Libros: Como agua para chocolate, Laura Esquivel

Como agua para chocolate-cub.indd Lo curioso de este libro (y que todo el mundo sabe, porque todo el mundo lo ha leído), es que está estructurado casi como un recetario de cocina. Hasta que no abrí el libro y empecé a leer el primer capítulo no sabía como me iba a encontrar ese “recetario” y como iba a llevarme por la historia de amor entre Tita y Pedro, pero no era tan difícil. Nos cuenta la historia desde las recetas de los platos que está preparando Tita en cada ocasión. Y de verdad que es curioso.

He intentando no leer con demasiada atención las partes en que explicaba recetas porque me entraba hambre, y a la vez, me daba cuenta de mi gran desconocimiento de la cocina mejicana, algo que supongo que alguna vez tendré que solucionar.

 Tita es la última hija de su madre, la tradición familiar manda que ella tiene que quedarse soltera y cuidarla hasta el fin de sus días. Pero ella no quiere quedarse soltera, quiere casarse con Pedro, que va a ir a pedir su mano. Tita se pasa el día cocinando en la hacienda familiar mientras ve un drama detrás de otro. Porque su madre no va  a dejar que se case con Pedro, por supuesto, y a partir de ahí se muere gente, desaparecen otros, otros se casan, otros nacen. otros aparecen y se enamoran, etc etc.

El libro es corto y fácil de leer (pero cuidado con las horas no sea que os entre hambre), para mí no es uno de esos libros que tienes que leer antes de morir, aunque sale en mil listas y por eso lo he leído, claro.

agua chocolate

2 comentarios sobre “Libros: Como agua para chocolate, Laura Esquivel

Agrega el tuyo

  1. “Estar como agua para chocolate”, es decir; a punto de explotar de rabia o de pasión amorosa.

    Una novela que leí hace muchísimos años (en la asignatura de lengua), tantos que recuerdo mas la película que el libro jejeje. Todo lo que tiene que ver con la cocina y como aprende a cocinar y comprende que la cocina necesita mucho amor. Es cierto. Amor y paciencia.

    Una historia sobre amor y cocina. También es cierto que la historia de amor es un poco increíble, pero el “realismo mágico”… es lo que tiene. Ni la película ni el libro son para niños.

    Reflexión final: llorar cuando sea necesario y hasta el momento justo en que decidamos que el duelo se acaba. Después, no verter ni una sóla lagrima más por aquello que ya has llorado.

    Concluyendo, me reí mucho y final me dejó, literalmente, con la boca abierta. Ya, el libro tenía fantasía, pero nunca esperé el final.

    Es un libro muy entretenido, corto, con muchos párrafos y pocos diálogos, se lee sumamente rápido y es una obligación moral hacerlo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: