Va de series: Adiós a True Blood

true-blood-season-7-key-art

El final de True Blood ha sido el final de una era. Al menos para mí. Es verdad que la serie se había vuelto casi infumable y que era muy difícil aguantar un capítulo entero del tirón, pero ya sabéis que True blood es una serie especial para mí.

¿Que no lo sabíais? Pues sí.

Mi historia con True Blood empezó cuando me tocaron los tres primeros libros en un concurso de la web de Cuatro (¿todavía los hacen?), no tenía ni idea de qué iba el tema ni había visto la serie nunca, pero acerté las preguntas. Después me compré el cuarto libro en inglés (qué valiente soy), y luego me dispuse a ver la serie, claro. La primera serie vista gracias a internet. Y así fue como comenzó mi obsesión seriéfila de los últimos cuatro años. 

Tuve una crisis dramática importante, porque pensaba que había empezado a ver series así en 2009 y en realidad es 2010, pero no pasa nada, lo he superado ya.

Después de True Blood vinieron Mad men y The vampire diaries y el resto de la historia o ya la conocéis o la podéis leer en el resto de entradas del blog, así que no voy a seguir. Vamos a lo que importa: el final de True Blood.

Los spoilers están escritos abajo, no en un link a esta imagen.
Los spoilers están escritos abajo, no en un link a esta imagen.

Como dije al principio de la temporada, yo quería que fueran muriendo todos paulatinamente, en plan un par por episodio o algo así. Todos menos Eric y Pam, por supuesto. Pero no ha pasado eso, sí que ha muerto gente, pero nada del otro mundo. Dijeron que un personaje principal moriría en los primeros minutos de la serie y así fue como murió Tara. Personaje que odiaba con todas mis fuerzas, sobretodo en estas dos últimas temporadas. Pero lo mejor (o lo peor): que ni siquiera se la ve morir. Ahora estoy y ahora no estoy, soy un amasijo de sangre y mi madre dice que soy yo. Y punto. Ni despedida lacrimógena ni na. Ahí te quedas Tara.

Más adelante se muere también Alcide, que me caía bien y así Sookie puede ir por todo el pueblo con su camioneta.

En todos los finales de serie tiene que haber: una boda, una muerte y una mudanza. O por lo menos dos de ellas. Y aquí también, por supuesto. Y explosiones, también hay explosiones.

Creo que nadie se muda, bueno, en realidad sí, porque Hoyt ha vuelto de Alaska con su nueva novia y al final los dos se quedan a vivir en el pueblo, puede contar como una mudanza. Hoyt se casa con Jessica (menos mal) y la novia tiene un montón de hijos con Jason, así que aquí tenemos al menos una boda y de muertes pues hablamos de la Bill, que decide que Sookie tiene que matarlo porque mientras esté al otro lado del cementerio Sookie no podrá hacer una vida feliz rodeada de críos, que se ve que le gustan mucho aunque por lo menos yo, es la primera noticia que tengo de ello.

Ah, y el final lacrimógeno. Porque a ver si después de no sé cuantos años no vamos a tener final lacrimógeno. Bueno, que yo no he soltado ni una lágrima que conste, pero esa reunión “familiar”, el día de acción de gracias unos cuatro años después, para que veamos lo felices que son todos, Jason con sus por lo menos tres hijos, las varias parejas del pueblo, Eric y Pam vendiendo una nueva True Blood sintetizada a partir de la sangre de Sarah Newlin y, por supuesto, Sookie con una barriga prominente y nosotros esperando a ver quién era el marido de Sookie y  al final ni le enfocan la cara ni nada. He leído por ahí que era no sé quien que se había metido en una pelea con Eric en la tercera temporada o algo así y que Sookie le había salvado la vida, pero vaya explicación más vaga.

¿Mi momento favorito? Este:

Eric bailando con la cabeza en el coche lleno de japoneses muertos

También está bien cuando Sookie empieza a leerle la mente a Bill ¿de dónde ha salido esa mierda? Si a Sookie le empiezan a molar los vampiros cuando descubre que no les puede leer la mente, pero claro Bill se está muriendo y eso significa que es casi humano y por eso le lee la mente, o vamos a pensar algo así por nuestro  bien.

Pues me metí en el hashtag #trueend antes de ver el capítulo porque soy tonta y alguien había puesto algo sobre Sookie con colmillos y casi me da algo.

——————————————————————

Y ya está. ¿Que si me ha gustado el final? NO, ya he dicho que quería que murieran todos. Así a lo gore total.

5 comentarios sobre “Va de series: Adiós a True Blood

Agrega el tuyo

  1. NO MIRO-NO LEO-NO NADA. Me quedan cuatro episodios para terminarla, pero estoy esperando a una amiga para verla y claro, tardo más (es que sola me resulta imposible verla ya, ¡Qué mala es!XD)
    Aún así… lo que la voy a echar yo de menos… True Blood es verano! ¿Qué va a pasar ahora? Mi vida sin Eric y Pam no tienen sentido! jajaja

    Volveré a leer la entrada cuando haya terminado la serie, of course 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: