Mientras tanto en mis sueños…

Ya hacía tiempo que no os contaba un maravilloso sueño de los míos. En realidad me imagino a gente que estudia sueños entrando al blog a psicoanalizarme.

Iba de viaje a Disneyland Japón (que supongo que no existe, a lo mejor tienen un parque temático de Hello Kitty pero no de Disney), y me maldecía a mí misma porque había ido a Japón y no se me había ocurrido aprender un par de palabras básicas en japonés, porque entré en la cola en zig zag y llegué donde un japonés me preguntaba algo que no entendí y le dije en español que no le entendía, a lo que me contestó en idioma de sueño que si quería el vale de entrada de diez veces que era solo para mujeres y le dije que no.

Después de eso pasé los tornos de entrada y estaban allí mis compañeras del colegio, (ni en Japón me libro de ellas) que se querían subir a una de esas atracciones de caída libre, pero yo no quería, primero porque me caían mal y segundo porque en la vida real ya me subí a una y aunque estuvo guay, la sensación de estar ahí arriba por un momento es asquerosa. Además, como siempre, el parque era más acuático que otra cosa y me daba rabia. (En realidad era el mismo parque de atracciones con el que sueño cuando sueño con un parque de atracciones)

Luego estaba con mi madre en nuestra casa que era un castillo y oía un ruido al otro lado de la puerta de entrada, así que no se me ocurría otra cosa que mirar por el hueco de la cerradura (porque aquello era un agujero muy grande). Resulta que había un tío montado a caballo que acabó tirando la puerta abajo (más bien encima de mí, que estaba detrás), pero no me hacía daño y además ¡estaba escondida! Pero al final el tío del caballo se iba y yo ponía un episodio del Doctor que me había acabado de bajar, pero no sabía si era un episodio entero o solo un miniepisodio, así que lo ponía para ver cuanto duraba y resulta que estaba en catalán. 

Después de eso nos fuimos a una boda y de repente una chica con la permanente noventera que estaba en las filas de atrás empieza a gritar avanzando por el pasillo, y unos seguridades la sacan de la iglesia arrastrándola de los pies. Al rato sale una mujer a decir que  la boda no se celebra pero decido quedarme un rato porque iban a repartir los detalles que se dan al final del banquete. (¡Cosas gratis!)Pero al final solo dan los de los niños, que parecían bolas de niños, todos estaban gordos. Así que nos vamos, y entonces queríamos hacernos un sandwich pero resulta que estamos en una mierda de centro comercial donde solo hay tiendas (y una iglesia).

Sé que he soñado más cosas a parte de esto, pero no me acuerdo. Si incluso vi con detalles el episodio de Doctor Who, estaban en un sitio con nieve y había unos animales muy feos a los que tenían que vencer y salía la nueva companion y todo. (Tengo que dejar de mirar tumblr antes de irme a dormir)

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: