Los clientes de la semana (y sus bolsas de plástico)

clientes

Este mes ha entrado en vigor una normativa europea por la que se prohíbe la entrega gratuita de bolsas de plástico en los comercios y ahora se han de cobrar. (En realidad he leído que todavía no se aprobado oficialmente, pero ya se están cobrando en casi todos los sitios).

Y por eso vengo hoy con Los clientes de la semana para comentar las graciosas (y no tan graciosas) reacciones de los clientes a este tema. (Como si no estuvieran acostumbrados ya a que en las grandes superficies se les cobren las bolsas).

Antes:

  • “Ponme una bolsa que lo que llevo en la que ya tengo es una cosa roja.”
  • “¿Quieres bolsa?” “No, que he traído una. Ah, pero para eso sí ponme una bolsa para meterlo dentro de la mía.”
  • “Claro, para que no se me ensucie esto que ya lleva su propio envase de plástico.”
  • La que se trae su propia bolsa de El corte inglés para meter dentro lo que ha comprado en otro sitio con menos glamour, pero con la bolsa también, no os creáis que se la ahorra.
  • “Dame una bolsa aunque me la tengas que cobrar.” Mientras esperan que se la des gratis aunque no hayan comprado nada.

Ahora:

Pregunta:

-¿Vas a querer una bolsa? Ha salido una nueva normativa y tenemos que cobrar las bolsas de plástico.

Respuestas:

-Pues si el plástico contamina y hay que pagarlo, dad bolsas de papel. (A nadie se le ha ocurrido todavía lo de traerse su propia bolsa de casa).

-Pues que no nos hubieran acostumbrado a usar bolsas para todo. (Lo de la bolsa de su casa todavía no).

-¿¡Que me vas a cobrar la bolsa de plástico!? ¿¡Que me vas a cobrar la bolsa de plástico!? (Y mágicamente aparece una bolsa vacía que llevaba en el bolso y ya no necesita la de pago).

-Si me ha cobrado la bolsa hasta el del restaurante chino a domicilio, que eso sí que no me lo esperaba.

-Ah, pues hasta cuando voy a comprar el pan me quieren cobrar la bolsa. (Como si no tuviéramos todos veinte bolsas de pan que nos hicieron nuestras abuelas para la dote).

-¿Y eso por qué?

-Por una normativa nueva (como ya he dicho anteriormente).

-¿Y eso por qué?

-Para que gastemos menos plástico.

Tengo que decir que también hay gente que ya se había enterado (que eso no quiere decir que no se sientan ofendidos al intentar cobrar la bolsa), gente que entiende el por qué de las cosas y hasta les parece bien y gente que lleva un tiempo trayendo su bolsa de casa, pero son los menos.

Así que los comercios y los que trabajamos en comercios estamos quedando como unos agarrados desalmados que solo buscamos hacer dinero de todo, pero no me importa porque cuanto más les fastidia más gracia me hace cobrar la bolsa. A ver si va a ser verdad lo de desalmados.

Bueno, ¿ya os lleváis vosotros vuestras bolsas de casa o las compráis? ¿O, como yo, lo cargáis todo con los brazos y llegáis a casa haciendo malabarismos?

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: