porque ya me diréis quien va a una tienda a pedir que les dejen productos para llevárselos a casa y ya si eso vendrán a pagarlo o devolverlo. Pues sí, los VICs.

Mi ejemplo favorito es el que quería llevarse un rollo de una cosa que cortamos a medida y vendemos por metros, para medirlo en su casa y ya traerlo con lo que sea. Claaaaaaaaaaaaaaaro, te llevas todo el rollo, en la tienda ya no vendemos más a quien quiera, tú en casa te lo mides, cortas lo que te parezca y ya si eso me lo traes y me dices que en realidad no te sirve.

Una cosa que también es muy VIC es juzgar con la mirada. Todo lo juzgan, sobre todo las mujeres. Juzgan que cuando han entrado en la tienda, tú estabas en el suelo recogiendo una cosa que se había caído (porque ellas tienen servicio para que les recoja las cosas, será), juzgan que en vez de atenderlas nada más entran, estabas ordenando una estantería, juzgan que te pongas a limpiar el polvo, juzgan que estés aquí en vez de donde ellas querían que estuvieras (a su lado cogiéndole el abrigo o algo así), juzgan que en vez de devolverles un billete de veinte les devuelvas dos de diez y así infinitamente.

Y con eso del abrigo me acabo de acordar de como dejan sus cosas por la tienda. Ay que me molestan las mil bolsas que llevo, pues las dejo dentro de esta cesta llena de productos de la tienda. Ay, que me molesta el abrigo, pues lo cuelgo aquí de esta percha de productos de la tienda, etc, etc. Alguna vez he tenido que atender a personas enseñándoles cosas encima de  bolsos abandonados en cestas o en mostradores. Luego es ay, ay, ay, que me roban el móvil.

LOS MÓVILES

Y hablando de móviles, les estoy cogiendo una manía que no os imagináis. Voy a proponer que todo el cliente que quiera entrar deje el dichoso aparato en una cesta en la entrada, para que no molesten.

Es que yo creo que si estás esperando una llamada importante lo mejor que puedes hacer es venir a que te atienda. No falla, al 80% de los clientes que atiendo a lo largo del día, les suena el teléfono en cuanto me preguntan algo. Que eso no es culpa suya, pero es que me pasa continuamente. ¿Y qué tengo que hacer yo? ¿Me espero a que acaben ahí de pie sin hacer nada? (Porque siempre contestan) ¿Me voy y atiendo a otras personas? ¿Sigo haciendo lo que estaba haciendo antes de que me preguntaran? ¿Saco mi móvil y llamo a alguien?

Y también les ha dado por enseñarlo todo en el móvil. De todo tienen una foto.

Mira quiero esto. – Y si trabajas en un supermercado, te estará enseñando una foto de un huevo, por ejemplo.

– ¿Qué talla necesitas?

Mira es para ella.- Y te enseñan una foto de la cara de una niña. Sin ninguna referencia de tamaño.

Ah, y que no se me olvide aquella vez en que una clienta sacó el móvil para enseñarme cualquier cosa y resulta que no iba bien y empezó a preocuparse por si le había entrado un virus y suelta “¿Y ahora que hago yo sin móvil? ¡Si es lo que me da la vida!” Y ya no compró nada porque estaba demasiado preocupada por el móvil.

O cuando se ponen a buscar el monedero en el bolso y casualmente encuentran el móvil antes y claro, tienen que desbloquearlo y mirar los mensajes que han llegado. Y contestarlos. Y comentarme que les ha llamado no sé quien. Y seguir buscando en el bolso y sacar mil tiquets que hay que mirar a ver de qué son. Pues de antes cuando has ido al súper ¿de qué van a ser? ¿Vas a pagarme ya?

Y si son adolescente no van a apartar la mirada de la pantalla ni cuando les enseñes lo que han pedido. Jamás.

Incluso una vez atendí a una mujer ya entrada en años mientras ella jugaba al Candy Crush sin parar. Si ellas no paran, yo tampoco.

Así que haced el favor de comportaros cuando vais a una tienda, hombre ya. Y que me acabo de dar cuenta de que yo tengo que estar siempre sonriendo a todos los clientes, pero que muy pocas veces un cliente se acerca a mí sonriendo (prefieren la cara de juzgar).

Va de miniseries: Childhood’s end

6 Jan

childhood

Para empezar, no me he leído el libro. Este año El año pasado sacaron un montón de series y miniseries basadas en libros que no he leído, como esta y The man in the high castle, por ejemplo. Las he visto las dos. Bueno la del hombre en el castillo no la he acabado aún.

Esta va sobre que de repente un día vienen unos extraterrestres que no se quieren mostrar y que acaban con todo lo malo de la humanidad: las guerras, la contaminación… Deciden que solo van a hablar con un hombre que es un granjero y antes de estar aquí estaba debajo de la Cúpula. (Yo así no puedo ver series porque al final lo mezclo todo.)

Los extraterrestres son como esos consejeros que van a las empresas a salvarlas del cierre, vienen a la Tierra, después de haber hecho lo mismo con otros muchos planetas, por lo visto, la salvan de todas las maldades y luego… Bueno, seguro que quieren algo a cambio. Nadie hace las cosas por amor al arte la humanidad.

En realidad sí que estaría bien que viniera un ser extraterrestre a salvarnos de todo lo que hemos destrozado del planeta, aunque tampoco hace falta que sea extraterrestre, que eso da mucho miedo.

La miniserie tiene 3 episodios dobles, que parecen seis, pero en realidad son tres, no os pase como a mí. El primer capítulo está bien y luego me parece que hay algo de relleno y que podrían haber ido las cosas más rápido, o haber hecho algo así más impactante (como el final del primer capítulo, que es impactante, y por eso la seguí viendo, si no, a lo mejor ni la acabo). Pero no.

childhoods end

Libros: Neimhaim, Aranzazu Serrano Lorenzo

5 Jan

NEIMHAIM_baja_resolucion Y yo aquí con los libros atrasados del año pasado. Porque he sido incapaz de acabarme el primer libro del año todavía.

Pues a este le tenía muchísimas ganas porque vaya publicidad le están dando.

También es un poco  complejo de explicar la historia, pero lo voy a intentar. Es una historia fantástico- épica- celta- vikinga. Hay dos clanes, el Kranyal, que son guerreros, y viven en la costa de la península prohibida, y los Djendel que viven en las planícies y son más de cosas místicas y del pensamiento. Como consecuencia de un ataque que acaba con mucha muerte y destrucción deciden unirse, cada jefe iba a tener un hijo y si la casualidad hacía que fueran hijo e hija, se casarían y así se unificarían los clanes.

Pero la casualidad hizo que además de nacer el mismo día, casi a la misma hora, parecieran hermanos gemelos. (Y sí, eran niño y niña)

El libro es bastante extenso, así que si os gustan los libros largos estáis de enhorabuena. Me ha gustado bastante pero es que claro, tenía las expectativas taaaaaaaaan altas que me hubiera gustado que me hubiera gustado más. (Sé que estáis todavía buscándole el sentido a las últimas palabras.)

neimhaim

Pelis: Maps to the stars

4 Jan

maps-to-the-stars-poster

Esta es la primera película que veo este año, sin contar una sobre fútbol que vi el otro día en la tele, en la que sale Daniel Brühl.

En realidad no sé por qué la quería ver, a lo mejor pensaba que iba de otra cosa,  o es que el título me recordaba a El atlas de las nubes.

Va sobre una chica que acaba de llegar a Hollywood y todo el mundo se sorprende porque tiene media cara quemada. También lleva guantes hasta más arriba del codo. Es amiga de Carrie Fisher (que se conocieron por Twitter) y ella la “enchufa” de ayudante de una actriz, hija de actriz que murió en un incendio y que no supera varios dramas con su madre.

Luego está el terapeuta de famosos, que trata entre otros a la actriz de antes, cuyo hijo es actor infantil de éxito entre las adolescentes y además ex-drogadicto.

  • Los labios de Julianne Moore que no se cierran nunca.
  • Mia Wasikowska no tiene la piel tan perfecta como en La cumbre escarlata.
  • La chica es de Júpiter, Florida. ¿No es el pueblo del circo de American Horror Story?
  • Si la ves entenderás por qué alguien en Filmaffinity dice que tiene malos efectos especiales.

Total, no me ha gustado nada. Que a la historia le falta algo. Y salen millones de actores que conocemos de otras cosas, tantos que me da hasta pereza hacer una lista.

maps to the stars

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 342 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: