Los clientes de la semana

Hace tiempo que no os cuento cosas, así que he recogido unos cuantos clientes, algunos ni siquiera son míos, por si los echábais de menos:

Lo normal es que acabe de atender a una señora y se ponga a contarme que no sabe si este fin de semana se va a ir de viaje o no. ¿A qué santo me estaba contando eso? No tengo ni idea, pero aguántale la historia, o serás una desconsiderada:

– Pues quieren ir a este balneario… a Montanejos no…

– ¡Ah! No sé…

– Claro que no, tú no sabes esas cosas.

¡Menos mal que no trabajo en una agencia de viajes! Porque en ese caso, sería una cosa muy grave, menos mal que solo estoy aguantando el típico “alargamiento de la despedida”, como a mí me gusta llamarlo.

Lo de que no tengo ni idea de cosas es algo que me dicen continuamente. ¡Si ellas llevan años comprando o usando esto y yo no! ¡Si soy una chica! ¡Si soy  muy joven! Etc, etc.

Luego bien que vienen en plan: ¿Por qué me pasa esto? A ver qué se te ocurre que puedo hacer con aquello. ¿Cómo puedo arreglar esto? ¿Qué tendré que hacer con esta cosa?

¡Pero si yo no sé de balnearios!

——————–

Esta señora que viene ahora me gusta especialmente. Sobre todo porque no me pasó a mí, si no mientras esperaba en la cola de una tienda de comida sueca.

Si te llevas dos de esto la segunda te sale a mitad de precio.

– Si es que no sé cuanto vale, ¿qué vale eso?

5.50€, la segunda te sale a 2 con algo…

– Bah, no, no. No quiero otra.

Le dice el precio total de su compra de la bolsa y un par de cosas más. Le intenta pagar con un billete de 5. Lo mueve con desesperación (por supuesto que tiene prisa, como todos los clientes, hasta que ya les han cobrado y entonces se ponen a hablar de viajes de fin de semana a balnearios), sigue moviendo el billete y el cajero no lo coge porque no hay suficiente, le repite el total:

– ¿Quéeeeeeeeeeeeeee? ¿¿¿¿¿Por qué es tan caro si solo llevo eso????? ¿Qué cuanto vale la bolsa?

5.50€

– Ah, pues no, no, no, no, no la quiero. Solo lo otro.

Yo por dentro ya estaba pensando en un post de los clientes de la semana. Y el cajero seguro que también, pero no lo dirías por su cara, estaba tan tranquilo. Seguro que acababa de empezar el turno, porque si  llevara cuatro o cinco horas aguantando gente que no escucha, yo al menos hubiera echado la mirada de cliente de la semana.

———————

Y esto pasó en una “tienda oriental”, otra vez haciendo cola en la caja.

Llega una mujer con su hija y llevaban unos cromos de alguna actriz de moda de Disney Channel y el cajero oriental los coge y los pasa por el escáner.

– No, eso lo he comprado en la tienda de juguetes. Tengo el ticket. ¿Es que también los vendéis aquí?

– No.

¿Entonces por qué lo pasa? Es una cosa que no entenderé jamás, por mucho que lo piense. Bueno sí, por si acaso. No sea que por una casualidad lo vendan y no lo cobre.  Como Maggie en la cabecera de los Simpsons. Espero que Marge llevara el ticket.

——————-

Esto no es un cliente de la semana, o a lo mejor sí, pero me acabo de acordar de cuando estuve ordenando unas cajas y tirando las que estaban vacías y en una de ellas apareció una estampita de alguna virgen. Estaría bendiciendo el cartón.

Luego también están los señores que van a comprar con sus señoras pero no tienen ganas de que se entretengan en una tienda y mientras entran ya les van diciendo “aquí no hay de eso que tú quieres”, me encanta que después del comentario la señora me pida algo que sí tengo y enseñárselo y mirar la cara del hombre que tiene que fastidiarse y estar un rato en la tienda con su señora.

Y nadie entiende lo que es una oferta 2×1, NADIE. No es tan complicado, te llevas dos y pagas uno. Se lo dices así. Siguen sin entenderlo, haces una descripción gráfica de lo que significa. Siguen pensando que se llevan 2 y pagan un euro, y cuando por fin lo entienden te preguntan que para qué quieren tantos. Pues cuando supuestamente valían 1 euro bien que los quería.

“Vengo a ver si tienes de esto, pero no vas a tener, a ver, no, no tienes, no vas a tener, no tienes, no, no tienes.”

Bueno, a ver si me lo enseñas ya y te digo si lo tengo o no lo tengo.

Que yo no sé para qué entran a preguntar si no dejan ni que les digas si tienes o no. Por si acaso no será, porque ni explican lo que quieren ni dejan que les pregunten qué es lo que necesitan.

Y para acabar, os dejo de regalo las excusas más usadas para no comprar:

– Luego vengo (y llevan el dinero en la mano)
– Cuando cobre vengo (hay que decir que esta excusa es verdadera, pero el 90% de la veces, una excusa)
– Pues ya me paso esta tarde.
– Me lo guardas y vengo mañana.
– El martes cuando pase me lo llevo.
– Es que no llevo suelto (siguen con el billete en la mano)
– Espera, que tengo que hacer una llamada de teléfono.
– Voy a sacar dinero al banco y vuelvo (Pero si puedes pagar con tarjeta. No, es que tengo que sacar dinero.)
– Voy a mirar qué talla tengo en casa, no sea que sea la misma, aunque la que tengo en casa me viene grande y esta que me enseñas me viene bien. (Una de mis situaciones favoritas, un día os la contaré bien, es muy divertido)
– Voy a comentárselo a ella. (No me preguntéis quien es “ella”, supongo que su amiga imaginaria)
– Tengo que ir a salvar un planeta extraterrestre con el Doctor.
– Voy al médico y vuelvo.
– Voy a por huevos y cuando pase me lo llevo.
– Es que igual ya se lo ha comprado “ella” y no voy a comprarlo yo.
– Me voy a esperar (lo necesitaba urgentemente)
Es que vas a cerrar (son las 10.30 de la mañana)
– Luego paso que tienes mucha gente (hay una persona delante y ya le estoy cobrando)
– Ahora no me lo puedo comprar porque estoy gorda (¡En serio! Esta también es genial)

A mí las que más me gustan son las que envuelven tener que guardarles el producto. Y como en realidad no lo quieren, tú se lo guardas y no lo vendes jamás porque nunca vienen a por él. Lo mejor es cuando aparecen otra vez por la tienda y tú sabes que tienen una cosa guardada pero ellas se hacen las locas, ¿no ves que el cliente siempre tiene la razón?

4 comentarios sobre “Los clientes de la semana

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: