Hoy visitamos: Toledo

Un viaje que tenía mil ganas de hacer era este. Nadie puede no visitar nunca Toledo. Y además, os debía el post (aunque os dé igual), porque como no lo escriba ahora (meses después del viaje), no lo escribo nunca. Por muchos apuntes que tenga en mi libreta de apuntes.

Vamos a empezar por lo datos de hoteles y restaurantes y luego pasamos a lo jugoso:

Nos hospedamos en el Hotel Mayoral. Está al lado de la estación de autobuses y muy cerca de la puerta de la Bisagra, a no ser que te líes el primer día y subas a Toledo por la cuesta más larga y acabes en la otra punta de la ciudad. Podría pasarte si eres yo. Eso sí, cuidado con la ducha que intentando cerrar la cortina, se me cayó encima y no es plato de buen gusto.

El desayuno del hotel era el típico desayuno de los hoteles, lo bueno es que tenían dulces típicos de Toledo. El resto de la bollería no era gran cosa.

Comimos el primer día en un restaurante que se llama La judería, (como veis, opiniones encontradas en tripadvisor), está en la calle que baja de la iglesia donde está el Entierro del señor de Orgaz hacia las sinagogas y el museo de El Greco. Había menú bien de precio (12€) y el sitio es un lugar pintoresco (comimos en el patio de una casa y era original), pero la comida no era nada del otro mundo. A mí me gustó lo que me pedí (pisto y codornices), pero el postre era una natilla líquida que me tuve que beber directamente del bol porque si no, estamos ahí dos horas más. (¡Y sin galleta ni canela!)

Ese día cenamos en un bar que está justo cuando cruzas la puerta de la Bisagra. Se llama Valinor. Eso sí que fue una decepción, nos pedimos unas patatas con salsa césar y una especie de pizza que estaba hecha con muy poco cariño. Y en la mesa de al lado habia una chica contandole un drama impresionante a un señor, que si había conocido a un chico, que si el chico la agobiaba porque quería quedar todos los días y ella le decía que se iba con sus amigas y que le llamaba y no se qué historia y entonces rompieron porque se agobiaba y tal. En fin, típicos dramas.

Al día siguiente comimos en un sitio que era ESPECTACULAR. Se llama Tornerías y está cerca de la Catedral, un poco escondido, creo que hay un teatro cerca. También había menú y bastante barato (12€) , más barato si comías en la terraza (10€), pero hacía frío y estaba medio lloviendo así que comimos en el comedor.

Yo comí un plato de ensalada de pasta que estaba bien, porque me gusta la ensalada de pasta (y llevaba patata,  no sé por qué me llamaron loca aquel día que hice macarrones con patatas), y de segundo las mejores costillas del universo. El camarero nos dijo que eran especialidad de la casa y que estaban ricas así que las pedimos, BUENÍSIMAS, se deshacían en la boca. Una locura. De postre flan, que no estaba líquido.

No me acuerdo donde cenamos el ultimo día, supongo que porque ya cenamos en casa.

En cuanto a cosas que vimos:

El señor de la Información turística fue lo más amable del universo y nos explicó todo perfectamente. Nos dijo que podíamos comprar unas pulseras que nos daban entrada a varios monumentos y la compramos, luego aprovechamos que el domingo a partir de las dos la catedral es gratuita para los españoles, y también subimos al trenecito que sale de la plaza Zocodóver y te lleva a dar una vueltecita por Toledo y alrededores mientras te cuenta leyendas y te da datos. Pero ahí estaba yo de mala leche porque fue cuando me apeteció el dichoso yogur helado y no encontraba donde lo vendían y cuando por fin lo encuentro y hago una cola de quince minutos o más, va la máquina y se estropea y me quedo sin yogur.

La pulserita nos daba entrada a la Mezquita del Cristo de la luz que fue lo primero que vimos, me gustó bastante aunque está un poco deteriorada y encima la gente pinta su nombre en las paredes. Están arreglándola un poco y por eso hay andamios y plásticos por todos lados.

Luego fuimos a la Iglesia de los Jesuitas, le compramos un paquete de pañuelos a un hombre de una tienda de por allí, porque se me habían olvidado los pañuelos en casa y el que llevaba ya estaba deshaciéndose. La iglesia esta tiene parqué. Y lo importante es que puedes subir a la torre (no es excesivamente cansado), y se ven unas vistas excepcionales de la ciudad.

cristo de la luz y jesuitas

Después fuimos a ver el cuadro del Entierro del señor de Orgaz, había una cola impresionante y una mujer nos gritó que donde íbamos, que nos estábamos saltando la cola, pero claro, somos VIPS y podíamos entrar sin colas. ¡¡Si vais a Toledo compraos la pulsera!! Solo por saltarse esa cola de japoneses vale la pena. Luego estuve escuchando a un guía dar un discursito en inglés a unos extranjeros y lo entendí todo y ya no hizo falta que buscara información en internet.

Aquí es cuando menos cola había.
Aquí es cuando menos cola había.

Luego fuimos a ver la Sinagoga de Santa María la Blanca, que tenía muchas ganas de ver por las fotos que había visto en google antes de ir. Me gustó mucho. Había una monja allí a la que le preguntamos si el suelo era el original, nos dijo que no, que el más antiguo estaba en la parte de la derecha pero que tampoco era el original. Yo es que tengo una obsesión con los suelos originales de los sitios.

santa maria la blanca

También estuvimos en la Iglesia del Salvador, que está en la calle esa donde está la iglesia del cuadro del Señor de Orgaz, es una iglesia que parece que no, pero fue de lo que más me gustó de Toledo. Por lo menos es curiosa. Si no recuerdo mal, era otra cosa que podías ver con la pulsera. Uno de los pilares es de origen visigodo y está bastante bien conservado para la edad que tiene y a mí me pareció lo máximo. También tienen unas ruinas debajo de la nave central y un patio también con ruinas, todo visitable. Pensaba que tenía fotos, pero veo que no, así que si vais a Toledo, vedla por vosotros mismos.

Y en la 2º parte…

  • Alcázar y Farcama
  • Museo El Greco
  • Sinagoga del Tránsito
  • Catedral
  • Monasterio de San Juan de los Reyes
  • El trenecito

4 comentarios sobre “Hoy visitamos: Toledo

Agrega el tuyo

  1. Oh, qué bonito es Toledo! Yo estuve hace millones de años (no exagero, por lo menos 20) y tengo muchas ganas de volver. Y también a Segovia, ya que estamos XD

    saluditos

    PD: El drama toledano de la muchacha de la mesa de al lado, impagable 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: