Tag Archives: museos

Hoy visitamos: Casa-museo Blasco Ibáñez

10 Mar

portada

  • Construida en 1902
  • Incautada por el ayuntamiento franquista después de la Guerra Civil.
  • Reconstruido en los noventa.
  • Inaugurado como museo en 1997

Si hay un escritor valenciano conocido en el mundo entero, ese es Vicente Blasco Ibáñez. Y ya puede serlo, porque el hombre era prolífico, y además se hicieron decenas de adaptaciones de sus obras al cine y televisión.

La playa de la Malvarrosa era el lugar favorito de los valencianos para pasar el verano. La mayoría solo iban a tomar el sol o los baños, pero la gente pudiente se dedicó a construirse chalets a voramar. Porque imagino que antiguamente esa calle daba al mar y no a las diferentes edificaciones que hay ahora y que te tapan toda la bonita vista.

Blasco Ibáñez mandó construir esta casa en 1902 y aquí se supone que fue donde escribió algunas de sus grandes novelas, como Cañas y barro, que una vez intenté leer pero al final no pude. También es verdad que a lo mejor tenía 10 años, pero ese es otro tema. Después lo destrozaron y cuando ya solo quedaban un par de muros, se decidió restaurar, pero estaba tan dañado que en realidad se reconstruyó por completo, aunque la fachada es igual que la que había en un principio, por dentro está adecuado a su uso como museo.

mesa

En realidad, Blasco Ibáñez se pasó mucho tiempo viajando por el mundo y fundando ciudades en Argentina, así que tampoco creo que viviera durante mucho tiempo aquí.

El museo tiene tres plantas, en la baja hay una exposición sobre su vida (y viajes), y hasta los contratos con las productoras que querían adaptar sus obras. También hay un piano en el que pone “No tocar”, pero de repente alguien se puso a tocar (y cantar). En la primera planta están expuestos muchos de sus objetos personales, cuadros, esculturas  y hasta los muebles de su despacho en el diario El Pueblo y en la tercera un centro de investigación.

curiosas

Entre las cosas curiosas que me llamaron la atención, está esta carta donde Vicente le cuenta a su novia María como ha quedado su cara después de afeitarse pero dejarse bigote y la tarjeta de visita de María Blasco del Cacho, su mujer.

También me alucinó ese álbum familiar que hay abierto por la página de las fotos de cuando Blasco Ibáñez volvió a Valencia en 1921 y absolutamente toda la ciudad salió a la calle a recibirlo. Ahí había más gente que en las mascletàs.

También hay un jardín bastante espacioso en la parte de detrás.

Normalmente la entrada cuesta 2€, pero si vas en domingo o festivo (hasta las 15h), es gratuita.

Exposición “Inventant la tradició” en el Museu Valencià d’Etnologia

9 Feb

indumentaria

 

Si os gusta la indumentaria valenciana y la moda y la historia de la moda, tenéis que ir. Hasta el 30 de abril de 2017.

Es que soy súper fan de las exposiciones del museo de Etnología de Valencia, y si no sabéis por qué, solo tenéis que ver la entrada que escribí cuando lo visitamos. 

Vi en su Facebook que estaban preparando esta sobre indumentaria y yo, que no soy fallera, ni tengo idea de todas las piezas que tienes que ponerte encima para vestirte, pero tengo mucha curiosidad, tuve que ir a verlo.

Desde luego me resultó muy interesante, como ha avanzado la moda en esto de los vestidos típicos que se ponía la gente antiguamente, que me parece todo muy romántico, no como la ropa que nos ponemos ahora, que encima dura tres lavados.

16142522_1246913952043685_402562897724580879_n

Fuente: Facebook del Museu Valencià d’etnologia

(Os dejo una foto que he sacado del Facebook del museo, porque después de mucho preguntar, al final me dijeron que no se podían sacar fotos de la exposición.)

La exposición no es muy grande (aunque tiene dos pisos) y se ve enseguida (aunque leas todos los carteles como yo), así que si vais, podéis ver las otras exposiciones temporales y,por supuesto, dar una vuelta por la exposición permanente que vale mucho la pena y además la entrada es gratuita los fines de semana y festivos (y de normal cuesta 2€ y también puedes ver el museo de arqueología que está en el mismo edificio.)

Esta exposición la vimos el mismo día que visitamos El centro del Carmen y además también fuimos a la Iglesia de San Nicolás. Un día completito. Pero de la Iglesia de San Nicolás hablaremos próximamente, con anécdota de gente que no tiene respeto por los demás incluida.

 

Hoy visitamos: Museo Centro del Carmen (Valencia)

13 Ene

portada

  • Antiguo convento
  • Calle del museo (donde estas cosas curiosas)
  • Almacén del Tesoro artístico nacional durante la Guerra Civil.
  • Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1983.
  • Desde 1839 siendo museo.

La de veces que había pasado por delante de este museo y nunca había entrado hasta ahora.

tapas2

En realidad este día iba a ver la exposición de indumentaria del museo de Etnología, pero pasé por delante del Centro del Carmen y esto es lo que pasó.

Era festivo y los domingos y festivos la entrada es gratuita, los demás días cuesta 2€. Hay varias salas con exposiciones temporales. Aquel día estaba, entre otras, esta de las tapas (Tapas spanish design for food)  que ya estáis viendo en la foto anterior.

churros

Esta exposición es curiosísima, está hasta el 22 de enero y si vais a verla seguro que os sorprenderá. A mí lo que más me gustó fue esta lámpara hecha de churros, ¿no es lo más?

Pero lo que me encantó fue el edificio. Como decía antes, es un antiguo convento carmelita que funciona desde hace muchos años como museo y también ha sido academia de Bellas artes, de hecho, este museo es dependiente del Museo de Bellas artes San Pío V.

varios-centro

 

Tiene dos claustros, uno gótico y otro renacentista, y en el gótico puede que os sorprenda encontrar el sarcófago de Vicente Blasco Ibáñez (realizado por Mariano Benlliure).

Es museo desde el siglo XIX (después de la desamortización), pero después de la Guerra Civil se pasaron todas las obras de arte al actual museo de Bellas artes y  este edificio cayó en el olvido, hasta fue acondicionado como sala de exposiciones.

Desde luego, buscando información para esta entrada me he dado cuenta de que hay un montón de detalles interesantes en este edificio que me he perdido, así que voy a tener que volver.

Hoy visitamos: Museo de ciencias naturales de Valencia

16 May

Dentro del jardín de Viveros se encuentra el Museo de Ciencias Naturales de Valencia. El fin de semana pasado se terminaba la feria del libro y ya que estaba allí entré al museo.

La entrada es gratuita los domingos y festivos, el resto de días, cuesta 2€. Lo malo de ir un domingo durante la feria del libro es que está lleno de gente. A mí no me gusta ir a museos que están llenos de gente. Me gusta estar tranquilamente mirando huesecitos y conchas y piedras con forma de hoja sin que haya niños gritando y corriendo a mi alrededor. 

El museo está bien aunque creo que no pasaría nada si las pantallas donde supuestamente se ven vídeos funcionaran. Está lleno de fósiles (lógicamente) y también hay algunas estancias decoradas, como el estudio de Santiago Ramón y Cajal.

mesaEsta no era de Ramón y Cajal, era de otra persona que ahora no recuerdo. Lo que me hizo gracia fue lo de las redes colgando de la espalda de la silla. Seguro que estaba así mientras estudiaba.

Pero claro, lo que más mola son los “dinosaurios”:

dinosaurios

Lo he puesto entre comillas porque no soy una entendida en la materia y no sé si la estoy liando. El primero es el esqueleto de un dientes de sable. Y había un montón de esqueletos de animales que a mí me recordaban a armadillos pero gigantes. También había uno humano, como no. (Un esqueleto, no un armadillo humano.)

Eso sí, hay que estar atento por donde pisas, porque puedes estar pisando fósiles:

fosiles

Menos mal que están señalizados.

Me acabo de proponer visitar todos los museos de Valencia (seguramente el museo taurino no), aunque todavía me quedan muchos por ver:

museos vistos mayo 2013

Algunos, la verdad, que no me apetece mucho verlos, como el de la informática o el ya mencionado museo taurino, pero en fin, si son gratis iré, que nunca se sabe, acordaos la sorpresa que me llevé cuando fui al de Etnología y era genial.

Si no habéis leído mis entradas sobre museos, aquí están.

Nos vamos de viaje: Bocairent

21 Mar

bocairent

Ya os hablé de Bocairent en este post de aquí (y de regalo de Banyeres de Mariola), pero me había dejado tantas cosas por ver que he vuelto.

Para quien no lo sepa, Bocairent es un pueblo al sur de la provincia de Valencia (que no la Comunidad), en la Comarca de la Vall d’Albaida, en plena Serra de Mariola.

Lo primero que tengo que decir es que me encanta que lo tengan todo tan bien montado y señalizado, lo malo es que hay que pagar para entrar en todos los sitios, ya podían tener algo gratis. Y tampoco busquéis horarios y precios en la web porque no están, si quieres planificar tu visita tienes que enviar un mail a la tourist info para que te envíen los horarios.

bocairent foto

Bocairent no es un pueblo excesivamente grande, tiene un barrio medieval por el que mola perderse caminando por la callecitas (y encontrando gatos cada dos por tres). A veces me recordaba un poco a Albarracín. Hay diez millones de ermitas diseminadas por el pueblo y alrededores, aunque todas están cerradas (supongo que las abrirán de vez en cuando). También muy interesante es un conjunto de casas medievales (bueno, en realidad son agujeros en roca, como casi todo en este pueblo) que nos encontramos mientras paseábamos por el barrio. Por cierto, la entrada a las casas medievales es gratuita, menos mal.

El primer monumento que visité fue la Iglesia parroquial. La entrada normal con subida al campanario cuesta 1.5€, la visita guiada por la iglesia y el museo parroquial 3€ y el bono de visita guiada por la iglesia, más el museo parroquial, la subida al campanario y la entrada al Monasterio rupestre, 4€.

A mí al final me convencieron y compré el bono, más que nada porque quería ir al Monasterio y por 50 céntimos más pues vi el museo parroquial. La verdad es que los museos parroquiales no me maravillan, son un compendio de ropa bordada con hilos de oro, cálices y cuadros religiosos que la verdad es que no me van mucho pero bueno, como todo era guiado…

De la iglesia no tengo fotos porque no me dejaron hacerlas. Me dijo el hombre que había gente muy lista y que era mejor no hacer fotos en el museo, no sé por qué la verdad. Si tienen miedo de que alguien se entere de los cuadros que tienen y vayan a robarlos, que no los pongan como portada del folleto ¿no?

Duración de la visita completa: 50 minutos.

covetes

De entrar en les Covetes dels moros me quedé con ganas en mi primera visita, así que esta vez no podía faltar.

Se trata de un sistema de cuevas y agujeros excavados en la pared de una montaña. Si os fijáis en la primera foto se ven una especie de agujeros/ventanitas en la montaña, pues las cuevas están dentro. Si alguien llega a este post buscando información sobre la visita tiene que saber que no dejan entrar mochilas ni chaquetas, así que id lo más ligeros posible (cámaras de fotos sí), más que nada porque hay que pasar por agujeros estrechos y arrastrarse por el suelo y todo eso molesta.

Así que mejor llevar zapatillas de montaña (para llegar hay que subir por un sendero) y ropa que no te importe que se rompa. Yo hasta incluso llevaría rodilleras, las heridas que tengo en las rodillas lo atestiguan. Y si alguien tiene claustrofobia mejor que no entre, casi no hay ninguna cueva en la que se pueda estar de pie.

La experiencia fue una mezcla entre pasármelo bien y pasarlo mal. Me temblaban las piernas, estaba preocupada por si nos perdíamos (eso es casi un laberinto) y no encontrábamos la salida, y también por si le daba un golpe a la cámara y me la cargaba. Hubo un momento en que entré en una de las cuevas y había que salir de ella por un agujero muy muy próximo a la “ventana” correspondiente, que precisamente era muy grande y pensaba que me iba a resbalar y caer por la ventana montaña abajo. Pero si volviera, volvería a entrar, sin cámara y con ropa de montaña, claro.

Duración de la visita: 45 minutos.

Después de les Covetes, entramos en la Cava de Sant Blai. Yo creo que no vale la pena pagar 1.5€ para entrar ahí. La cava es un antiguo depósito de nieve, es un agujero gigantesco al que puedes entrar, subir por una escalera hasta el techo y volver a bajar para salir.

monasterio

Otra visita interesante es el Monasterio Rupestre. Se trata de un monasterio del siglo XVI excavado en roca (como no). La entrada cuesta 2€  y es una visita guiada. El guía nos explicó como convencieron a unas seis monjitas en el siglo XVI para que fueran a vivir a una cueva y te enseñan la antigua entrada al monasterio, que es una cueva donde tenían un pesebre. Luego entramos a lo que se puede visitar del edificio, que básicamente son un par de agujeros en la roca. Es que yo alucino, todo está excavado, pero en el monasterio es una pasada, el techo de capilla (primera foto) ¡es recto! Totalmente recto, y eso lo hicieron a base de pico y pala hace un montón de siglos. En la segunda foto se ve el antiguo comedor y dormitorio, eso ya es un poco más burdo y hay una humedad impresionante. Ahora las monjitas (solo queda una) viven en una casa como Dios manda. Ah, se me ha olvidado decir que esto es un CONVENTO DE CLAUSURA. O sea, que esta gente vivía encerrada ahí dentro haciendo dulces.

Luego, durante la Guerra Civil el Monasterio se convirtió en la Casa del pueblo y hay “graffitis” de la época (en la tercera foto se ve algo).

Duración de la visita: 45 minutos.

Otra cosa que me sorprendió mucho es la cantidad de gatos que hay por la calle:

gatos

Bueno, gatos y otros animales, hasta una oveja.

El museo de la Prehistoria y el Museo Etnológico de Valencia

7 Feb

Al museo de Prehistoria recordaba haber ido cuando era pequeña (muy pequeña) y realmente me esperaba ver lo que había visto en aquella visita (aunque solo me acordaba de una vitrina y una casa circular romana), pero lo han renovado y lo han dejado muy bien.

En la planta baja había una exposición sobre el cine de la prehistoria (películas basadas en épocas prehistóricas, no sé por qué aclaro esto, si nadie es tan tonto de pensar que en la prehistoria hacían cine) y me hizo gracia porque estaba el póster, algunas fotos y el libro del Clan del oso cavernario.

clan

En las plantas superiores está el museo de Prehistoria, en todos los museos de este tipo hay miles de huesecitos, hachas, puntas de lanza, piedras, etc etc. Y conforme avanzas pues van apareciendo los objetos de cerámica y hasta collares y anillos. Pero lo más interesante del lugar es el Guerrero de Moixent. Es una pequeña (muy pequeña) figurita de bronce encontrado en un yacimiento de Moixent (La Bastida de les Alcusses)  en 1931:

guerrero

Mide 7.5 centímetros

Eso sí, los guardas de seguridad a parte de aburrirse, te miran como si fueras a robar un ánfora romana gigantesca o algo, no te quieren dejar solo en las salas.

He flipado con el Museo de Etnología. Me ha sorprendido para bien. A veces es demasiado moderno pero es el mejor museo de etnologia que he visto en mi vida (aún tengo pesadillas con uno que vi en Francia en un intercambio escolar y que ahora no encuentro)

Empecé la visita al revés, porque en cuanto acabas de pasar por todas las salas del museo de Prehistoria entras en las de Etnología, pero no  pasa nada, porque está preparado para eso.  Y lo primero que vi fue esta sala:

techo

Sé que os va a costar un poco ubicar las fotos, así que os explico que eso que veis es el techo de la sala, del que cuelgan mil cosas. Un fuelle más grande que yo, un pie de máquina de coser, una señal de peligro de incendio, sacos, aperos de animales, botas, etc, una barbaridad de cosas. Y abajo hay unas vitrinas con más cosas y vestidos varios.

etnologia

Hay muchos objetos de épocas antiguas (y no tan antiguas) y algunas pantallas con vídeos de gente mayor hablando de lo que hacían en su juventud y donde trabajan y cosas varias. A veces es tan moderno que da hasta miedo. Pero lo que más mola son las “reproducciones” de sitios, un taller con un telar, una habitación (con puertas y todo), un bar (donde se supone que puedes buscar información), vas pasando de estancia en estancia y cada una es más sorprendente que la anterior (yo incluso me asusté en un par de ocasiones).

No os voy a poner más fotos porque quiero que lo veáis y os sorprendáis. Así que si sois de por aquí o alguna vez venís a Valencia que ni se os ocurra no pasar por el museo de Etnología. La entrada es gratuita y está en la calle Corona nº 36 en el edificio de la Beneficiencia (el de Prehistoria también está ahí)

De excursión: Centro arqueológico l’Almoina (Valencia)

24 Ene

Hoy nos vamos de visita al Centro arqueológico l’Almoina en Valencia (como ya habréis adivinado por el título).

Hace unos años este yacimiento histórico estaba rodeado de una valla metálica y escondido por la Catedral y la Basílica. Te asomabas y veías columnas romanas rodeadas de hierba y basura. Menos mal que a alguien se le ocurrió arreglarlo y hacerlo visitable.

No están permitidas las fotos de ningún tipo así que no puedo ilustrar mucho el post. Por fuera es así:

almoina

Sí, se me ha quemado un poco el fondo. Y sí, el museo está bajo de esa piscina. ¿Por qué no ponerle una piscina encima? Pues eso.

Y por dentro hay un montón de restos de edificios romanos, visigodos e islámicos encontrados en la zona. El museo es subterráneo, me impresiona que el nivel de la calle haya subido tantísimo (y eso que los restos más antiguos tienen 1900 años más o menos) Hay proyecciones audiovisuales (la mitad no van), todo tiene carteles para que sepas lo que estás viendo y también maquetas reconstruyendo los edificios que allí se encontraban. Incluso hay algunos restos humanos.

El sitio se llama l’Almoina porque el último edificio conocido estaba dedicado a ofrecer ayuda a los más necesitados de la ciudad. (Vamos, que “almoina” significa “limosna”.)

Tienes que ir siguiendo una pasarela que a veces es de cristal y da mucho vértigo y mal rollo. Sobretodo cuando hay restos humanos debajo del cristal.

Tardé más o menos una hora o un poco más en hacer toda la visita, aunque si vas rápido cuesta menos, claro, porque a mí me gusta disfrutar de estas cosas. En la web dicen que hay visitas guiadas, pero será entre semana porque los domingos el guía no va. Me hubiera encantado hacer la visita guiada pero qué se le va a hacer.

Entre semana la entrada cuesta 2€ y los fines de semana es gratis. (Hay que aprovechar la cultura gratis antes de que se acabe), los domingos solo abre hasta las 15.00h.

Hay unos baños romanos, un foro romano, muchas piezas de cerámica (lógico), restos de una iglesia visigoda etc etc.

Lo malo es que, a pesar de estar muy bien montado, la mitad de las pantallas de vídeo no funcionaban y claro, no mola, te pierdes cosas. Y como están todos los restos muy mezclados a veces no te enteras de nada, pero es lo que tiene que siempre estemos construyendo encima de otras edificaciones más antiguas.

Me ha resultado muy interesante la verdad, porque aunque no sé mucho de historia me gusta bastante ver como han cambiado las cosas (aunque a veces no tanto). Recomiendo la visita tanto si pasas por Valencia como si eres de Valencia, porque también se pueden hacer excursiones a tu propia ciudad. Nadie te pone una multa por conocerla.

Los museos de Segorbe

1 Jun

Para empezar, comentaré el chasco que me llevé cuando supe que solo abrían por la mañana. Entresemana solo abre por la tarde el museo del aceite y el centro de interpretación de la entrada de toros y caballos (una fiesta bastante conocida del pueblo). Los fines de semana se les une el Museo Arqueológico y Antropológico (que fue el único que no vi y me quedé con las ganas) y ya está. Los demás o los planificas bien o no los ves todos.

Las torres abren hora y media, de once a doce y media.

La catedral de once a una y media.

Las criptas de doce y media a dos. Porque es la misma mujer que está en las torres y no puede estar en dos sitios a la vez.

El arqueológico también cierra a las dos, pero ese lo puedes ver por la tarde, que encima es el único que es gratuito. En la oficina de turismo tienen un vale “La llave de Segorbe” que por seis euros puedes verlos todos. Yo no la compré porque al del aceite entraba gratis y me gasté 7 euros.

Torres:

Todo el patrimonio cultural del pueblo está siendo recuperado de un tiempo a esta parte porque la gente se había empeñado en construir sus casas pegadas a murallas, torres, criptas, acueductos, catedrales, iglesias etc, así que el ayuntamiento (o el que esté poniendo la pasta para esto) se está dedicando a comprar las casas circundantes y dejar a la vista (y visitables) las construcciones.

Había 12 torres en la ciudad pero ahora solo quedan dos. La torre de la cárcel, donde estaba la cárcel (eso no os lo imaginabais ¿eh?), Lo que mola es asomarse a la mazmorra y ver la ambientación virtual, da un poco de mal rollo ver un preso ahí hablando. Luego se puede subir a los dos pisos superiores y salir a la terraza, donde se ve todo el casco antiguo y tiene paneles explicativos de las principales construcciones.

Después por el paseo de ronda (entre dos casas) se puede pasar a la torre del verdugo que dicen que vivía el verdugo pero es altamente improbable porque están abiertas por detrás y es imposible que ahí pudiera vivir alguien. Por medio pasaba el acueducto y el agua iba por el suelo de la primera planta (por lo visto). También se puede subir a la terraza (esta torre es un poco más pequeña que la otra), Luego de vuelta y para fuera.

Entrada: 2€

CATEDRAL Y MUSEO CATEDRALICIO

En 2001 pasó por Segorbe La luz de las imágenes que restauraron mucho patrimonio de la catedral (hasta donde yo tengo entendido, concatedral junto con la de Castellón de la Plana), han montado el claustro de manera que en las capillas se ven obras de arte y luego se puede subir a la parte de arriba del claustro a ver más cosas. Después de pasa por el interior de la catedral.

En el claustro alto hay muchas cosas que han ido recogiendo de lugares donde han ido de misioneros. Me hace gracia ver dioses paganos y me encantó este belén:

También estaban estos sofás que no sé de donde los abrían sacado pero no me siento ahí ni aunque me paguen un millón de euros. Bueno, por un millón de euros sí.

La Catedral por dentro me parece que no tiene nada de especial. O será que a mí me sacas del Románico y del Gótico y ya no me gusta nada.  Ay, si no la hubieran rehabilitado en el siglo 18…

Seguro que dentro de 500 o 600 años es súper modernista.

Lo que me hace gracia que un pueblo tan pequeño tenga Catedral, (como Albarracín)

Entrada: 3€

CRIPTAS DE LA CATEDRAL

Esta ha sido la gran decepción de los museos de Segorbe. Más que nada porque de criptas tienen la estructura, todo lo que había dentro ya no está. Se ve que lo sacaron durante los saqueos de la guerra civil pero a saber. Pues un buen día tiraron un par de casas que se las habían tragado y se encontraron la puerta de entrada. Hay cuatro “estancias”, una detrás de otra, en la del final ponen un audiovisual sobre la visión de la muerte en la Edad Media, en la de el medio han puesto un par de cartones que representan el altar y los sepulcros que había en las paredes, en la segunda hay un audiovisual en el agujero del osario, algo sobre la danza de la muerte y no se qué, aunque yo solo vi fotos sin sentido, y en el primero solo está el osario aunque tapado y vacío. Aquí solo enterraban a los importantes de la Iglesia y a la familia que más pasta tenía del pueblo, que se creía que por estar enterrada debajo de su capilla se ganaban el cielo y ahora ya ni están ahí ni nada. Pobres.

Entrada: 2€ Pero casi que no vale la pena.

MUSEO DEL ACEITE

Pues como estaba alojada en la casa rural que tienen los dueños del museo justo encima, me dejaron entrar gratis (que no está mal, porque si no, seguramente no hubiera entrado). El Señor Templao (que es el que se encargaba del museo) no podía para de decirle a todo el mundo que el museo es primer premio nacional de no se qué (porque de qué era no lo decía, así que no lo sé)

Veamos, primero hay una jarra rota gigantesca a la que tienes que entrar para ver un vídeo animado sobre la historia del aceite. Está muy chula la idea de la jarra, la verdad, me sorprendió. Luego pasas a otra estancia donde ves las diferentes máquinas que se usaban para aplastar las olivas y sacar el jugo. Entonces vino el señor Templao a explicárnoslo porque por las cámaras nos vio un poco perdidos y nos iluminó con su sabiduría. En serio, muy curioso lo que nos dijo.

Después hay otra estancia donde estaban las jarras donde se guardaba. Y luego hay que subir a la planta superior a ver unas pantallas intereactivas y una pared por donde cae aceite y que mola una barbaridad. No sé si será un vídeo o será de verdad, pero me quedé empanada viendo cómo caía el tema. Y entonces pasas a la tienda gourmet. Tienen muchas cosas de fabricación propia y otras que no, pero tienen buena pinta: mermeladas, aceites (obviamente),  paté, embutido de la zona, productos de belleza con la fórmula ideada por la gerente que es farmacéutica, cestas de regalo con un poco de todo y artesanía de la región como bastones.

Entrada normal: 2€

Me faltaron por ver el centro de interpretación de la entrada de toros y caballos que, para ser sincera, no me interesaba lo más mínimo así que no lo vi y punto. Y el museo arqueológico y etnológico que me hacía mucha más gracia, abría también por la tarde los fines de semana y era el único que era gratuito pero no dio tiempo y lo tuve que abandonar.  Este es:

Está al lado del acueducto  y la torre del verdugo, y si hubiera estado abierto en ese momento en que pasé por ahí hubiera entrado sin dudarlo.

Así que esta vez me gustaría quejarme del exiguo horario de apertura de los museos y que se restrinja a la mañana y, por supuesto, que en todos te cobren entrada hasta cuando lo de dentro sea dos vídeos y unos cartones como en las criptas.

Otros posts:

Hoy visitamos: Las exposiciones temporales del Museo Príncipe Felipe

4 Sep

El que puso los nombres de las instalaciones de la Ciudad de las Artes y las Ciencias era un monárquico de tomo y lomo, entre el museo Príncipe Felipe y el Palau de les Arts Reina Sofía (la ópera, vamos).

El otro día, aprovechando unos descuentillos, (gracias tarjeta de socio Fnac, que me descuentas un euro aquí y en el cine) nos fuimos para allá con la intención de ver la exposición del Valencia CF.

Lo de “Ciencia” lo ponen porque el museo este es muy científico y todas las exposiciones temporales tienen que sacarles algo por ahí.

Porque en realidad sobre ciencia había una parte en la que podías ver a qué velocidad chutabas un balón, la típica portería con números para ver si tenías puntería, una báscula, un medidor de altura, una especie de rayos X para que vieras tus huesos y músculos…

Así que puedes gastarte los 7.70 € que vale la entrada (6.95€ para mí, un gran descuento, eh?) para poder pesarte, medirte, saber tu peso ideal y esas cosillas.

Al caso, la exposición del Valencia, a parte de camisetas, cromos y copas actuales  y antiguas, había otras cosas que me interesaron más como las recreaciones de sitios como el Bar Torino, donde se fundó el Valencia y  un vestuario de los años 40:

También súper molona la máquina de coser balones:

También pudimos ver una colección de futbolines a cada cual con forma más rara, un montón de fotos, dibujos, vídeos y curiosidades antiguas  como fichas deportivas, entradas, pases, botas, carteles, anuncios y algunos juegos y actividades.

Por cierto, sí, las copas están grabadas en comic sans:

Esa en concreto se la dejaron a Sergio Ramos, porque está un poco hecha polvo.

Al lado de la exposición del Valencia CF también está la de los Superhéroes de Marvel, que de temporal ya casi tiene poco, porque la llevan anunciando desde hace como dos años y aún está ahí:

Bueno, de algunos superhéroes, mejor dicho:

Ahí estaba Spiderman colgando del techo. Esta exposición me pareció un poco “quiero y no puedo”, tenía actividades pero la mayoría o eran súper cutres (como atar los cordones de unos zapatos con unas pinzas) o no funcionaban. Lo que sí iba era lo de pintarte la cara. ¡Menos mal! Las estatuas súper cutres, sobretodo la de Tormenta (que no le hice foto de lo cutre que era)

También había una sobre el espacio, pero esa no me dio tiempo de verla. Por eso os aconsejo que si vais al museo Príncipe Felipe (a parte de consultar precios para poder acceder a los otros edificios), os paséis más de dos horas ahí. El tiempo estimado es de 3, ya os digo que yo con dos me quedé sin ver la del espacio y la exposición permanente.

La entrada de 7.70€ solo te da “permiso” para entrar al Museo, para ir a ver el Oceanogràfic ya hay que pagar un poquito más.

Si estás por Valencia este mes de septiembre, aprovecha que en el Bioparc tienen las entradas a precio de niño todo el mes, siguen siendo una pasta (16€) pero te ahorras 5.50€ de la entrada de adulto. ¡Y puedes ver animalitos!

A %d blogueros les gusta esto: