Libros: La sal de la tierra, Daniel Wolf

la sal de la tierra daniel wolf Michel de Fleury es un aprendiz de comerciante en el ducado de Alta Lorena en 1187, pero debe hacerse cargo del negocio familiar después de la muerte de su padre.

Michel estaba en realidad en la súper moderna ciudad de Milán cuando tiene que volver a casa, a Varennes, a comerciar con sal y lidiar con todos los impuestos y trabas que tienen los comerciantes gracias al señor de la ciudad.

Pues, como si no, no tendríamos libro, Michel es un rebelde de la vida y tiene que enfrentarse a todo el mundo. Decide que hay que construir un puente nuevo para ir a la salina y se pone a todo el mundo en contra (menos a los que les viene bien el tema) y así empiezan sus problemas.

Si se pone en contra hasta a su mejor amigo, claro que liarse con su hermana es lo que tiene. Porque sí, no os creáis que no hay historia de amor en este libro. Al menos no son exageradamente cursis, que ya sabéis lo intensitos que eran todos en la edad media.

Me da pena porque antes disfrutaba este tipo de libros muchísimo pero ahora se me hacen muy largos. Vale que el libro tiene casi 900 páginas, pero hay veces que podía ir un poco al grano, la verdad. Y menos mal que no se ha puesto a hablar de la guerra de  Tierra santa, porque ya me lo estaba viendo venir.

Para más inri, me acabo de enterar de que hay segunda parte (si lo sabía, lo había borrado de mi mente), que va de más o menos lo mismo, enfrentarse a la autoridad y tener más problemas todavía.

 Tampoco se me escapa el parecido del título con Los pilares de la tierra, a lo mejor es casualidad pero…

la sal de la tierra

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: