Libros: Ready player one, Ernest Cline

player Cuando no había empezado a leer este libro, pensaba que me recordaría a El juego de Ender, por aquello de los juegos, claro, pero nada que ver.

Primero porque El juego de Ender me aburrió un poco y este me ha gustado.

Va sobre un futuro no muy lejano donde todavía están en crisis y todo el mundo es pobre pero pueden pagarse internet para poder estar todo el día dentro de un mundo de realidad virtual, OASIS, donde se puede hacer absolutamente de todo. Si lo piensas es como ahora, que puedes estudiar por internet, puedes comprar, etc etc, pero en vez de a través de una pantalla, estás dentro del centro comercial comprando con tu avatar.

El creador de ese maravilloso mundo virtual al que todo el mundo está enganchado, murió y dejó su herencia escondida allí, para cualquiera que pueda encontrar las pistas y pasar las pruebas. Así que hay un ejército de jugadores profesionales (gunters), que se pasan el día buscando esto. Entre ellos el protagonista, que vive en un parque de caravanas, donde las colocan unas sobre otras porque ya no caben más, con su tía y no sé cuantos más que viven ahí, que ya me dirás como será una caravana de grande para que viva tanta gente.

Total, que un día Wade resuelve el primer acertijo, que le lleva a la primera prueba, que le lleva a cruzar la primera puerta, y así se hace mundialmente famoso. Lo malo, que detrás de esta herencia  también está una gran empresa sin ningún escrúpulo y ahí se lía la gorda. Y empieza una carrera con todos los gunters del planeta, mientras la vidas reales de algunos corren peligro, claro.

  • En mi imaginación, los gunters tienen el aspecto de Gunter de Hora de aventuras.
  • En el instituto virtual se puede jugar a Quidditch.
  • Las cabinas teletransportadoras se parecen a la Tardis. ¿A qué otra cosa se podían parecer?

No quiero contar mucha más cosa, por si alguien no lo ha leído todavía, claro. Al parecer también van a hacer una película, el autor vendió los derechos incluso antes de tener el libro. Imaginad qué bien lo tuvo que vender.

El libro me ha gustado bastante, y no me parece una locura en absoluto. Total, ya estamos todo el día metidos en internet. Lo malo es que vaya tela si aún nos quedan 30 años de crisis. Vamos a tener que ir comprando caravanas.

ready player one

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: