Archive | tonterías mías RSS feed for this section

Los clientes de la semana

24 Feb

clientes

Vamos  a por la primera entrada sobre clientes de las dos que voy a hacer este año. Porque siempre acaban siendo dos.

Hoy os traigo un montón de situaciones pero todas cortas, son sketches de los clientes de la semana:

-Soy amigo de Anselma (la jefa) y quiero que me digas cuánto me cuesta este producto con el descuento que ella me va a hacer.


-Me voy a llevar esto para que se lo pruebe mi hija y ahora vengo y te lo pago o te lo devuelvo.

-Si el producto sale de la tienda tiene que estar pagado, no puedo dejarle nada a nadie.

-Pero si soy muy amiga de Anselma (otra vez), le voy a decir que no me lo has dejado.

Y luego resulta que la Anselma no conoce de nada a la señora, o a lo mejor la conoce de vista porque la ha visto en algún sitio o a saber.


-Dame uno de estos.

-Van en paquete de varios.

-Pero yo solo necesito uno. Pues dame uno que tengas que no te sirva.

-No tengo ninguno que no me sirva.

-¿Pero por uno también me lo vas a cobrar?

Pues ves al concesionario y le pides un coche y le preguntas lo mismo.


-A ver si tienes por ahí uno de estos que vayáis a retirar y me lo das.

Desde luego que la gente se piensa que cuando hay cambio de temporada o simplemente se quita una cosa del escaparate, la vamos a tirar a la basura (o a quemar en la incineradora del sótano) y podemos dárselo tan alegremente. Y encima nos hacen un favor.


-¿Y qué se llevó el otro día mi hija?

-No lo sé. Por aquí pasa mucha gente.

-Sí mujer, mi hija vino el otro día y se llevó una cosa, pero no sé el qué. ¿No sabes quién te digo? ¿Que venía con una niña pequeña?– Pues será que no entran niños aquí (y lo destrozan todo) al cabo del día.

Pues se puso como una fiera casi, total porque yo no sabía quien era su hija. Y era la primera vez en la vida que veía a esta señora (seguramente)

-Yo es que no me acuerdo de las caras de las personas, porque ya le digo que atiendo a varias a lo largo del día.

-¿Pero tampoco sabes quien soy yo?

-No, señora.

A lo mejor hasta era famosa “en la contornà” y yo sin saberlo (y ofendiéndola por no saberlo.)

Total, que al final no supe quien era ella, ni su hija, ni su nieta y la señora ya no volvió más. Al menos no me puso una hoja de reclamaciones.


-Nena dame una bolsa.– Ni que decir tiene que no había comprado nada, solo había entrado a la tienda a pedir una bolsa.

-¿Una bolsa?

-Sí, es que me han dado eso – señalando hacia la puerta a algo que yo no veía- y es muy incómodo de llevar, así que a ver si me puedes dar un par de bolsas para meterlo. Claro, he venido aquí a pedirlo porque tengo confianza, porque si no, no hubiera entrado.

Otra que me hace el favor de llevarse un par de bolsas que me sobran. Lo de “tener confianza” es otro tema.

Y no os penséis que es la única:

-Mira es que yo estaba buscando una bolsa transparente para meter una cosa que he hecho y en los chinos no hay.

¿Y qué te hace pensar que aquí sí que hay? ¿Esto es una ONG de bolsas y yo no me he enterado?

-Pero aquí no vendemos bolsas transparentes.

-¿Y no tienes por ahí alguna que vayas a retirar que no te sirva?

Como veía que a esta no me la quitaba de encima para poder atender a otra persona, al final le dí unas bolsas que casualmente tenía bajo del mostrador de una cosa que había estado reponiendo y aún estuvo a punto de sacarle pegas.


-¿Esta es la más barata que tienes?

-Sí, esta vale 2€

-¿Y cuál es el precio?

-2€

(Me ha recordado a la que me preguntaba veinte veces si todo valía lo mismo)


-Hazme precio de clienta, que no quería gastarme dinero.

Pues si no querías gastarte dinero, no haber salido a comprar. Y el precio de clienta es el que pone en la etiqueta ¿no?


Abren una tienda nueva en el local de al lado, pasan unas señoras y dicen:

-Demasiadas cosas han puesto aquí.

Porque a lo mejor prefieren que el centro comercial esté vacío y así ellas pueden pasear con todas las tiendas cerradas.

Y hasta aquí hemos llegado hoy. ¿Cuál ha sido vuestro favorito? A mí los que más me gustan son siempre los que me preguntan algo que acabo de decir.

El compendio del viernes

3 Feb

compendio banner

Del viernes trimestral.

  • Donación de sangre

Esto en realidad pasó antes de navidad, fui a donar sangre (porque me habían dicho en el mensaje del horario de donaciones que iban a dar chocolate) y efectivamente me dieron chocolate. El caso es que hace un par de años dijeron lo mismo y cuando yo llegué ya no quedaría porque me dieron un boli. Pero no pasa nada, porque lo importante es que mi sangre salva la vida de tres personas (o eso ponen siempre en las cartas que me envían), y que de todas formas, siempre hay merienda al final.

chocolates-donante

Además, que esta vez (sería porque era casi Navidad), me dejaron donar sin problemas y además me tuve que beber dos refrescos. Aunque yo solo estaba pensando en todo el azúcar que me estaba metiendo en el cuerpo.

  •  La feria de Sant Sebastià de Silla

silla

Este año hemos cambiado Llombai por Silla. Aunque en realidad no, porque aunque al principio coincidían en fechas, después del temporal cada una se ha aplazado a un fin de semana diferente. (La de Llombai es del 11 al 13 de febrero)

cartell-fira-de-sant-sebastia-2017-de-fernando-martin

También ponía en el cartel que habría agricultura ecológica pero no vi verdura por ningún sitio. Como lo tuvieron que cambiar de fecha y precisamente coincidía con el mercado de agricultores de valencia pues igual estaban en la plaza del ayuntamiento en vez de aquí. No lo sabemos.

Por no variar con el tema del compendio de hoy, tengo que confesar que vine aquí a comprar chocolate en Comes:

chocolate-comes

Dos bollets, el de canela y el original y una tableta de chocolate con orxata que está muy bueno. Y además no tiene aceite de palma.

La feria era bastante grande y aunque no hubiera mercado ecológico, había feria comercial con muchos puestos de embutidos y queso que es lo que se compra siempre en estos sitios, y otros comercios del pueblo.

También estaba el mercado medieval que no puede faltar nunca y la zona de parrilla y tés marroquíes, los puestos de pulseras con nombres, flores de madera con frases y tu nombre en un grano de arroz. (Esto ultimo no lo vi, pero seguro que estaba.)

Y mucha gente vestida de domingo porque en realidad iban a misa. 

Ahora para finalizar, os dejo una foto del último jersey que he tejido:

tejido

No tengo foto de como ha quedado al final, pero ya os digo que muy bien.

El año que posteé peligrosamente (versión 2016)

31 Dic

¡Se acaba el año y aquí llega el resumen más esperado! (Para mí)

Entradas más vistas del año (publicadas en 2016):

Este año no han sido los propósitos una de las más vistas 😦

 

Lo más buscado este año:

Cosas guays que han pasado en 2016

  • Batimos el récord de visitas en un día gracias a El secreto de Adam.
  • Renové el dni, el pasaporte y hasta el carnet de conducir.
  • Monté un sofá del Ikea yo sola (tardé dos días)
  • Construí una Tardis
  • Pinté una percha
  • Nuevos bordados ‘frikis’: Enjoltaire y el  Zorrito con jersey. (A dos por año no voy a acabar la pared en la vida.)
  • El carlino de Kingsman

manta 5 abril

  • Que, por supuesto, no he acabado.
  • Por fin leí El cuento de la criada.
  • The magicians, lo mejor que ha pasado este año.
  • La única lectura conjunta del año: Crepúsculo reimaginado.
  • ¡Fui a otro musical! Sister act.
  • Empecé a buscar geocachés, pero no los encontraba.
  • Me volví a hacer cuenta en Pottermore y me sortearon en Ravenclaw. 
  • Por supuesto que borré la cuenta.
  • Y a la siguiente el sombrero seleccionador me puso donde pertenezco: Hufflepuff.

Las series que ya no están con nosotros:

 

series-2016

¡Sólo 19! ¡Cada año me quitan menos! Y encima la mayoría no han tenido ni segunda temporada, vamos que no me ha dado tiempo ni de encariñarme con ellas.

Aunque bueno, hay que tener en cuenta que dentro de nada se acaban Bones, The vampire diaries, Teen Wolf, Broadchurch, Switched at birth… Y, ahora que lo pienso, también habían cancelado Hora de aventuras, aunque he leído que van a hacer una miniserie sobre el tema de los humanos.

¡Nos vemos el año que viene! ¡Sigue leyendo!

El compendio del viernes

23 Dic

compendio grande

Aquí llega el que imagino que será el último compendio del viernes del año.

Resulta que hasta ayer yo seguía aferrada a la versión antigua de WordPress (no me preguntéis como, pero tenía un link) y ahora ya no me dejan. Así que aquí estoy escribiendo mi primera entrada con el nuevo escritorio y pfff. No me gusta nada. Y lo peor son las estadísticas, que encima me han quitado el récord de visitas que batimos este año para volverme a poner el antiguo. Yo así no puedo. 2016, esto es culpa tuya también.

Estoy ya preparando las entradas navideñas y me he venido arriba con los propósitos. He decidido acabar la temporada de Ripper Street, que además creo que es la última, ¡antes de fin de año! Para empezar 2017 sin series sin acabar.

En realidad lo de los propósitos de 2017 me está costando mucho porque total, no voy a volver a pensar en ellos hasta finales de año, cuando toque volver a hacer entradas navideñas y así es imposible cumplirlos.

  • El vaso de True Blood

El otro día fui a una mega tienda regentada por asiáticos que hace un tiempo han abierto en un centro comercial. No había entrado nunca y lo que más me dejó alucinando es que tuviera parque de bolas para niños. 

Y cuando por fin me había recuperado de la idea del parque de bolas dentro de la tienda va y descubro una isla donde vi merchandising de Dexter. Pero eso no es todo. Lo más fuerte es esto:

vaso-bon-temps

Y yo pensé ¡pero cómo no voy yo a llevarme un vaso de recuerdo de Bon Temps a casa! ¡Si vale 2.50€! Y ya sabéis lo que ha pasado. Pero a parte de esto os voy a contar otra cosa graciosa sobre este vaso:

vaso-bon-temps-2

Sí, es lo que estáis pensando. Bueno, no sé exactamente lo que estáis pensando, pero debajo de ese punto negro está el logo amarillo de una tienda muy conocida del sector del ocio  y la tecnología. 

¿Alguien ha visto “El liquidador” en la tele? Ese programa de un hombre súper intenso que compra cosas que otros no quieren, y luego las vende en su tienda o directamente a vendedores más pringaos. Pues que no haya por ahí un liquidador asiático comprando los restos de stock de merchandising de series viejas.

  • El amigo invisible de los huevos

Sí amigos, como ya sabéis es Navidad y como ya sabéis también viene mi momento menos favorito del año: el amigo invisible de los huevos. ¿Pero por qué la gente se sigue empeñando? Bueno en realidad sí lo sé. Hay alguien en mi familia que sabe que odio esto y todos los años hace que sigamos “porque Therwis quiere hacer el amigo invisible”. Os juro que eso es lo que pasó el año pasado.

Pues es viernes 23 de diciembre y no es una inocentada (porque no es 28) si os digo que todavía no he comprado el regalo. Lo que he hecho en vez de eso es comprarme estos pendientes:

pendientes

Seguro que el triángulo como pendiente tiene una connotación negativa en alguna cultura del mundo pero en fin, eran bonitos y había tres colores diferentes en el paquete y aquí estoy yo con mis pendientes triángulo nuevos (de Bijou Brigitte)

Volviendo a hablar de WordPress ¿veis las letras de las entradas muy pequeñas o soy yo? ¿Voy a tener que buscar cómo se hacen más grandes para que no os quedéis ciegos?

El compendio del viernes

18 Nov

compendio banner

¿Os acordáis cuando empezó el año e hice dos compendios seguidos? Pues creo que no he vuelto a hacer uno hasta hoy.

Pues el pasado fin de semana hice varias cosas y de repente se me ocurrió hacer un compendio. ¡Si hasta hice las fotos y todo!

  • Fivamel

Este año he vuelto a la fira valenciana de la mel de Montroi y tengo que decir que me ha decepcionado un poco. Era la mismo que otros años: puestos de cosas de miel, puestos de comida variada (turrones, panadería, cervezas, etc.) y el mercado medieval. Pero este año iba en busca de al menos un jabón de propóleo para la cara y nada. Todos tenían los mismos jabones del mismo proveedor y cuando por fin encuentro uno va y tiene aceite de palma.

Al menos conseguí mi ansiado turrón de tres chocolates (sin aceite de palma, menos mal) de Agut de Benlloch.

turron

Llevo años comprando este turrón allí donde me encuentro a esta gente (como cuando estuve en Castellón en nochevieja y vi la parada sin venir a cuento y fui corriendo), y es el mejor turrón del universo.

  • Patatas guayonas

Y de vuelta de Fivamel, entré en un Aldi. No había ido nunca a este supermercado y me sorprendí. Sí, bueno, se parece a Lidl pero me ha gustado que tenga una sección de productos ecológicos (que ahora me he vuelto muy ecológica yo, ya os lo contaré). También me hizo mucha gracia los tipos de patatas fritas que tenían: la ama de casa de los 50, dos clases de moderno, el señor pijo, la flamenca, el llauraor… Al final compré las de uno de los modernos, las de corte grueso, que muy bien pero me esperaba otro sabor más guayón, a comparación del tío del paquete, pero da igual.

papas-aldi

En verdad me gustaban los diseños de los paquetes de casi todas las cosas, hasta de las latas de atún.

  • Caja de galletas

Pero lo que más me gustó del supermercado es esta maravillosa caja de galletas de danesas ¡que estaba llena de galletas danesas y no de hilos! (De momento)

galletas-1

¡Me diréis que no es bonita! Había otro modelo, con una muñeca rusa que también me gustan mucho, pero al final me quedé el pajarito.

galletas-2

¿Veis como sí que estaba llena de galletas? Ahora queda la mitad o menos, pero bueno. Al menos he conseguido no comerme todavía el turrón que compré antes.

Por cierto, mi caja de los hilos es esta, que también es muy guay:

caja-hilos

También es monísima ¿no? Esta es de Ikea y no sabía para qué la iba a usar cuando la compré, pero de repente se me hizo la luz.

  • Sudadera bordada

sudadera-1 sudadera-2

Y bueno, hablando de hilos y de bordados y tal, pues ya que estoy aquí os enseño mi última compra textil: esta sudadera / chaqueta bordada de Lefties.  ¡Qué bonitas son las cosas bordadas!

Y hasta aquí. Este fin de semana lo más guay que voy a hacer es ir a ver Animales fantásticos y donde encontrarlos y ahora que lo pienso no sé donde tengo mi chapa de Hufflepuff.

Si yo viajara en el tiempo

22 Sep

Esta semana va sobre los viajes en el tiempo y sin planearlo. Así que volvemos también a esta sección. ¿Y si yo viajara en el tiempo? Pues creo que pasaría esto:

  • Estaría preocupadísima por las cremalleras (si viajo a antes de su invención, claro)
  • Aprovecharía para aprender sobre remedios con plantas.
  • Espero no tener la marca de la vacuna que tiene Claire la de Outlander.

  • Me gustaría ver mi pueblo o alguna ciudad que conozca, para reconocer los cambios.
  • Me sentiría sucia todo el rato y la gente alucinaría porque me empeñaría en lavarme o en cambiarme mucho de ropa.
  • Como necesito gafas, no vería nada nunca.
  • La única tarea manual que sé es tejer, a lo mejor hasta “inventaría” algún punto.
  • Tendría que decir que soy de alta alcurnia y por eso no sé ni encender un fuego. (¡Y menos sin cerillas o un mechero!)
  • Por fin podría comprobar si el corsé ayuda a una correcta postura o solo sirve para desmayarse.
  • Diría que llevo esta ropa tan curiosa porque es la última moda en París. O algo.
  • La comida me sabría rara.
  • Me alucinaría mirar al cielo y que no hubiese un halo anarajado y se viesen las estrellas. Incluso podría encontrar la vía lactea, que es una cosa que todavía no he hecho en la vida.

tumblr_mkw2rvgyq41r1tya9o8_250

 

  • Si viajo al futuro me spoilearía las series. A propósito.
  • O sabría quién consigue formar gobierno y cuando.
  • Haría un Amelia Folch e iría a visitar mi tumba. Por supuesto.
  • Espero que el futuro sea como en Futurama y no como en las películas de ciencia ficción.
  • O mejor aún, que sea un futuro post apocalíptico con zombis.
  • Me convertiría en zombi a los pocos minutos de llegar. Seguro.
  • Iría a parar a un futuro donde visten como en los ochenta y no sabría si estoy en el futuro, en el presente o en el pasado. (Pero daría igual porque sería un zombi y, total, no desentonaría)

 

Pues ya está, yo creo que me haría más ilusión ir al pasado que al futuro, aunque acaben diciendo que soy una bruja, que es algo que siempre pasa hagas lo que hagas.

 

Los clientes de la semana (en verano)

19 Ago

clientes

Aquí vamos otra vez con esos clientes que dan por saco pero en el fondo nos encantan porque sirven para desahogarse en el blog:

– La mujer que entra en la tienda a preguntar si tenemos una caja de metro y medio “de las cosas que os envían”.

De esta me he acordado porque el otro día estaba en una heladería y entra una señora de esas que están acostumbradas a mandar y que el cliente siempre tiene la razón. Compra varias cosas y claro, quiere una caja para llevárselo todo el coche: “Ves, un cartonaje como esos de ahí para que ponga las cosas y llevarlas en el coche”, y estaba señalando una caja donde vienen los paquetes de rosquilletas o algo así, y las chicas tenían que sacar todos los paquetes que había dentro para dárselo a la señora. Porque a las señoras solo les importa lo que ellas necesitan, no lo que se puede o no se puede hacer.

Al final le sacaron una caja del almacén y cuando sale por la puerta casi la cierra encima del marido que llevaba la caja en las manos.

La que quería comprarse una chaqueta por internet pero estaba en medidas inglesas y quería que yo le aconsejara.

“¿Tú me podrías ayudar? Porque quiero comprar una chaqueta que he visto en internet, pero la página es inglesa y las medidas vienen en inglés y no sé qué talla tengo que comprarme.”

Pues le preguntas a su servicio al cliente, que yo no tengo nada que ver con esa página de internet.

A ver si va a resultar que soy el servicio al cliente mundial, de todas las cosas y empresas que existen en el universo.

– “¿Y dónde puedo encontrar yo eso?”

Cuando los clientes quieren que les digas donde están todas las tiendas de la competencia para que puedan ir a comprar lo que no han encontrado o está temporalmente agotado aquí.

Una vez una mujer me dijo que fuera yo a otra tienda a comprarle eso que ella quería, porque no podía ella ir, tenía que ir yo y luego revendérselo. Y me lo decía en serio.

 – Las que preguntan cosas para “su vecina” pero luego queda claro que es para ellas.

“Mi vecina me ha dicho que pregunte cuanto vale esto” Estoy un rato atendiendo y de repente: “Es que claro, el que yo tengo ya no me funciona bien y a ver si me compro uno nuevo”. Qué casualidad, ni a ella ni a su vecina, por lo visto.

– Cuando les dio por poner incienso en la tienda y la gente que entraba estaba siempre avisando de que olía a quemado.

– Y en estas puedo añadir cuando les dio por poner música clásica en el hilo musical y los clientes estaban siempre preguntando si me estaba sonando el móvil.

No hombre, no, que vosotros estéis obsesionados con el movil y dejéis de escucharme cuando os suena para mirarlo, no quiere decir que yo vaya a coger el teléfono y dejar de atenderos. Y además, es el hilo musical.

– “Quiero que me traigas del almacén una cosa que necesito, pero si la encuentro en otro sitio no me la voy a llevar.” Pues OK.

Al menos vino con la verdad por delante, porque total eso lo hace todo el mundo pero no me lo dice a la cara. Así está la tienda llena de cosas que pide la gente y que no se pueden vender porque son encargos.

– Es que la última vez que vine (hace un año) teníais aquí una cesta con unas cosas en liquidación y ahora he decidido que quiero comprar una. 

– Pues es que eso se acabó hace tiempo y  ya no tenemos las mismas.

– ¿Y no me puedes traer más?

– No, estaba en liquidación. (Eso significa que cuando se acaba se ha acabado, no te esperes un año a venir a comprarlo, joder.)

Lo peor es que se cabrean una barbaridad cuando pasa eso (y pasa más a menudo de lo que pensáis), a veces incluso lo vuelven a preguntar a otro dependiente, no sea que yo les esté engañando.

Y hasta aquí los clientes del verano más que de la semana. Los siguientes serán los de Navidad, seguro.

20 cosas que me fascinan de las series americanas

12 Ago

“¿De qué va esto hoy, Therwis?” Os estaréis preguntando, pues va sobre cosas muy típicas que siempre pasan en todas las series (o películas) americanas y que enseguida reconoceréis:

  1. Que las chicas se pongan una camisa de hombre cuando se levantan en casa ajena. (A veces en su propia casa también). Esta es la más típica y la que me ha animado a hacer esta entrada.
  2. Que la gente segundos antes de morirse les apetezca soltar un discurso para que todo el mundo llore. Yo cuando estoy enferma no me apetece ni que me hablen, mucho menos decir algo.
  3. Que siempre que ofrezcan dinero lo hagan en un papel. ¿Estará prohibido hablar de dinero en las series?
  4. Que en absolutamente todas las series de instituto hagan varios bailes y eventos de recaudación de fondos.

pretty-little-liars-pretty-little-liars-temporada

5. Siempre hay un callejón que acaba en una valla de metal por la que tienen que trepar en todas las persecuciones.

6. Cuando alguien sigue a un coche con otro coche. Está aparcado en una calle a la espera de que se mueva el perseguido, al segundo enciende las luces y va detrás, cuando el perseguido llega a un callejón y aparca, el perseguidor aparca detrás  pero el perseguido nunca se da cuenta de que le han ido siguiendo.

7. En las series de la Edad Media nunca hay nadie que lleve gafas ni nada parecido, de hecho todo el mundo ve perfectamente, no hay ningún miope entornando los ojos o acercándose mucho a algo para verlo mejor. Tampoco tienen el pelo sucio pero ese es otro tema.

gafas-medievales

8. Que las chicas siempre se acaban sentando encima del banco de la cocina. Y se sientan muy raro en el sofá.

Pareja-joven-en-cocina-480x360

Dos en uno: camisa de hombre y encimera

9. Siempre apagan la tele cuando acaban de dar una noticia importante. No se esperan a ver si dicen algo más. Simplemente la apagan. Será que no tienen programas de tertulia sobre cualquier tontería que duran horas y horas.

10. Los vasos rojos de plástico que tienen en todas las fiestas.

vaso

11. El armario infinito. En pocas series repiten ropa.

12. Cuando alguien denuncia a otro alguien y va a su casa el día que le va a arrestar la policía y cruzan las miradas desde el otro lado de la calle.

13. El pitido después de la explosión

14. Cuando sacan a alguien de una explosión o un accidente o lo que sea y entre uno o dos lo llevan apoyado en los hombros y enseguida llega alguien a “relevar” al protagonista para que vaya corriendo a encontrar a otra persona y sacarla.

15. Cuando salen de la cama enrollándose en una sábana pero jamás destapan al que se queda dentro.

16. Cuando alguien se escapa por la ventana de su habitación siempre lo descubren porque hace aire que mueve las cortinas:

ventana

Total para qué vas a cerrar la ventana si te acabas de escapar de casa

17. No usar el retrovisor para dar marcha atrás:

mirar hacia atras en el coche

18. Se dejan las ventanillas del coche bajadas cuando aparcan y nadie les roba nada. Esto pasa mucho en Sobrenatural, a lo mejor por eso se llama así la serie.

19. Por supuesto, siempre hay sitio para aparcar en la puerta.

20. No llamar a la policía cuando accidentalmente matan a alguien e ir a enterrarlo al bosque. (Esta es básicamente todas las líneas argumentales de Pretty little liars)

Ya sé que no es una entrada muy original pero tenía que compartirlo. ¿Qué otras cosas se os ocurren a vosotros?

Las búsquedas de la semana

1 Jul

busquedas banner

 

 

  • segunda mano ceramica andaluza antigua
  • cullera en familia castillo espero que no sea la familia que me fastidiaba la visita al castillo de Cullera
  • letra de el libro forest gump Tiene todo el abecedario, supongo.
  • imagenes de juegos del mal
  • peliculas donde dos amantes se queman
  • significado clonc si lees el libro, está bastante claro
  • decorado de libretas impresionantes esto era una papeleria que querian hacer un escaparate
  • pintar las puertas del mismo color que la pared
  • triple dental inside out
  • triple dental del reves
  • triple dental letra
  • del reves triple Todas estas son de cuando estaba de moda Del revés.
  • masajista alto guapo
  • mi habitacion de mierda
  • que es mujer de negro en cementerio Llama a Buscadores de fantasmas
  • les revenants temp 1 episodio 8 el chico le dice a camille k tambien estaba enamorado de ella ¡Spoilers!
  • pasara algo entre sara y emily en pll Conociendo a Emily, seguro.
  • como descubrir una choni
  • te amo sergio escrito en papel para el face También lo puedes escribir tú.
  • porque se:llama:pekin xpress
  • memes porque me siento asi ya no me quieres
  • los clientes me exasperan Pues como a todos
  • clientes pelmas
  • en 2008 déjame entrar demostró que las pelis de vampiros ¡Qué! ¿Qué demostró?
  • lloviendo cubitos Pues ya es raro.
  • pintar el techo verde Me parece una mala idea, pero todo hay que probarlo.
  • libro de extraterrestre que se transforma en marta sánchez
  • soñar comptar calcetines gimnasis

Y aquí están todas las búsquedas de la archiconocida “Fabulosa historia del pinchazo en el pie“:

  • pelo en planta del pie
  • me ha salido en la planta del pie como si me hubiera invade alguna astilla
  • pelos en la planta del pie
  • me pincha el pie
  • pinchazos en las plantas delos pies
  • se me ha clavado un pelo en la planta del pie
  • me pincha el dedo del pie
  • que hacer si te sale un pelo en la planta del pie
  • pinchazo planta pie
  • pincha algo en el/pie pero no se/se ve/nada
  • pelo en el pie
  • porque me pincha la planta del pie
  • pinchazos, pie
  • pelo de perro clavado
  • me inca el pie
  • astilla clavada pie
  • me pincha la planta del pie
  • me pega pinchazos la planta del pie
  • pinchazos en la planta del pie
  • pincha clavada en el enpeine del pie

Mi favorita es “pinchazos, pie”.

Las búsquedas de la semana

17 Jun

busquedas banner

¡Ya están aquí!

Seguro que las echabais tanto de menos que ahora mismo estáis llorando de la emoción. Pero que no os nuble la vista las lágrimas, que tenéis que leerlo todo:

(Además, al final hay un juego)

  • blog calcetines series Has llegado al sitio adecuado.
  • como hacer comarcas en pasta piedra maquetas
  • グリー シーズン3
  • pisos en venta en calle ancha encima de los chinos huetor tajar Bienvenidos a la inmobiliaria de los calcetines.
  • quien ya leyo los libros de pretty little liars Alguien más que yo, seguro.
  • que hago con un ebook en blanco Escribir encima.
  • libro comunista en calcetines
  • es de mala educacion no usar calcetines En mi pueblo la gente echa fruta podrida a los que no llevan calcetines.
  • libros que le gustaba leer a nathaniel hawthorne No le he conocido personalmente.
  • melinda gordon llorando

  • arreglador de restaurantes Este es Chicote seguro
  • va a llover?
  • el puño negro
  • mi infancia en albarracin
  • q significa encontrar en el patio calcetines enterrados Que hay un cementerio indio.
  • quien era mas del rosari
  • como evitar ser choni
  • como conquistar a una choni con una gorra posada
  • como se deben lavar los calsetinez de unavpersona que tiene ongos Tíralos a la basura.
  • como hacer fotos chonis Con muchos morritos
  • decorados sala estar de un siquiatrico
  • sonar que saco calcetines del agua
  • soñar cogiendo platanos de isla
  • porque en la serie pemberly no tiene los mismos acyores que orgullo y prejuicio?
  • me gusta mi prima es retrasada mental y quiero enamorarla y cogerla que hago Bienvenidos al diario de Patricia.
  • como mueren los demas en la pelicula sanctum  ¡Spoilers!
  • serie limpiadoras y malvadas, bueno, yo la llamo la serie de las limpiadoras latinas.
  • oso comiendo a mathias Pobre Mathias
  • que calcetines usa logan lerman
  • como transfomar leggins largos en piratas  cortándolos
  • no puede llover porque ya quieren tirar Las nubes preguntan antes de vaciarse, por si no te viene bien.
  • usar calcetines en pisina de playa esta bien  si te pillan te encarcelan
  • porque se deprime el barco titanic Porque es el más grande del mundo y el pobre está muy solo.
  • que comprar en jerusalen  a mí tráeme un imán
  • como amanezco en gracia Eso solo pasa en los anuncios
  • cual es mas lejo de mao o samana
  • que ver despues de friday night light Volver a ver Friday night lights
  • porque los clientes son maleducados en rebajas  son maleducados siempre
  • q significa q sueño q vendo una manta de algodon y almuada Creo que has descubierto tu pasión: Vendedor ambulante de mantas.
  • que significa incorporacion inmediata Que te tienes que poner de pie  inmediatamente cuando leas esa frase.

ADIVINA LA PELÍCULA (O la serie)

  • nombre de una pelicula gay que es de un grupo de amigos que van a la playa y viven aventuras uno de ellos se contagia con sida  viven aventuras
  • peliculas de caballos que el niño se emociona
  • en que pelicula salia un perro que se llamaba calcetines
  • serie chico resucita peraonas policia chuck perro no tocar 
  • pelicula donde el empleando quiere estafar al jefe con el cuadro de monet Bueno, esta me la sé.
  • pelicula a quién ama gilbert uva

 

Dejen sus respuestas en los comentarios.

Los clientes de la semana, por Fantasy_RAM

19 May

clientes

¡Hola calcetinitos y calcetinitas! Soy Raquel (o Fantasy) vuelvo por aquí porque me encanta el blog de Therwis (ya lo sabéis) en especial esta sección (que lo sabéis también) y me apetece contaros más anécdotas. Hoy toca un especial sobre devoluciones.

Acaba de ser el Día de la Madre y hemos arrasado en ventas los días previos a la gran fecha. Pero… ¿qué ocurre ahora? Que nos están viniendo todas las mamás a cambiar los regalos que sus hijos o  maridos les han hecho. No paramos de hacer devoluciones, y si a veces los clientes son un poco pesaditos, un cliente que viene a hacer un cambio es ya el colmo de la pesadez. Os cuento algunos cambios que hemos hecho esta semana:

Viene una mujer con un bolso de mimbre para la playa que le había regalado su marido.

-Mira vengo a cambiar este bolso por aquel otro (también de mimbre) porque le dije a mi marido que me gustaba aquel y se ha confundido y me ha comprado este.

-¡Vaya! Es que son muy similares, yo le hago el cambio no se preocupe.

Hacemos el cambio, se va la mujer con su bolso de mimbre tan contenta, y aparece a la media hora otra vez…

-Oye, que lo he pensado mejor y casi prefiero que me hagas un vale y ya vengo otro día más tranquilamente a por otro bolso porque este de mimbre me encanta, es precioso, pero sé yo que lo voy a usar más bien poco…

¡Vamos a ver! Y para que le mandas indirectas a tu marido “¡Ay cari, mira que bolso tan bonito, me encanta!” para que venga el hombre a comprártelo con toda su ilusión porque te encantaba y ahora decides que mejor te llevas un vale… Pobres maridos que son atentos con sus mujeres, las escuchan para tener un detalle y luego la mujer cambia su regalo por un vale…

Están también las clientas que quieren que les devuelvas el dinero a pesar de que en el ticket pone bien claro que no se devuelve:

– Mire, el dinero no se lo puedo devolver, le puedo hacer un vale que no caduca y puede usarlo en cualquier tienda de nuestra cadena cuando usted quiera.

– ¿Pero por qué no me devuelves el dinero?

– Es política de empresa, yo no puedo hacer nada, si por mi fuera se lo devolvía pero no deja hacer la máquina devoluciones de dinero, no da esa opción. Sólo nos deja cambiar el artículo por otro o emitir un vale.

– Ya pero es que yo los vales los pierdo.

– Pues mirese otra cosita, que tenemos muchas cosas, seguro que algo le gusta.

Y al final se acaba llevando el vale, pero enfadadísima y diciendo que no vuelve a venir a comprar más. Que no es cierto, porque a los pocos días acaban apareciendo a comprar cualquier cosa por miedo a perder el vale.

También están las que se quejan del vale:

– ¡Ahhh pero es que eso no es un vale, es un ticket de papel y eso se me va a romper! ¿No me lo puedes meter en una tarjeta regalo o algo así?

– Pues mire lo siento pero no puedo, los vales los imprime la máquina en papel.

Hay clientas que acaban con tu paciencia… Viene el otro día una señora con un bolso color coral (rosa) para cambiarlo. Me cuenta que su hijo le había regalado uno marrón pero que tiene ya muchos en ese color y que ayer vino a cambiarlo por el coral, que la atendió mi compañera. Pero que llegó a su casa y pensó que ese color es muy difícil de combinar. Se tira más de media hora en la tienda, mira, abre y prueba prácticamente todos los bolsos, y decide que se va a llevar, de nuevo, el bolso que le había regalado su hijo en color marrón. Le hago el cambio en el ordenador y cuando  ya salía por la puerta ve un bolso, quizás el único que se había dejado sin probar antes y me dice que ese le gusta mucho más. Yo, intentando evitar un nuevo cambio (para los que tenéis la suerte de NO trabajar en comercio, en casi todas las tiendas te piden un índice de ventas por clientes, por ejemplo, una media de dos artículos por cliente. Entonces si te viene un cliente que se lleva cuatro cosas, genial, te sube un montón le media, pero cada vez que hacemos una devolución o cambio se nos resta un artículo vendido), le digo a la señora:

– Uffff pero fíjese que este bolso es más pequeño que el que le regaló su hijo, en ese no le va a entrar casi nada, en cuanto meta el monedero, el móvil y las gafas de sol ya está lleno.

Pero la señora convencida, que ese le gustaba mucho más. Otra vez le hago el cambio y no hago más que metérselo en la bolsa y darle el nuevo ticket cuando me suelta:

– Estoy pensando que casi mejor me voy a quedar con el otro, porque es un regalo de mi hijo y a lo mejor le sienta mal que lo cambie por otro.

Y yo ya desesperada… – ¿Pero no me acaba de decir que este otro le gusta mucho más? Pues llevese uno que le guste a usted que es quien lo va a usar, que a su hijo no creo que le importe que lo haya cambiado.

-Ya pero es que el bolso que me he regalado mi hijo también me gusta, y además, tenías tú razón, este es muy pequeño y no me va a entrar casi nada…

Yo ya pues quería matar a la señora… después de cambiarlo cuatro veces (tres a mí y una a mi compañera el día anterior) al final se fue con el bolso que le habían regalado y a mí me dejó en índice de ventas de aquella tarde por los suelos… ¿no es maravilloso trabajar cara el público?

Hola, soy Therwis y vengo a decir que sí, que las devoluciones son lo peor. Cuando trabajas en una tienda grande con una sección aposta para esto, los envías allí y te olvidas de discutir con los clientes, pero cuando los tienes que atender…

Pero los que más me gustan son los que van con ganas de gresca y a la que ven que no les ponen ningún problema para devolver/cambiar siguen discutiendo como si les estuvieran diciendo que no, que es imposible.

Mientras tanto en mis sueños…

12 May

sueños banner

Ya sabéis que me gusta contar mis sueños raros para que me podáis psicoanalizar, y como hacía tiempo que no os ponía ninguno, pues aquí va uno súper interesante:

Me habían invitado al cumpleaños de una chica que en el colegio decía que invitaba a toda la clase pero a mí nunca me invitó. La tía montaba unas celebraciones de órdago, (en el sueño, en la vida real no lo sé) había evolucionado el arte de tirar una traca escampando pólvora por todo el pueblo formando dibujos y le prendía fuego y aquello iba explotando.

Como las alfombras de flores que decoran las calles en Corpus, pues igual. Podéis buscarlo en Google, que ya me da miedo poner fotos que no son mías.

Y como estamos en una película de acción, yo me había quedado atrapada en medio del dibujo de la pólvora e iba corriendo por todas las calles intentando que las explosiones no me alcanzaran y buscando un sitio que estuviera libre de pólvora para poder esconderme. Lo gracioso es que la cumpleañera venía detrás de mí corriendo también.

Corriendo habíamos llegado a una gran ciudad y a la culminación de su espectáculo, en una plaza con edificios monumentales, había montado unos proyectores que iban a proyectar en las fachadas de los edificios una especie de guerra entre dos de ellos hasta que uno quedara hecho polvo (pero no de verdad, imagino), con una explosión final, claro. Por eso íbamos todos como locos intentando escondernos en algún sitio (nadie sabía donde estaban las explosiones menos un par de personas que le habían ayudado a colocarlo todo), pero a la vez que viera como disfrutábamos de su fiesta y no se enfadara, claro. Porque disfrutar, estábamos disfrutando un montón.

Así que yo ahí dando vueltas por callejones (ni siquiera sabía qué edificios había dicho que eran los importantes), intentando esconderme.

Al final creo que no pasaba nada, pero se le mete en la cabeza que yo no era su amiga y que ni siquiera tenía su número de teléfono o no se qué historia, pero al final me importa bien poco, porque llegamos a un restaurante de comida rápida donde servían galletas con formas de animales y cosas frikis y eso llama demasiado mi atención.

Y, por si os habéis quedado con ganas de más, aquí os cuento otro sueño:

Hoy he soñado que iba a una tienda de telas y tenían varias con estampados de Doctor Who, la Tardis, todos los doctores, daleks, etc. y yo claro, las quería, las necesitaba, no podría vivir sin ellas, pero la vendedora en realidad no me las quería vender: Es que vinieron por error en un pedido, es que mira de esta solo hay un retal, es que son carísimas y por eso no se venden, etc etc.

Hasta que al final consigo que me diga que el retal que me gustaba de la Tardis valía 30€ y claro. No me lo podía comprar porque era caro, pero sabía que me iba a arrepentir si no lo compraba. un dilema moral.

Al final paso de ella porque veo que había toda una nave llena de merchandising, posters de películas, posters de todos los personajes de Inside Out, de Toy Story, los personajes de esas películas en un parchís, mochilas, camisetas, daleks, un pasillo de Star Wars que a ver qué hacía en mi sueño si ni quiera he visto las películas, libretas chulas, unos vinilos de quesos para la cocina, sillas modernas con respaldo de rejilla (porque voy buscando algunas para bordarles el respaldo, como si viviera en una casa de Pinterest), etc. E iba bailando por toda la nave mientras sonaba Valerie de Amy Whinehouse. Y a nadie le importaba.

Y al final tenía que comprarme un mini bolso en forma de mochilita de esas que parecen de dibujos pero son reales (seguro que las habéis visto en Tumblr), aunque yo lo que quería era la tela de las Tardis. Pero me la llevaba porque justo delante de mí había un grupo de dos chicas y un chico que querían obligar a una de ellas que se llevara lo mismo que yo porque le iría bien con su estilo de vida, que era diseñadora de medias. Y yo pues que tontería.

Total, que ahora voy buscando las dichosas telas de Doctor Who en todos los sitios pero no hay manera. Con deciros que cuando me desperté enumeré todas las cosas que podría hacer con ellas…

Cuando llueve

10 May

Hoy no ha habido entrada sobre libros y es que no he sido capaz de acabar Las luminarias en una semana. Lo siento. Pero para rellenar un poco, y como lleva dos días lloviendo casi sin parar, pues vengo a quejarme contaros las cosas que pasan cuando llueve:

Mira qué tristeza quedarse en casa

Mira qué tristeza quedarse en casa

  • Los niños no van al colegio

¿Por qué? No tengo ni idea. Vale que a veces hay goteras, pero yo alucino con la gente que no lleva a sus hijos al colegio cuando llueve. Y bueno, si son pequeños y van a preescolar pues tampoco se van a perder mucho, pero es que yo he vivido eso en mis carnes cuando ya era mayorcita: llueve y llegas a clase y faltan la mitad de los compañeros. A lo mejor hay un examen y entonces vienen al examen y se van. Eso también es gracioso. Porque la lluvia no ha impedido que vengas al examen, pero luego a casa que a ver si te vas a mojar.

A ver si es que van a ser alérgicos al agua de lluvia, que supongo que puede ser.

rain-360803_640

  • El baile del paraguas

Aquí entra cuando vas caminando por la calle y tienes que ir apartándote de todas las demás personas que llevan paraguas, la gente que va por debajo de los balcones aunque lleven paraguas, o la gente que entra a las tiendas y no saben qué hacer con el susodicho.

Hoy, por ejemplo he oído a una mujer pegar gritos porque es que le había roto el paraguas y se estaba enganchando en todos lados. Como si yo tuviera que solucionarle el problema o algo.

Es gracioso porque en mi caso, cuando llueve sacamos un paragüero para que nadie tenga ningún problema (a no ser que les quiten el paraguas), pero no hay manera.

Están los que se ponen a pegar gritos en la puerta, dando vueltas sobre sí mismos: ¡¡qué hago con el esto, qué hago con esto!! Hombre, si tienes el paragüero a tu lado, si hasta le has dado dos golpes mientras gritabas, y los que van por toda la tienda con los paraguas goteando, los dejan en cualquier sitio, dando igual si es un mostrador o una cesta de productos (y se moja todo) y luego viene lo que más me gusta: ¡¡se lo dejan olvidado!! 

Y así es como los que trabajamos en el comercio no hace falta que nos compremos paraguas, solo tenemos que coger uno abandonado cada vez que lo necesitemos.

rain-931858_640

  • Los medios de transporte

Luego hay cosas buenas como que cuando llueve el metro va vacío. Normalmente está hasta los topes y luego llueve y, o volvemos al punto uno y resulta que cuando llueve la gente adulta no va a trabajar, o de repente todos se acuerdan de que pueden ir en coche.

Y esa es la parte mala, cuando llueve hay atascos. Es que claro, yo lo entiendo, como no estamos acostumbrado a la lluvia, enseguida nos ponemos nerviosos y no queremos salir de casa, no vaya a ser que sea radioactiva. Y, si hay que salir, nada de estar al aire libre más de lo necesario, a ver si nos va a sentar mal.

Después de todo esto no hace falta decir que los días de lluvia en la tienda no vendemos nada porque claro, nadie sale a la calle.

Los clientes de la semana por Fantasy_ram

21 Abr

¡Hola calcetinitos y calcetinitas! Soy Raquel (o Fantasy) y aquí estoy otra vez para participar de nuevo en el blog de Therwis que ya sabéis que me encanta. Y como no podía ser de otra manera, vuelvo con más “Clientes de la semana”.

Los que trabajáis en comercio ya sabéis como son estas cosas, lo normal es que vayas pasando de una tienda a otra sin quedarte demasiado tiempo, y más ahora que el mercado laboral está tan incierto: te contratan para 3 meses en una sitio, 6 en otro para cubrir una baja o puede que solo te hagan un contrato de 2 meses para la campaña de navidad o rebajas.

En Navidad comencé a trabajar en una famoso cadena de bolsos y maletas (no diré el nombre porque no me pagan por hacer publicidad) y he tenido ya la suerte de encontrarme con clientes de todo tipo. Sobre todo si buscan maletas, es muy divertido y a veces exasperante. Os cuento algunos de mis clientes de las últimas semanas.

Entra una señora a la tienda y me pregunta:

– ¿Tenéis maletas medianas baratas? 

Y yo le contesto: – Pues mire esta estampada se queda a 35’99€ nada más.

– ¿Y más económicas?

– Tenemos esta roja que está a 30€ y además es de 4 ruedas que suelen ser más caras.

– Ufff pero es q las ruedas son de plástico, yo las quiero mejores, de aluminio o algún material así mejor.

– Pues no señora, ‘chocolomo’ no vendemos aquí en esta tienda…. O tiene choco o tiene lomo las dos cosas imposible – Eso no se lo contesté pero la miré con cara de odio infinito y ya pasé de ella. La gente lo de ‘bueno, bonito y barato’ se lo toma a rajatabla.

Otra señora muy amable y muy educada ella (ironía) entra en la tienda, coge una maleta y se pone a sacar el tirador, lo sacaba y lo volvía a meter así muchas veces y cada vez más rápido. Yo pensando que al final se lo iba a cargar, ya me acerco a ella y me dice:

– Ufff es que esto mira que débil es, esto no aguanta nada, en cuanto metas un poco de peso te quedas con el tirador en la mano… a ver hazme la cuenta que quiero saber por cuanto me sale el juego de las tres maletas entero.

Y yo pensando… pero si te parece muy malas las maletas, no te lo vas a comprar… pero como no se le puede decir eso a un cliente voy a por la calculadora y le sumo los precios de las tres maletas. Le digo el precio del juego y la señora sigue hablando:

– Yo es que tengo una sansonite y son mucho mejores que estas que tenéis aquí… ¿me la abres para que la vea por dentro?

Y se la tuve que abrir, claro. Que obviamente no se llevó ninguna maleta lo que pasa es que la buena señora se aburría en su casa y fue a dar la murga al centro comercial.

Están también las clientas que lo saben todo sobre las maletas y aun así te preguntan:

– Perdona, ¿esta maleta sirve para cabina de avión?

– Si, esa le vale como equipaje de mano para no facturar.

– No, no puede ser es muy pequeña. Pueden ser más grandes para cabina.

– A ver… cada compañía tiene sus medidas, hay compañías que dejan meter maletas un poco más grandes, pero la medida estándar es esa.

– No, no, no, porque yo fui a Paris con mi marido hace poco y llevamos una que nos prestaron y era casi el doble de esa.

Si lo sabes ya todo, ¿por qué me preguntas? No lo entiendo…

También están las señoras que se creen que están en el rastro:

-Me quiero llevar esta maleta, ¿me la sacas del almacén?

-Pues mire señora, le tengo que dar esta porque sólo tenemos una por modelo.

– Pero es que tiene una mancha aquí (una mancha que solo ve ella…), ¿me puedes hacer un descuento?

– Lo siento pero yo no estoy autorizada a hacer eso.

– Pues si no me rebajas algo no me la llevo.

-Le acabo de decir que no puedo.

Y se va súper indignada porque no le ha salido el regateo bien y no he querido dejarle la maleta más barata.

Hay otras clientas que vienen y te dicen:

-Hace 3 semanas teníais un bolso allí (y te señalan una esquina de la tienda) que me gustó mucho, me lo quería llevar.

-¿Y me puede decir cómo era el bolso?

-No me acuerdo, sé que lo teníais allí (y vuelve a señalar al mismo sitio)

-¿No se acuerda de cómo era? ¿El color, el tamaño… algo? Es que sabe que pasa, cambiamos la colocación de la tienda dos veces a la semana y hace tres pues no me acuerdo qué bolso teníamos en esa esquina.

-Pues no me acuerdo, solo sé que me gustó mucho.

Y tú haces memoria, le enseñas todos los bolsos que te suena que estaban allí colocados antes pero claro ninguno es…. más que nada porque la señora no se acuerda ni de cómo era el bolso. Y al final no se lleva ninguno.

Hay otra modalidad de clienta similar, es la que te dice es que hay visto un bolso en la web de la tienda que le ha gustado y tú tienes que ser adivina y saber cuál era porque no se acuerda de mucho más, con suerte se acuerda de que era marrón, y resulta que el 90% de los bolsos que vendemos vienen en color marrón.

Y sin duda alguna, los hombres, que ya sabéis que son mis clientes favoritos. Llegan, te dicen “Busco un bolso para mi mujer” y se llevan el primero que les enseñas, como mucho el segundo. Y te dicen: “Pues este mismo, si no le gusta que venga ella a cambiarlo”. Te lo pagan y punto. No te marean, no te abren y cierran los 50 modelos distintos de bolsos que hay en la tienda, y no se quejan del precio, siempre les parecen baratísimos los bolsos.

Y hasta aquí mis clientes. Me divierte mucho contaros mis anécdotas del trabajo. Espero que vosotros también hayáis pasado un rato divertido leyendo. ¡Hasta la próxima!

Ahora soy Therwis y después de leer los clientes de la semana de Fantasy vengo a decir que es curioso como todos los clientes vayan a comprar lo que vayan a comprar se comporten igual, porque absolutamente toooooooooooodos los casos de hoy me han pasado ¡¡¡todos!!!

Mis favoritas son las mujeres que estiran todos los productos para mirarlos hasta que los tengo que vender dados de sí. O cuando vienen y te dicen “quiero una cosa que vi en el escaparate hace dos años” y yo tengo que saber qué era. Y si no lo tengo porque eso ya no lo fabrican pues se lo tengo que conseguir.

Los clientes de la semana

17 Mar

clientes

Hoy quiero hablaros de lo curiosa que es la mente humana y es que esto que os voy a comentar ya me ha pasado varias veces:

Señora con la que estoy al menos media hora para que elija una cosa para su hija. Lo primero que le enseño es una de color azul marino y negro pero esa no le gusta porque es demasiado oscura, ella quiere colores alegres. Al final no sé de qué color decidió llevársela, pero resulta que antes de pagar, ve que un hombre se lleva lo que ella no quería, eso azul marino y negro que ni de coña quería para su hija porque era oscuro y ella quería colores alegres y me dice:

¡Nena! ¿Y esa qué? – Por supuesto cogiendo el producto que se llevaba el señor, porque a la gente le encanta tocarlo todo, pero de eso ya os hablaré en otra ocasión. Por supuesto el señor mirándola a ella y a mí sin entender nada.

-Si esa es la que te he enseñado primero y no querías porque era oscura.

Os prometo que me hizo cambiar la que había elegido para llevarse la misma que el señor.

Esta clienta también me gusta mucho:

Señora que viene a comprar una cosa para sus nietos y forma cola porque no es capaz de decidirse por  nada y hay que explicárselo todo, pero ese es otro tema.

Al final se decide por unas cositas y se lleva todas las que quedan. La señora de detrás que venía a saber a por qué cosa que no tenía nada que ver, decide que necesita urgentemente eso que se va a llevar la de delante, y se cuela solo para preguntarme si de verdad no quedan más. Y como no quedan más, que a ver si vamos a recibir pronto.

Hace un momento seguro que ha entrado a preguntarme cualquier tontería, pero ahora tiene que comprar lo mismo que la otra. Y por supuesto era culpa mía que yo no lo hubiera previsto y hubiera escondido algunas para que ella pudiera llevárselas.

Y otra más, parecida a la primera:

-Necesito esto pero en granate.

-Granate tienes este modelo.

-Ah no, ese no me gusta, es muy grande.

-Pues entonces estos otros.

-Bueno, ya me lo pienso.- Pues ok.

A la semana siguiente (más o menos), vuelve pero a por otra cosa, no me dice nada sobre el granate que quería, pero resulta que ve a otra persona cogiendo eso granate que le comentaba el otro día y pam, lo necesita sin demora, y tiene que ser ese, da igual si es muy grande o no, se lo lleva ya. (Y si no llegan a quedar más, seguro que se pelea con la otra por conseguirlo) Y también hubiera sido culpa mía.

A veces no sé si es que las otras personas crean necesidades en nosotros, si nos sentimos inferiores porque pensamos que elegimos mal y necesitamos seguir a la mayoría (que no se equivoca nunca), o a saber qué se nos pasa por la cabeza al pensar que somos los únicos que hacemos (o compramos) una cosa.

Al final vamos a tener que crear un puesto de trabajo que se base en que alguien esté en una tienda comprando cosas que no se venden para que otras personas lo vean y se las quieran llevar. Ahí lo dejo. Seguro que quien lo haga triunfa.

 

Sister act, el musical

10 Mar

Sí, he visto otro musical y sí, me ha encantado.

sister act

Yo de la película pues me acuerdo poco, pero tenía que estar bien si el musical está basado en ella.

Va sobre una chica que quiere ser cantante pero presencia un asesinato y la esconden en un convento. Lo que pasa es que la chica es demasiado barriobajera para el convento y todas las costumbres le chocan. Pero resulta que las monjas son fatales cantando en el coro y ella se ofrece a enseñarlas a sacar su vozarrón interior. Entonces las monjas se hacen famosas por los espectáculos que dan en la iglesia y… es muy divertido y todos cantan que te cagas.

Si es que me han dado ganas de ver la película (¿hay varias, no?) y todo. Las canciones son muy pegadizas, aún tengo algunas en la cabeza. Y lo más divertido es cuando al final todo el público se levanta para  bailar y si te quedas sentado ya no ves nada. 

Precisamente se acaba el espectáculo en Valencia hoy 6 de marzo que escribo esta entrada, pero no pasa nada porque a partir del día 17 estarán en Madrid. 

Y ahora lo que más estabais esperando, la anécdota:

Una madre discutiendo con su hija de unos 10 años, que estaba de mala leche a saber por qué, le pregunta “¿Pero vas a mirar?” No sé exactamente lo que pasaba, pero por lo que pude comprender era la celebración del cumpleaños de la niña y ese día el único en que Papá podía ir con ellos. Pues menuda gracia gastarte un pastón en entradas para toda la familia y que luego no miren al escenario.

 

El compendio del viernes

29 Ene

compendio grande

 

¡Llevamos un mes de año y ya he hecho dos compendios!

Todo un récord.

Esta semana voy a empezar con las manoplas-mitones que hice para el día de la hoguera de San Antonio:

manoplas

El año pasado las empecé e hice una, pero luego gasté la lana gris clarito que iba a usar para la otra y lo fui dejando pasar. Pero como iba a ir a “la montaña” a la hoguera y siempre hace bastante frío, pues pensé en acabarlas.

Hice la parte de abajo del guante, con el dedo gordo entero y seguí hasta los dedos, haciendo así una especie de mitones. Luego hice la parte de arriba y solo cosí la parte de fuera a los mitones, para así abrir la manopla y sacar los dedos, tan importantes para usar el movil, cenar… Ese tipo de cosas, ya sabéis.

hoguera

La mejor foto que mi móvil ha hecho de noche en la vida.

Pues esta era la hoguera. Me imagino que pensáis que lo que pasa es que a los valencianos nos encanta quemar cosas, pero por lo menos aquí se aprovecha para hacer una “torrà”, que no sé como se llama en otros  sitios, supongo que “barbacoa”, que claro, a mí me suena rarísimo.

El rastro

Hace un par de semanas fui por primera vez en mi vida al rastro de Valencia, que lo hacen al lado de Mestalla. Hacía tiempo que quería ir (aunque me imaginaba que la mayoría de los puestos eran cosas encontradas en la basura).

rastro

Aquí os pongo una foto donde se ve súper bien y os hacéis una idea (no). Espero que al menos veáis la señal colocada en la valla donde prohíben enganchar bicis, con una bici enganchada debajo.

Bueno, pues había un buen montón de gente (muchísima), incluida una mujer en una scooter de estas de señoras mayores, que iba por ahí pisando a la gente y luego diciendo que no se había movido.  Y sí, la mayoría de los puestos eran de cosas varias encontradas a saber donde, pero había otras interesantes. Yo me quedé con ganas de un broche antiguo bordado a punto de cruz, pero se me iba del presupuesto. También había algunos muebles, iba buscando unas sillas para hacer una cosa que se me ha ocurrido, pero no las encuentro en ningún sitio.

Por lo menos encontré un accesorio para otra cosa que se me ha ocurrido. Si salen adelante, os las enseñaré.

La traveler’s notebook

travelers 1

Esto es algo que vengo viendo en algunos blogs desde hace un tiempo y al final me han convencido.

Básicamente es una funda para colocar dentro todos los cuadernos (sin gusanillo) que quieras. Los cuadernos de momento no los he encontrado, pero he visto un canal de youtube maravilloso donde explican como encuadernar y hacer un montón de cosas, así que voy a hacerme los cuadernos yo misma.

travelers 2

Como resulta que Papá Noel me ha dejado una agenda de Mr Wonderful (no, no me gusta) pues en principio no voy a meter agenda ahí dentro, voy a hacer un par de cuadernos y los voy a usar para cosas del blog, los apuntes de libros seguirán en mi libreta de colores hasta que se acabe (que tampoco falta mucho).

Bueno sí, que esta traveler’s notebook la he hecho yo misma (por supuesto), me ha quedado mucho mejor de lo que pensaba que me iba a quedar, y eso que tiene un pequeño defecto sin importancia. (Raro es que no haya acabado tirándola con rabia a la basura como la funda para el Cacharro que quise hacer hace poco.)

11-22-63Y hablando de libros,sigo leyendo el mismo libro que hace una semana, 11/22/63 (siempre me lío con el orden de los números), no es que no me esté gustando, al contrario, me gusta mucho, pero es muy largo y me cuesta avanzar. Después quería leer Palmeras en la nieve pero si me leo dos tochos seguidos igual me explota la cabeza, así que espero que salga del tarro de los libros algo cortito.

Y en cuanto a series pues bueno, esta semana he empezado dos (porque no tenía suficientes) y también estoy viendo Making a murderer, un documental de Netflix sobre un hombre al que acusan de cosas varias y se pasa media vida en la cárcel. Voy por la mitad así que no me espoileéis.

colony magicians

Las series que he empezado han sido Colony, en la que sale Sawyer de Lost y Lori de The walking dead. Solo he visto el piloto y todavía no sé muy bien de qué va, así que no me atrevo a decir nada. Y la otra es The magicians, el piloto salió hace un mes pero la temporada ha empezado ahora, ninguna de las dos me ha gustado una locura, pero creo que The magicians me va a gustar más, al menos el primer capítulo acaba de manera interesante.

Y de momento lo voy a dejar aquí, que ya habéis leído bastante.

El compendio del viernes

8 Ene

compendio banner

 

Primer compendio del año  y esperemos que haya muchos más, por el bien de los que lo han votado en la encuesta. (No, no voy a estar refiriéndome a ella todo el año, tranquilos).

  • He acabado de ver Boardwalk Empire y el final me ha gustado. No sé si hay controversia, pero ahí lo dejo.

boardwalk

  • Empecé un jersey a pocos días de acabar el año y lo acabé el día 2. A ver si cuando se publique la entrada ya lo he estrenado. Es que ha hecho calor estos días.

jersey rosa Este es mi jersey rosa. Sí, rosa. No, no me gusta el rosa. ¿Y por qué te lo haces de ese color? Pues porque era el color que más madejas de lana había. Por si acaso me quedaba a mitad. Pero total, que no es tan rosa tontica, no se nota en la foto pero es rosa así como amoratado, que me gusta más. Además que no odio todos los tonos de rosa, que el fucsia me encanta. Y sí, mostaza, porque me gusta mucho el mostaza (pero la mostaza no tanto), queda mejor al  natural.

Pues para lo mal que me podía haber quedado, está bastante bien. Si hasta las mangas tienen forma de mangas. Bueno, que ya lo he estrenado y resulta que me he hecho las mangas hiper cortas.

  • Y en cuanto acabé el jersey rosa/mostaza, empecé una chaqueta de lana de alpaca. Estoy aprendiendo con esto a tejer en la forma continental. A ver si veis donde empecé a hacer bien el punto del revés:

jersey alpacaEn realidad me gustaba mucho más donde lo estaba haciendo mal porque queda mucho más rústico. Ahora tendré que hacer la parte de delante igual, para que no se note tanto el fallo. Y  no, la foto no es en blanco y negro, es que estaba nublado.

La lana de alpaca me encanta porque es súper suave y maravillosa, eso sí, esta en concreto deja unos pelos que no veas, parece que ahora tenga gatos, de todos los pelos que tengo en la ropa que llevo puesta mientras tejo.

  • También he acabado esta semana la primera temporada de The man in the high castle. En realidad no me ha gustado demasiado la historia, entre otras cosas porque la protagonista es tonta y me da rabia que el novio no pase de ella ya y haga lo que tenga que hacer.
  • Y ha vuelto Galavant y eso es lo mejor que puede pasar esta semana.

  • Esta semana he acabado de leer La promesa del ángel y he empezado a leer El estrellero de San Juan de la Peña.

libros 6-1

 

Y hasta aquí el compendio del viernes, porque sí, ha sido una semana rara y aunque no lo parezca, es viernes.

Los clientes de Navidad

7 Ene

clientes

Por fin se ha acabado oficialmente la Navidad y, como regalo de Reyes atrasado, aquí os traigo unos clientes. Especialmente para todos los que habéis votado por ellos en la encuesta.

LOS VICS*

*very important cliente

Los VICS se diferencian del resto porque se creen que solo ellos tienen derecho a ser atendidos. Entran en la tienda como si fuera suya. Pisando fuerte, con la cabeza bien alta, decididos. Como si hubieran entrado ya miles de veces y todo el mundo les conociera y les estuviera esperando. Por eso todos los trabajadores deberían dejar lo que están haciendo para besarles los pies.

Aquí puede entrar toda esa gente a la que la Navidad saca lo mejor de sí misma: la mala educación y la impaciencia.

Estoy atendiendo a un señor que en realidad ya se iba pero me había preguntado una última cosa, entra una mujer VIC, como si la tienda fuera su casa, directa hacia mí:

¿Tienes tal?

Como sé que no se puede ignorar a un VIC, le contesto que sí, sin dejar de mirar y hablar con el señor.

¿Pero de qué color?

¿Pero todavía no te has dado cuenta de que no voy a dejar de atender solo para ir al pasillo donde está eso y enseñártelo? Porque eso es lo que quiere, que deje al cliente tirado a mitad y que la atienda a ella.

Blanco y negro. – Y sigo con el señor, al que a estas alturas ya estoy atendiendo fatal porque solo oigo a la mujer refunfuñar a mi lado que esos colores no, que ella quiere marrón, que tal y que cual. A lo que el señor decide irse sin nada y antes de que haya dado dos pasos ya está la VIC atosigándome.

¡¡Pero es que  yo lo quiero marrón!! ¿¿Marrón no tienes??

No hay marrón, solo hay blanco y  negro, como ya he dicho anteriormente.

Total, para ir a enseñárselo y que se vaya corriendo de la tienda (igual que ha entrado) porque lo quiere marrón.

Y esto me recuerda a aquella vez que otra VIC empieza a pegarme gritos 5 metros más allá sobre el precio de esto y aquello, mientras yo cobraba a una clienta con la que ya había acabado casi, y le decía ala VIC que estaba todo marcado.

¡¡Que no lo veo!!
Espera un segundo, que ya estamos acabando aquí y te atiendo.

¡¡Pero esto cuanto vale!! ¡¡Dime cuanto vale esto!!

Está marcado, yo desde aquí no lo veo y tampoco me sé todos los precios de memoria.

Espérate un momento mujer, si yo ya me voy. – Le dijo la otra clienta. Pero no se esperó la VIC, se fue corriendo por la puerta porque eso de esperar un segundo a que dé el cambio es demasiado para ella.

Y atiendelos rapidito, que si  tardas más de dos segundos en encontrar lo que quieren, en embolsar lo que se llevan o en darles el cambio dicen “mira, déjalo” y se van sin decir ni adiós. Sí, me ha pasado varias veces.

Luego están los VICs que son tan VICs que quieren privilegios que no existen para nadie más, porque ya me diréis quien va a una tienda a pedir que les dejen productos para llevárselos a casa y ya si eso vendrán a pagarlo o devolverlo. Pues sí, los VICs.

Mi ejemplo favorito es el que quería llevarse un rollo de una cosa que cortamos a medida y vendemos por metros, para medirlo en su casa y ya traerlo con lo que sea. Claaaaaaaaaaaaaaaro, te llevas todo el rollo, en la tienda ya no vendemos más a quien quiera, tú en casa te lo mides, cortas lo que te parezca y ya si eso me lo traes y me dices que en realidad no te sirve.

Una cosa que también es muy VIC es juzgar con la mirada. Todo lo juzgan, sobre todo las mujeres. Juzgan que cuando han entrado en la tienda, tú estabas en el suelo recogiendo una cosa que se había caído (porque ellas tienen servicio para que les recoja las cosas, será), juzgan que en vez de atenderlas nada más entran, estabas ordenando una estantería, juzgan que te pongas a limpiar el polvo, juzgan que estés aquí en vez de donde ellas querían que estuvieras (a su lado cogiéndole el abrigo o algo así), juzgan que en vez de devolverles un billete de veinte les devuelvas dos de diez y así infinitamente.

Y con eso del abrigo me acabo de acordar de como dejan sus cosas por la tienda. Ay que me molestan las mil bolsas que llevo, pues las dejo dentro de esta cesta llena de productos de la tienda. Ay, que me molesta el abrigo, pues lo cuelgo aquí de esta percha de productos de la tienda, etc, etc. Alguna vez he tenido que atender a personas enseñándoles cosas encima de  bolsos abandonados en cestas o en mostradores. Luego es ay, ay, ay, que me roban el móvil.

LOS MÓVILES

Y hablando de móviles, les estoy cogiendo una manía que no os imagináis. Voy a proponer que todo el cliente que quiera entrar deje el dichoso aparato en una cesta en la entrada, para que no molesten.

Es que yo creo que si estás esperando una llamada importante lo mejor que puedes hacer es venir a que te atienda. No falla, al 80% de los clientes que atiendo a lo largo del día, les suena el teléfono en cuanto me preguntan algo. Que eso no es culpa suya, pero es que me pasa continuamente. ¿Y qué tengo que hacer yo? ¿Me espero a que acaben ahí de pie sin hacer nada? (Porque siempre contestan) ¿Me voy y atiendo a otras personas? ¿Sigo haciendo lo que estaba haciendo antes de que me preguntaran? ¿Saco mi móvil y llamo a alguien?

Y también les ha dado por enseñarlo todo en el móvil. De todo tienen una foto.

Mira quiero esto. – Y si trabajas en un supermercado, te estará enseñando una foto de un huevo, por ejemplo.

– ¿Qué talla necesitas?

Mira es para ella.- Y te enseñan una foto de la cara de una niña. Sin ninguna referencia de tamaño.

Ah, y que no se me olvide aquella vez en que una clienta sacó el móvil para enseñarme cualquier cosa y resulta que no iba bien y empezó a preocuparse por si le había entrado un virus y suelta “¿Y ahora que hago yo sin móvil? ¡Si es lo que me da la vida!” Y ya no compró nada porque estaba demasiado preocupada por el móvil.

O cuando se ponen a buscar el monedero en el bolso y casualmente encuentran el móvil antes y claro, tienen que desbloquearlo y mirar los mensajes que han llegado. Y contestarlos. Y comentarme que les ha llamado no sé quien. Y seguir buscando en el bolso y sacar mil tiquets que hay que mirar a ver de qué son. Pues de antes cuando has ido al súper ¿de qué van a ser? ¿Vas a pagarme ya?

Y si son adolescente no van a apartar la mirada de la pantalla ni cuando les enseñes lo que han pedido. Jamás.

Incluso una vez atendí a una mujer ya entrada en años mientras ella jugaba al Candy Crush sin parar. Si ellas no paran, yo tampoco.

Así que haced el favor de comportaros cuando vais a una tienda, hombre ya. Y que me acabo de dar cuenta de que yo tengo que estar siempre sonriendo a todos los clientes, pero que muy pocas veces un cliente se acerca a mí sonriendo (prefieren la cara de juzgar).

Propósitos calcetineros 2016

1 Ene

Y ahora, después de quitarnos los collares de plástico y los gorritos de papel, ¡hay que hacer más listas! Que nunca se acaben las listas, eso es lo que pido al nuevo año. Eso y muchas visitas para el blog.

Así que yo empiezo haciendo recuento de todas las cosas que quise hacer el año pasado pero al final no:

propositos 2015

  1. Leer 50 libros. Sí, este año lo he conseguido.
  2. Ver 54 películas. Por un momento pensaba que no llegaba, pero era fácil.
  3. Lo de los borradores… Bueno al menos ahora son 27 y no 38.
  4. Sí, suena raro pero he dejado de ver algunas series: The originals, Girls, Elementary, Looking, The Musketeers, The strain, y otras que he visto pero han sido canceladas antes de decidirme a dejarlas, que también está bien.
  5. Lo de las palabras en inglés… Cada vez estoy más harta, de verdad. Cualquier tontería la decimos en inglés. Intento decir menos y las que digo es con mofa y escarnio.
  6. Sí, conseguimos viajar fuera de la Comunidad Valenciana.
  7. No, claro que no he hecho un Amineko.
  8. Y tampoco hemos hecho a Orwis mundialmente famoso.
  9. Lo de apuntarme a clubs de lectura lo empecé muy bien pero estos últimos meses lo he dejado de lado.
  10. Y tejerme prendas de vestir, bueno, he tejido algunos jerseys y hasta suéters de verano. Este año me lo voy a volver a proponer.

Los libros que me quise leer:

libros 2014 2

 

Ya empezamos el año con Soy leyenda leído, así que no podía ir tan mal. Solo me he dejado uno, porque no ha salido todavía del tarro de los libros. Aquí están las reseñas: Atrapada en el tiempo, Soy leyenda, El resplandor, El misterio de Gramercy Park, La dama de blanco, Las olas del destino y La lección de August.

Las excursiones que nunca hice:

sitios 2015

 

Sí, fuimos a Mascarell porque estaba al lado de donde pasamos la Nochevieja, a la Cova de l’aranya hace un mes y a Requena de casualidad. 

 

Y ahora sí que sí, voy a hacerme ilusiones:

Propósitos calcetineros 2016

  • Cantar “One more day” de Los miserables con todas las voces a la vez. Ya lo tengo al 80%
  • Que al menos el 50% de mi ropa sea hecha por mí.
  • Completar la ruta de los Borgia, que ya me quedan pocas cosas que visitar.
  • Hacer la bufanda de Doctor who.
  • O una manta como la bufanda de Doctor who. (Podría hasta hacer un seguimiento con en La manta today)
  • Terminar de ver la primera temporada de Expediente X (que no hay manera, oiga)
  • Escribir más entradas en el blog que no sean sobre libros o películas. (Y aprovecho y pongo una encuesta ahora luego)

(Podéis elegir más de una respuesta, o agregar lo que os parezca)

 

libros 2016

Y aquí algunos de los libros que quiero leer este año. He puesto un poco de todo, al primero le tengo muchas ganas porque claro, el laberinto de la catedral de Chartres que sale en la portada (y porque es Valencia, claro). A Palmeras en la nieve ya no llego antes del estreno de la película, una pena. Y, por ejemplo, también he puesto el sexto libro de Forastera, que me parece que es el que me toca ahora. Ni siquiera sé por cual voy.

 

PD. Si has llegado hasta aquí, ¡deja un comentario, hombre!

A %d blogueros les gusta esto: