Libros: La hilandera de Flandes, Concepción Marín

portada libro la hilandera de flandes concepción marínHe leído dos libros muy seguidos sobre Toledo.

En este caso trata sobre la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos. La familia de Efraim ha decidido abandonar España y no su fe, e irse a vivir a Flandes, donde su trabajo como joyeros seguro que es apreciado. Al contrario que la familia de Ivri que prefieren convertirse al cristianismo para seguir ejerciendo como usureros, aunque ahora se llamen banqueros.

La familia de Efraim tiene un secreto (porque en todos los libros que leo hay un secreto siempre), o más bien es una leyenda que corre entorno a ellos: en su casa guardan una herencia muy importante para su religión. Pero nadie sabe donde ni qué es.

En Flandes Efraim consigue trabajar como joyero y ser muy conocido, pero su hija muere en el parto de su nieta, Katrina, que se va a convertir en una hilandera excepcional, tan excepcional que la llaman para trabajar en la corte del rey Carlos, y sí, sigue siendo judía, pero va a tener que guardarlo en secreto (otro más). Y además es la más guapa de toda Europa, como siempre, porque solo a las muy hermosas les escriben libros.

Y no digo ya nada más porque ya os imagináis como la bola de secretos se va haciendo más y más grande y la Katrina que me parece que está un poco tontica. Está obsesionada con el tema de ser judía en la corte y que nadie se entere, pero a mitad solo, porque lo de pasar desapercibida lo lleva realmente mal

  • No puedo comer cerdo, es lo más prohibido de la vida: está rico.
  • Tengo que pasar desapercibida: llamo a la Inquisición.
  • Nadie puede encontrarme: me doy a conocer en toda la ciudad como hilandera de Flandes.

En realidad el libro me ha gustado, aunque la protagonista no me ha convencido mucho. Me han dado ganas hasta de aprender a hacer bolillos, que no sé si será lo que hace Katrina, pero da lo mismo, es lo que yo me imagino.

  • Para convertirte al cristianismo solo tienes que ir a que te bauticen, no te hacen ni un examen ni nada.
  • Invitar a nuevos cristianos a un banquete a base de cerdo.

Ah, y que no se me olvide decir que nombran a Germana de Foix, a la que visitamos aquella vez en el Monasterio de San Miguel de los Reyes. Una mujer seguro que fascinane, la abuelastra de Carlos I de España y V del sacro imperio romano germánico, el rey del que nos hablan en este libro. Si hicieran tantas miniseries de reyes españoles como las que hacen en Inglaterra, yo los conocería más.

la hilandera de flandes concepción marín libro puntuación

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: