Libros: La mirada de la loba blanca, Claire Bouvier

loba Otro de mis libros de señoras que cruzan océanos para casarse con desconocidos. Esta vez una profesora alemana, hija de clérigo, que se va Canadá a casarse con otro clérigo. Pero se masca la tragedia porque yo me paso todo el rato esperando a ver de qué tío cualquiera se va a enamorar para que haya drama y no pueda casarse con el hombre que ha pagado el viaje.

Total que llega Marie a Canadá y en la caravana que lleva a todas las mujeres a la ciudad (porque no es la única), les atracan, al parecer secuestran a las mujeres y matan a los demás, pero ella se cae del carro y la dan por muerta, así que los indios de la región la recogen, la curan y la cuidan en su aldea.

Marie se encuentra muy a gusto con los indios pero tiene que irse con su prometido porque tiene una deuda con él, que es haberla alejado del secreto máximo que tiene en su pasado. Así que cuando llegan unos tratantes de pieles a la aldea y la reconocen, se la llevan a la ciudad con ellos.

Pero ahora llega el drama de verdad, porque cuando conoce a su futura familia ve que están chapado a la antigua (bueno, a la presente en este caso, que estamos hablando del siglo XIX), y entre que hay que guardar luto antes de casarse y que ella decide que quiere ser profesora y que no la dejan, a Marie se le cae el alma a los pies.

Es básicamente así:

– Que quiero ser profesoraaaaaaaaaaaaaaaaaa

– Que no puedes ser profesora porque te vas a casar y eso está muy mal vistoooooooo

– ¡¡Pero así podré pagarme el ajuar!!

– Bueno, pero solo hasta que te cases, luego ya no.

Y así consigue que la dejen ser profesora en el colegio del pueblo.

  • Queda claro que Marie tiene un secreto inconfesable. Al final nos lo confiesa a nosotros, pero a nadie más.
  • Cuando se perdió hicieron carteles con su foto, y ella y otra mujer dicen “foto” y a nadie le extraña.
  • Tienes mal recuerdo de tu padre cura y vas y te quieres casar con otro.
  • Los indios son lo mejor del universo.

Luego está el tema de “no debes hablar de lo buenos que son los indios” y la respuesta “pero yo quiero hablar de lo buenos que son los indiooooos”, que, como antes, desemboca en drama.

Bueno, que al final no me ha gustado mucho el libro porque he encontrado un poco tontaina a la protagonista, la verdad.

loba blanca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: