Va de miniseries: Klondike

klondike_dvd Esta miniserie la conocí cuando la trajeron a España. De hecho la empecé a ver en Discovery Channel hace poco, pero en Estados Unidos la emitieron en enero de este año. Casi un año hemos tenido que esperar a que la emitan en España, casi nada.

Es una miniserie que nos cuenta la vida en una mina de Canadá, en el pueblo (ciudad) de Dawson City, en el Yukón, cerca de Alaska a finales del siglo XIX, cuando llegó a esa región la fiebre del oro. Llegó y se fue bien pronto según la wikipedia.

Desde luego los paisajes son maravillosos, ahora habrá una autopista pero en aquella época para llegar allí Bill y Byron tuvieron que ir en tren, subir montañas, bajarlas (con la mitad del equipo, menos mal que no lo llevaban entero), bajar por un río en una balsa sin control, caminar más… Ya había que tener ganas para llegar hasta el río Klondike, a  buscar oro, si es que no se lo habían llevado todo ya los que habían llegado antes.

La historia está basada en un libro de Charlotte Gray (Gold Diggers: Striking It Rich in the Klondike).

No sé como no se pasaron de moda los vestidos tan largos que llevaban las mujeres en este pueblo (y en esta época), porque es que era salir a la calle y ya llevar los bajos de la falda llena de barro.

Es una miniserie de tres capítulos de una hora y media de duración cada uno. Tres horas si lo ves en la tele.  Y sí, sale Robb Stark.

La historia me ha gustado y he estado todo el rato sufriendo por el oro, a decir verdad, que si encontraban, que si no encontraban, que si les robaban la concesión, que si les robaban el oro, que si no, etc etc. También he tenido un poco de frío de ver el tiempo que hacía hasta en julio en Dawson city.

La fiebre del oro en Klondike empezó en 1896 y acabó al año siguiente, y la loca esta quería hacerse un hotel súper lujoso y todo en Dawson City, como si eso fuera a durar toda la vida. Al final del último capítulo dicen lo que les pasó a cada uno, así que deben ser personajes reales. También había un señor que no podía cortar un filete con el cuchillo de untar pero sí puede apuñalar repetidas veces y con saña a un trabajador con el mismo cuchillo. Y otro que estaba enamorado de las naranjas. Tanto que tenía una pero no se la comía, solo la miraba.

 klondike

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: