Va de series: The big C

big cDentro de la campaña “2013, cancela todo lo que ve Therwis”, también se ha acabado para siempre The big C, una de las primeras series que vi a ritmo de emisión.

Como dije en su día, va sobre una mujer a la que un día le diagnostican un melanoma y se empeña en hacer todo lo que le apetece antes de morir. Con esta premisa pasa la primera temporada, pero cuando llega a la segunda, no hace más que hacer aguas (como esa piscina que nunca será otra cosa que un agujero en el suelo).  Y la tercera es más de lo mismo, con el marido reconvertido en un monologuista motivacional (tengo que confesar que el tema de los seminarios y los monólogos de motivación siempre me ha parecido una tontería).

La verdad es que la segunda temporada tuvo un buen final, pero esta serie cuando tiene buenos finales, te los estropea nada más empezar el primer capítulo de la siguiente temporada. O cuando empieza la cuarta y última y te engañan vilmente, aunque después de haber visto el resto de la serie, ya sabes que te van a engañar vilmente.

Bueno, pues como dice la “showrunner” (que supongo que no es otra cosa que la productora de toda la vida, y ahora es cuando alguien viene a contarme las diferencias que hay entre una cosa y la otra y que soy tonta.), se ve que tuvo que pedir de rodillas al dueño del canal que dejaran que hicieran unos pocos capítulos más para darle un final digno a la serie y al final aceptaron. Así que nos han plantado cuatro capítulos de una hora de duración (creo que el primero duraba más), para que estemos sufriendo con Cathy hasta el final. O igual no sufrimos tanto, la verdad.

Como decía, la serie al principio me gustaba. Me gustaba el tema de hacer todo lo que quieres hacer antes de morir, como en mi capítulo favorito de los Simpsons, en que Homer se come un pescado venenoso y hace una lista de cosas que tiene que hacer antes de morirse. Pero luego va dando pereza. No me hubiera importando lo más mínimo si al final el dueño de Showtime le hubiera dicho a la chica esta que no le daba la gana seguir con la serie, aunque fueran cuatro episodios.  Pero, callad, que peor fue la tercera temporada, que no tenía ni ton ni son.

Pero bueno, tenemos un final y un cierre para la historia y eso es lo que nos gusta a todos los seriéfilos, seguir una serie y que al final se acabe de verdad, no que la cancelen y nos dejen con los feels.

big c

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: