La gente que avisa

La gente que avisa no es traidora. O más quisieran ellos, porque todos conocemos a alguien que se pasa el día avisando de cosas:

– Qué mala cara tienes.

– ¡Qué costipada estás!

– ¿Has dormido mal hoy?

– ¡Estás toda roja!

Este último es el que más odio de todos. ¿Que estoy toda roja? ¡No puede ser! ¡No lo noto! ¡No noto la lava hirviendo debajo de mi cara, qué va! ¡Es imposible, porque tengo un montón de frío ahora mismo!

En serio ¿son tontos o qué?

Mucho avisar de mierdas como esa pero luego nunca te comentan que tienes un moco pegado en la nariz, que llevas la bragueta bajada, que se te ve todo cuando te agachas, que tienes comida en los dientes, que se te ha quedado enganchada una hoja de árbol en el pelo, que te has rallado la cara con un boli, que hoy has ido a trabajar en pijama, que tu jersey está ardiendo, que tienes un chicle pegado en el culo…

Y el típico grano que te has rascado sin querer y te ha llenado de sangre la cara

Esas cosas no, porque son de mala educación. Pueden estar mirándote toda la mañana mientras tú llevas una flor gigante en la cabeza porque cuando ibas por la calle se ha levantado aire y volaba de todo, pero no te lo dirán, ya lo verás tú cuando vayas al baño y te mires en el espejo. Y si no vas, pues te jodes. Ya volverás a casa, ya que ellos estarán ahí como si no pasara nada, como si no se hubieran dado cuenta. Y si te das cuenta tú y se lo comentas harán como si nada.

Y luego siempre están los listillos que dicen:

– ¿No tienes frío?

– ¿No tienes calor?

¡Sí! ¡Hoy hay una temperatura de -50 grados y he salido de casa en tirantes y tengo frío! ¿Qué quieres, saberlo seguro para poder sentirte superior a mí? ¿Estás más tranquila ahora?

¿Esta gente no se fía de tu temperatura corporal o que?

Finn (el humano) está igual de harto que yo

Pero claro, como somos animales sociales (yo no, como podeis comprobar), la norma social dice que si notamos algo nuevo en alguien tenemos que decírselo. Para que sepa que nos importa.

– ¡Qué jersey más bonito! ¿Es nuevo? ¿Dónde te lo has comprado?

– Como molan esas zapatillas ¿Son nuevas? ¿Dónde las has comprado?

– Me gusta tu nuevo peinado ¿Te has aclarado el pelo? ¿A qué peluquería vas?

Y entonces ya estamos tranquilos. La verdad es que a mí me da lo mismo si alguien no se da cuenta de que me he comprado un jersey. Pero hay gente que se enfada y te deja de hablar y todo, porque un amigo no puede ir por la vida sin fijarse en esas cosas. PERO SÍ SIN AVISAR DE QUE TIENES UN PUÑETERO MOCO EN LA CARA.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: