Libros: El río de la fortuna, Elizabeth Haran

rio Otro libro de estos. Los llaman “Landscape books” (o a lo mejor “novels”), libros de paisajes, pero para mí siempre serán libros de señoras que se van al fin del mundo en el siglo XIX o XVIII. En este caso Francesca ya ha nacido en Australia, pero da igual. Tampoco es que se describan muchos paisajes (más bien ninguno), así que poco podría entrar en el tema. También podríamos llamarla “novela romántica”, de eso que yo aborrezco, pero no lo es del todo así que tampoco. Aunque igual sí que podría entrar en el saco de las telenovelas australianas (aunque no sea televisada, sí), que tengo presente gracias a A place to call home, gran telenovela australiana donde las haya.

Mejor os cuento de qué va y acabamos antes.

Los padres de Francesca son irlandeses (estos son los que se cruzan medio mundo), se van a Australia a buscar oro, que era la moda de la época. Luego se compran un barco de vapor para transportar madera y otros bienes por un río. El primer día, su marinero oye un llanto en el río y rescatan a un bebé recién nacido que su madre había dejado en una tina a su suerte. Estos señores no pueden tener hijos (qué casualidad) y deciden que se van a quedar al bebé, total, nadie les conoce y seguro que nadie se ha fijado en que la mujer no estaba embarazada ayer.

No me digáis que no es un comienzo telenovelesco.

De la infancia de Francesca en el río poco nos van a contar. Más bien absolutamente nada, porque lo siguiente que sabemos es que ha abandonado su trabajo como contable-niñera y vuelve al barco cuando tendrá pues unos 18/19 años. Y claro, es de una belleza inmensa. Eso no se van a cansar de recordárnoslo.

Bien, su padre y el marinero ya están viejos y tienen deudas y el barco corre peligro porque es el aval de las deudas, así que Francesca decide que va  a sacarse el carnet de barco y va a ayudar a su padre con los transportes. Se va a enamorar de tal y cual, medio pueblo se va a enamorar de ella, los verdaderos padres bla bla bla, etc, etc.

No os cuento más porque no hace falta, si empezáis a leerlo enseguida sabréis por donde va la trama, porque es previsible hasta decir basta. 

La verdad es que no me ha gustado demasiado, es un tema revenido ya, aunque lo del barco sea más exótico que, por ejemplo, una granja, pero da igual. Los personajes tienen mínima personalidad, y los paisajes son inexistentes, menos mal que tengo una gran imaginación.

rio fortuna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: