El compendio del viernes

Pues aquí estamos otra vez, no os asustéis, pero la navidad cada vez está más cerca, yo ya estoy buscando un sitio donde esconderme, para que no me lo quitéis. Bueno, en realidad, si el fin del mundo es el 21, igual hasta nos libramos. Esa sería la parte buena del fin del mundo.

Bueno, pues ayer tuve una prueba de acceso a un curso del paro (¡existen! yo tampoco me lo creía), resulta que la web donde renuevo la demanda es lo peor, pero sobretodo odio el flash player que utilizan para enseñarme el pdf del papel. Más que nada porque es imposible guardarlo en ningún formato con el que luego lo puedas abrir. Y diréis, ¡pues imprímelo! Sí hombre, y gastar tinta de impresora para luego no necesitarlo para nada. Nanai. Así que renové la demanda y me dije “bah, otro día entro y lo guardo, que ahora no me apetece hacer capturas de pantalla y juntarlas con el photoshop” (esa es mi técnica, sí). Pues bien. A los pocos días vuelvo a entrar y ¡oh, sorpresa! Me han bloqueado la clave y ahora me aguanto. Pereza máxima ir a la oficina para eso. Bueno, como tengo muchos meses, un día que tenga que ir para allá, ya voy de paso.

Bien, pues el día llegó. Me llaman para hacer la prueba, vale, pues cuando acabe voy a la oficina y tal. Jueves 00.00h, ¡MADRE MÍA COMO ME PIDAN EL PAPEL PARA HACER LA PRUEBA QUÉ HAGO! Maravilloso momento de comprensión de que la vagancia me puede pasar factura a la larga. Así pasé la noche: “Pues si voy antes de que abran y hago cola para entrar de las primeras y coger número y me atienden enseguida, me pueden imprimir el papel y luego voy corriendo al sitio este que está a dos o tres calles y si no, pues les digo que hago la prueba y luego vuelvo, que han sido una serie de catastróficas desdichas y tal, pero claro, y si llego tarde ¿qué?, y si son súper antipáticos y no me dejan hacer la prueba, pues ya ves tú para un curso, si no estuviera dada de alta no me hubieran llamado, qué estúpidos, etc etc etc. (Lo peor es que la gente que lucha para que sus academias tengan cursos del paro luego tratan a los “estudiantes en paro”  como escoria)

Bueno, pues allí estaba yo media hora antes de que abrieran la oficina haciendo cola detrás de una señora con abrigo rojo. Parecíamos todos zombis arremolinados en la puerta mirando al limpiacristales.  Consigo que me hagan el papel, me cambian la contraseña. Le pido que me de otra copia por si acaso me la piden en el curso y tal. Se niega. Pues vale, ni que pagara la tinta ella, en fin. Me voy corriendo al sitio del curso, tengo que adelantar a una clase de un colegio de monjas que se van de excursión al mercado (es broma, no sé donde iban), y llego. En fin, llevo toda la semana haciendo ejercicios de inglés para esa mierda de test. Si he tardado más en rellenar mis datos personales (bueno, es que tenía más preguntas esa hoja que la del test) y ya está. Y luego tengo que llamar yo al sitio para saber si entro al curso o no. No vaya a ser que ellos se cansen llamando a la gente.

Miedo me dan los cursos del paro.

Y luego me he encontrado a la mujer del abrigo rojo en el metro. Que digo yo que si están de huelga podrían dejar los billetes gratis, más que nada para joder a la empresa y no a los clientes.

En otro orden de cosas, me ha pasado esto:

me sigue brick

¡Dios! ¡Ahora podremos susurrar y leer libros juntos! (Y tener feels como en el capítulo de ayer)

Ahora un ejemplo de que me aburro mucho:

12

¿Soy la única que piensa que la gente se puso hiper pesada con el tema de los doces? Joder, ahora mismo son las 11.51 del 14/12/2012 y tampoco lo vamos a volver a vivir, que no jodan tanto. Es una casualidad como cualquier otra, y a esa hora estaba yo haciendo una captura de pantalla del reloj del ordenador, algo súper especial a la altura de un momento súper especial.

11.51

Y ahora, una adivinanza:

que sera sera

Esto es un amigurumi a mitad que estoy haciendo, a ver quién adivina que será cuando sea mayor.

Ya está, esto es todo lo que tengo que decir esta semana, como es viernes, ya sabéis lo que voy a hacer ahora nada más publique este post ¿no?

PD. Esta semana también me lié la manta a la cabeza e hice una maravillosa cabecera para la página de facebook del blog.

2 comentarios sobre “El compendio del viernes

Agrega el tuyo

  1. Un helado? Una bruja? Ya no se me ocurren más cosas puntiagudas XDD

    Yo sé que los cursos del paro existen! Hace dos años me rechazaron en tres 😀 Este año ya ni los pedí, pero vamos, que los de la academia a mí me dijeron que me llamaban y tampoco lo hicieron, así que si realmente te interesa el curso vete a darles el coñazo, sino pasarán de todo.

    Yo estoy inmersa en mi nuevo trabajo con el que tengo turnos infernales, me quemo las manos y no paro un segundo. Igual hasta lo adivinas, jaja. Eso sí, estoy encantada y deseando cobrar mi primera nómina después de año y medio.

    saluditos!

    Me gusta

    1. ¡Es otra cosa! Es que está muy poco avanzado de momento xD

      Si una vez hice un curso del paro, pero llevaba años sin saber nada de ellos, y de repente sin apuntarme a nada ni ná me convocan a hacer el examen, y yo pensando que ya hasta pasaban de hacerlos.

      Pues entre eso y una cosa que leí en tu blog el otro día creo que ya sé más o menos por donde andas… ¡Pero ya no tienes tiempo para ganchillar sin control!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: