Archivo | Para entrar a vivir RSS feed for this section

Para entrar a vivir [Especial paredes verdes]

1 ago

Si algo me ha llamado la atención desde que escribo estos posts es la manía (sobretodo en pisos antiguos) de pintar las paredes de verde. Pero no un verde normal y bonito no, un verde nuclear fosforito extraño:

Ahora diréis, “¡Eso no es verde, es azul!” Pero no, es verde y punto.

 Esto es azul, color que también se ve mucho por ahí.

La verdad es que últimamente estoy apática con todos los colores y cuando veo fotos pienso en como NO pintar un piso. Sobretodo después de ver un programa de Reforma Sorpresa donde le pintaban media casa de negro a una pobre chica que estaba perdiendo visión. “Es que así verá los contrastes”. Pues espero que la casa sea luminosa porque no es que vea los contrastes es que va a parecer la casa una cueva, toda pintada de negro. ¿A quién se le ocurre? Prefiero el verde nuclear.

Este tono de verde también se ve bastante a menudo. Lo máximo es pintar también la madera de las ventanas y puertas del mismo color, para no aburrirse. O la pared del pasillo rosa, que queda genial.

De la primera foto solo nos vamos a fijar en las paredes, no en toda la mierda que hay alrededor ¿vale?

Si no acabamos de decidirnos entre el verde y el azul, siempre podemos pintar cada pared de un color. La verdad es que esto de pintar de varios colores no me acaba de disgustar del todo. Pero al ver esta cenefa me he acordado de mi antigua habitación, que tenía un gotelé asqueroso y alguien tuvo la genial idea de pintar con una pintura que llevaba purpurina, y luego, pusimos una cenefa, que era bonita, pero no se pegaba a la pared entre unas cosas y otras y acabó despegándose entera, cayéndose… En medio de la noche “raaaaaaaas” y ya estaba toda en el suelo.

Esta familia no sé en qué estaba pensando cuando pintó las paredes del comedor así. Y no me había fijado en el techo hasta ahora. Por favor, ¿por qué no habrán hecho una foto del techo donde verlo bien? A esta gente le voy a dar el premio “Para entrar a vivir, paredes con glamour”.

El verde pistacho es un color bastante popular, personalmente es el tono de verde que menos me gusta. Este color no sería una de mis primera opciones para pintar una habitación, es que me cansaría enseguida de él. Prefiero pintar de blanco y poner algún vinilo chulo y cuando me harte cambiar el vinilo que estar pintando cada dos por tres la pared porque me he cansado del color.

Otra opción maravillosa es la del papel pintado:

 Mira que he visto cosas bonitas con papel pintado pero… Eso de poner “listones” de madera en el baño (que además, me estoy imaginando ese tacto de plástico que debe tener), o ese dibujo mareante en una habitación…

Esta gente quiere vender el piso porque se ha cansado de pintar, claramente.

Bueno, esto por lo menos es original, nunca había visto una puerta pintada de esta manera.

Y ahora, mientras pensáis en el comentario que me vais a dejar diciendo que si soy tonta, que todo mi blog es verde (y con un color bastante parecido al primero que he puesto) y que todas vuestras paredes son verde pistacho y que de qué color pienso pintar yo mi piso, os dejo con este bonus track con fotos que ya hemos visto en otros posts pero que quedaban de maravilla para rellenar este:

 

Para entrar a vivir (Vol. 10)

12 jul

Aquí estamos otra vez con nuestras queridas fotos de pisos.  Cuando veo estas cosas me pregunto si de verdad pretenden que la gente vaya a ver el piso en estas condiciones o solo es por rellenar en la web:

Vamos a empezar por los intrusos espontáneos que aparecen de vez en cuando en las fotos. En este caso un simpático perrito que va corriendo por todas partes y que nos preguntamos si estará incluido y un fotógrafo que no se ha dado cuenta de que su brazo también está saliendo en la foto. El peligro de los espejos.

 La decoración de las casas es una de las cosas que más me gusta de mirar fotos de pisos. Aquí tenemos una especialmente barroca (por llamarla de alguna manera). Entrar a casa y que te ataquen cinco ramos de flores (seguramente la mitad son de plástico, pero  ahí están de todas fotmas) Ver la tele y que te distraiga el águila y el ciervo gigantes que tienes colgados encima, o todas esas fotos que te miran desde el aparador. O el maravilloso tapiz que hay al otro lado de la estancia, con un escritorio pegado a la pared con una silla enmedio incluido. Dudo que alguien se siente ahí a hacer algo, la verdad.

Podéis clickar en la foto para ver más detalles.

 Hablando de figuras, unas un poco más discretas son las de esta casa. El caballo de la mesilla que seguro que según te pongas en el sofá te tapa media tele o la tele entera. ¡Y otro intruso!

 Otra opción es tener la nevera en el comedor. Así de grande tiene que ser la cocina que la nevera está en el comedor. O igual es que la usan de armario, que no sería la primera vez que lo veo. Y en la segunda foto tenemos el reflejo de la nevera en el espejo. Lo que me pregunto es si la máquina de coser (seguramente Singer) que está tapada en la esquinita viene con el piso, porque eso es un valor añadido.

 Y no todo casas barrocas tiene que haber en la viña del señor. Aquí tenemos una casa que todavía no he decidido si es de modernos o de bohemios hipis, aunque tampoco le veo mucha diferencia. Atención a la tele. ¿Tendrá TDT?

La verdad es que este piso sí que me ha gustado mucho, aunque cambiaría algunas cosas.

Eso de hacer fotos de noche a mí personalmente no me gusta mucho, porque no puedes ver lo luminoso que es el piso, pero claro en este caso creo que incluso les ha salido bien la treta porque puede que la luz que entraba por las ventanas dejara un contraluz muy raro y feo en la foto.

Por cierto ¿ese mueble negro de debajo de las ventanas es una estufa?

La foto de los modernos bohemios hipis es el ejemplo perfecto de como sí hacer unas fotos para vender un piso: todo ordenado, recogido, limpio… He aquí el caso contrario:

Más mierda no puede haber ya.  La foto de la lavadora exactamente no sé para qué la han hecho. Para que viéramos la mierda que podemos acumular si vivimos ahí porque espero que no venga incluida, que la saquen de ahí antes de que se mude el siguiente dueño porque vamos…

En la segunda foto se podían haber ahorrado las bolsas de basura. Por lo menos dejarlas fuera el momento de la foto, pero tampoco vayamos a cansarnos mucho.

Atención al pestillo que tiene esta puerta ¡POR FUERA!  ¿Para qué utilizaban esta habitación? El resto de la puerta no es que esté en muy buen estado, la verdad. Me pregunto muchas cosas sobre este misterio. Se podría escribir una saga de libros sobre este tema.

De aquí me gustan los posters de coches. Se llevan todos los muebles pero se dejan los posters. No tendrían ningún valor sentimental.

Como se nota que está de moda lo retro. Esto se lo pone un moderno en su casa y es lo más, pero lo ves aquí, junto con esa cama de los años 50 y esa sábana tirada por encima, y esa mesilla con mármol encima (yo es que odio todo lo que tiene mármol por encima) con ese tapete de punto y queda así como antiguo de verdad, no vintage de ese tan guay.

 Y por último vamos a por nuestros queridos baños.

En la primera foto tenemos un completo baño en zig zag, donde tienes que correr una carrera de obstáculos para poder llegar a la ducha. En el segundo como tiene para poner el papel higiénico, lo cuelgan el pomo de la puerta (por fuera, que es lo que me sorprende de verdad), en el tercero, a parte de tener la lavadora y la secadora ocupando la mitad del baño y el cesto de la ropa sucia a rebosar bajo del lavabo (¿Para qué vaciarlo si vienen los de las fotos?) también hay… No sé que es eso en realidad ¿una caja de arena?

En la cuarta vemos la curiosa manera de colgar un espejo. Lo de colgar es un decir porque más bien está esperando que alguien lo toque para caerse y darle siete años de mala suerte mientras se apoya en el lavabo. Y en el quinto, si ya nos parecía lo máximo la carrera de obstáculos, imaginaos mear dentro de la bañera, pero en la taza. O ducharse con la taza dentro, que también es muy molón. Me pregunto qué habrá detrás del trapo.

Para entrar a vivir (volumen 9)

15 jun

Y aquí vamos otra vez con wordpress otra vez no dejándome escribir en el editor de entradas normal.

El otro día buscando material para este post no sé como acabé buscando en Pontevedra, y me llamó la atención que muchas de las casas que vendían eran de este estilo:

Imagen

Por lo menos te dicen que está en ruinas todo. La verdad por delante. ¡Pero es que había muchas más!

Imagen

Esta tiene posibilidad de tres dormitorios (cuando la reformes porque esto en cualquier momento se te cae encima)Imagen

Y esta posibilidad de ampliar la casa. No me fastidies.

Oye, que yo soy la primera que me encantan este tipo de casas y tal, que me encantaría comprarme una y reformarla (obviamente no me voy a poner a vivir así) y vivir de lo lindo en la Pontevedra profunda. Pero que vendan esto por 36.000 euros (había una por ahí, no recuerdo cual), aunque tendrá terrenos, imagino, me parece una barbaridad porque esto hay que volverlo a construir.

Por dentro también molan mucho:

Imagen

Aquí vemos que el suelo del primer piso está en perfectas condiciones. Para entrar a vivir.Imagen

Esto es una cocina amueblada con menaje incluido.Imagen

Aquí está la bodega.Imagen

Esto es el pasillo recién pintado.

Imagen

Esto no tengo ni puñetera idea de lo que puede ser. Pero será importante si le han hecho una foto.Imagen

Y esto es el salón comedor con cocina americana. Tiene los sofás y el horno.

Pero no os vayáis todavía, que hay más:

Imagen

Como veis, este tiene la cocina amueblada, tres habitaciones, puerta blindada, año de construcción 2011 (ese es el año en que empezaron a construir, o el año en que hicieron la foto, no lo tengo claro). Bueno, leedlo, porque me encanta la descripción.

Imagen

Este la verdad es que no sé si te lo venden y te lo tienes que acabar tú o qué. Bueno, es más o menos como el de arriba, que te dice lo que pudo haber sido y no fue. O a lo mejor te dan los armarios para que te los montes tú. Lo que no dicen es si los obreros van incluidos. Por lo menos que me den un casco o algo.

Imagen

Esta está en un sitio muy tranquilo y bucólico y parece que tiene un camino para llegar. Que no hay que llegar en helicóptero ni nada.

Imagen

Esta es una de esas casas que con solo ver las fotos te entran ganas de comprarla sin ni siquiera ir a verla ¿verdad?

Todavía no he entendido por qué la gente no se esfuerza lo más mínimo en dejar sus casas presentables para poder venderlas.

Imagen

 Esta tiene que ser súper luminosa, con esas ventanas y puertas tapiadas. ¿Tendrán que destapiar una si  alguien les pide verla por dentro? ¿Por eso no tiene fotos del interior? Todo un misterio.

Para entrar a vivir [Especial “¿Quién vive ahí?”]

16 dic

Tenemos una lectora tan fan de esta sección que ha decidido enviar fotos de su home, sweet home para salir en ella. Aunque la verdad que no se lo merece, y si no, juzgad vosotros mismos:

Aquí podemos ver que no ha tirado la basura todavía, pero eso nos da información. Como que por ejemplo, ha recibido una caja por correos. Podemos hacer conjeturas ¿Estará algo de la caja en el resto de bolsas de basura? Como por ejemplo el envasado al vacío de un jamón. Podría ser ¿no?

Y además, la lavadora es Samsung. Marca que adoro.

La verdad es que siempre me han gustado estos minipisos, me parecen súper funcionales y acogedores, sobretodo si vives solo ¿Para qué quieres una casa con mil habitaciones? Y además, no acumulas mierda como si tuvieras mogollón de espacio y sitio donde guardarlo.

En el ordenador hay algo que se parece sospechosamente a Twitter, yo no quiero decir nada. Y las plantas de la ventana le dan un toque ¿eh?

 Aquí tenemos más detalles de la habitación. Me gusta el cuadro del reloj de arena. En la cómoda también vemos una botella de vino semienvuelta para regalo, o quizá semicerrada una vez abierta, eso nunca lo sabremos.

En la cama hay un libro, o sea que es una seguidora lectora. También es ecológica porque veo que usa bolsas de tela. Lo que no sé es qué clase de foto es esa que sale en la alfombrilla del ratón:

Y otro detalle antes de ir a la cocina y el baño:

  ¡¡Una mariposa termómetro!!!!

Lo dicho, vayamos a la cocina:

 Veamos, hay postales en la nevera, una de ellas está enganchada con un imán de Homer Simpson, y también hay algo que parece la carta de un restaurante de sushi a domicilio, pero no pongo mi mano en el fuego porque sea eso. No tengo ni puñetera idea de lo que es eso blanco y rojo que hay encima del banco. Ni de lo que hay encima de la ¿escalerita? Si, creo que es una escalerita.

 Veamos, yo la foto de la izquierda la verdad es que no la entiendo mucho. Será el tema espejo y sus reflejos pero  no sé. Sobretodo eso que he redondeado en la esquina superior derecha. ¿Qué es eso? ¿Un dispensador de pañuelo o toallitas? ¿Al lado de la lámpara del espejo? ¿Eso puede estar a mano de alguna manera??

Y ahora mi pregunta: ¿Por qué la toalla rosa de la derecha está colgada en algo que está enchufado a la luz? ¿Qué es ese algo? ¿Por qué parece un palo debajo de la toalla?

El piso obviamente es nuevo porque aún están puestas las pegatinas de la cisterna y de la mampara.

Última pista sobre Quién vive ahí: Tiene un pelo Pantene.

Creo que no tengo nada más que decir sobre este piso. Algunas cosas de las que he dicho no las podéis comprobar (como lo de la botella de vino, jijiji) pero seguro que os lo creéis porque lo digo yo y punto. ¿A que sí?

Por si acaso cunde el ejemplo, therwis.mail@gmail.com y veremos lo que se puede sacar de vuestras casas!

Para entrar a vivir (volumen 8)

2 nov

¡Más de un mes desde el último volmen! Esto no puede ser. Así que ya toca:

Vamos a empezar fuerte, para que le quede claro a ese que buscaba en el blog si se podían alquilar pisos llenos de mierda, pues se ve que intentarlos lo intentan:

(Vale la pena ampliar esto y fijarse en todo.)

Apartar escaleras del medio de una habitación para hacer fotos está sobrevalorado. Creo que nos ha quedado claro ya.  También puedes tener la típica nevera abierta en tu habitación. Se puede usar como armario. Aunque luego dejes la ropa tirada por el suelo.

En la cocina no hace falta limpiar la grasa que ha ido dejando años y años de cocinar. ¡Si casi no se nota!

Lo único que viene amueblado de este piso es el baño, el polvo incluido. También dejan el gel y el jabón de las manos. Qué expléndidos.

Pero sigamos, sigamos:

Hay quien no se preocupa en absoluto de que su piso salga bien en las fotos, hay quien se cree que en vez de la inmobiliaria viene el Hola! a hacerle un reportaje:

Pero hay algo raro en esta habitación, parece el salón, pero la tele es de cocina / cuarto del niño, y ¡solo uno de los sofás está encarado a ella!

¿Por qué hay cojines en el suelo?  La gente de esta casa debe sentarse en ellos, porque con ese espacio del sofá a la mesilla, pocos deben poder sentarse ahí. A no ser que no tengan piernas.

Y la chimenea se usa para poner flores secas.

Otro salón raro:

¿Quién pone la tele detrás del sofá? Alguien que, o no ve la tele, o no se sienta en el sillón, porque mirad también la distancia de esa mesa.

Por lo menos la tele está enchufada.

Siguiendo con los sofás:

¿Era necesario meter dos en esta habitación? Tampoco debe ser muy cómodo moverse por aquí.

De este sofá me ha hecho gracia los cojines atrapados en la pared y la incapacidad de quitar la sábana protectora ni para hacer la foto.

Y ahora vamos con las cocinas:

Esta es la parte de atrás de los sofás rojos de antes.

¿Esa columna que hace ahí?  ¿Hacer  más difícil el acceso a la zona sofás? Porque otra cosa no le veo, eso no es estructural, es “decorativo”. Bonito no sé. Creo que no.

Tengo la duda de si esto es un salón o una cocina. Tiene un sofá, tiene una mesa de sofá (eso negro con una mancha pegajosa que veis abajo es una mesa, no una alfombra), tiene mesa, tiene tele (de cocina), tiene estanterías, tiene un armario empotrado, una nevera, una lavadora… Tengo dudas.

Y ahora vamos con las fotos innecesarias:

Esta puede ser una foto útil, al fin y al cabo, tenemos un balcón acristalado, y una puerta de cristal que da al balcón. Queda claro.

Pero ahora veréis las otras:

Típica esquina que no puede faltar en ningún álbum de fotos “pisil”.

Un armario y un flash rebotando en él.

¡La puerta de entrada por dentro! (y otro flash)

Casi me olvido de las habitaciones:

Primero nos fijamos en ese “aparato” que hay colgado de la pared. No tengo ni idea de qué es, si alguien puede iluminarme esta noche dormiré más tranquila, gracias.

Lo otro que me hizo gracia (bueno, lo primero en lo que me fijé, vamos) fue en el cuadro colgado en la cabecera de la cama. Literalmente EN  la cabecera de la cama. Se ve que no se podía hacer el agujero más arriba.

Pues hoy no hay baños, que todos los que he visto estaban apañados. ¡Con el filón que son!

Para entrar a vivir [Especial “Como NO vender un piso”]

9 sep

En mi intensa búsqueda de material para este post, el otro día me topé con este maravilloso piso con muchas posibilidades.

Pero no miréis las fotos todavía, os aviso que os va a sorprender, vais a ver la calidez y familiaridad con la que están hechas las fotos, tanta que hasta vais a querer iros a vivir a este maravilloso lugar:

Vamos a empezar con el pasillo de entrada a la finca, que es lo primero que vamos a ver de nuestra nueva casa.  Hombre, pues no es una finca nueva que digamos… Pero si el piso mola se puede pensar….

Según la descripción tiene tres habitaciones muy amplias y luminosas, eso sí, desgraciadamente dicen que está para reformar, pues qué pena, oye:

Esto creo que es la cocina, pero no me hagáis mucho caso, porque no lo especifica.

Y ahora, lo mejor de todo, como hacer fotos del piso de al lado haciendo creer que es el tuyo:

Por que después de lo que hemos visto, no me creo que ese trozo de corral que vemos sea el de esta casa, está demasiado cuidadito.

Bueno, ahora enserio. ¿Alguien iría a ver este piso? Porque no está mal de precio, pero joder, yo por lo menos hubiera pintado las paredes y limpiado los azulejos de la cocina para que quedara un poco apañado. Está claro que es un piso viejo y tal, pero con estas fotos va a ser difícil que alguien se interese por él. Aunque de desesperados está lleno el mundo.

Por cierto….. ¿Dónde estaba aquí el baño???? 

Para entrar a vivir (Especial: los ricos también lloran)

22 ago

Esta mañana me he levantado con ganas de meterme en una hipoteca de 5.000 euros al mes, cosa que puedo pagar desahogadamente, así que he ido a ver los chalés que hay en las webs donde normalmente veo pisos baratos. Y me he horrorizado con las decoraciones que se gastan. Va a ser que los ricos no son tan diferentes a nosotros: (que no se me ofendan los ricos que me leen, que seguro que tienen mejor gusto, ya que se pasan por aquí)

Por lo visto los ricos son los únicos que siguen usando el llamado “galán de noche”, aunque tampoco les importa dejar los pantalones encima de la cama, claro, se los está guardando el perro de peluche.

Atención especial a la ventana ojo de buey.

Aquí tenemos una adivinanza: ¿Dónde está la ventana? Hay una ventana escondida en algún lugar de esta habitación.

Pista: A ver si encuentras la cortina.

Todos los ricos por excelencia tienen que ser aficionados a la caza (y a los sillones de cuero, por lo visto), este señor ha llevado su afición a la pared de su casa.

También se puede ser fallero y llevarse el ninot indultat a casa. Aunque sea un poco grande.

Total, si el piano solo está ahí para poder poner fotos y cuadros y encima.

 Esto no sé si es el comedor, la sala de estar o la terraza, porque no estoy acostumbrada a las habitaciones de las casas que valen más de un millón de euros. Lo que sí sé es que ese techo es raro raro. Igual se quedaron sin dinero y utilizaron las cañas y las hierbas del jardín.

Aquí tenemos la típica estatua que te acecha en el pasillo. No me gustaría vivir en esa casa y volver borracha a casa, seguro que de noche y con los sentidos disminuidos da mucho susto.

De lo que estoy segura es de que en todas las casas decoradas a lo clásico, sean ricas o pobres, hay sillones y muebles que no se pueden tocar. Esta foto es el ejemplo gráfico de ello.

El problema de los cables lo tenemos todos. Y si no, que se lo digan al dueño de este maravilloso despacho / biblioteca. Atención especial (a parte de los cables) a los sillones de invitados a 2 metros de la mesa, hay que aprovechar el espacio.

Aquí viene la parte en que descubrimos que los ricos en realidad son como nosotros pero con otros gustos para decorar, ¿No veis que también tienen escobas para barrer las 7 terrazas de su casa?

Y, efectivamente, tal como todos pensábamos, también ponen lavadoras y tienen sujetadores rosas.

Pues eso, que los ricos también lloran, porque no creo que sea muy fácil vender estas casas de uno o dos millones de euros, por mucha piscina que se gasten.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 301 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: