Pelis: Orgullo y prejuicio

Ya hablamos del libro ayer así que no me voy a poner a contar la historia otra vez.

Me ha dado tanta pereza esta peli que la he tenido que ver en tres tandas, ahí dejo eso. Y es que la historia no me pareció interesante del todo, así que ver la película no me motivaba nada de nada.

Por cierto, que hay espoilers.

Qué pavisosas las hermanas pequeñas y la madre cuando ven al regimiento. Daban ganas de pegarles un sopapo.Y el señor Bingley otro que tal, no me pareció tan pavo en el libro.

Por lo menos hay alguna escena interesante técnicamente, como esa secuencia sin cortes durante el baile de los Bingley.

Pues si las intenciones tan manifiestas del señor Collins con Elizabeth es darle una florecilla silvestre cuando le pide matrimonio…

Pero es que el Collins este es más gilipollas aún que en el libro. Qué ridículo es todo el rato.

Cuando Elizabeth va a Rosings a ver a su amiga Charlotte hay un trozo que no recuerdo del libro, aunque claro, hace como un mes o dos que lo leí, pero que no me suena nada.

Sigo sin entender por qué es tanta deshonra que se fugue la niña con el Wiccam pero luego están todos (sobretodo la madre) tan sumamente contentos de que se casen. Bueno, sí lo entiendo todo, pero es la reacción de la madre la que no me cuadra. Tanta desolación  y luego casi le da algo de felicidad cuando consigue casar a una de sus hijas. ¡A los 15 años! ¡Cuánta felicidad! Y lo proclama a los cuatro vientos.

Al final (y teniendo en cuenta que hace un tiempo que leí el libro) no me parece una mala adaptación, me pregunto si Keira Knightley se habrá hecho algo en la cara, en las tetas desde luego no, porque sigue estando plana, pero la veo rara. Aunque igual solo es el maquillaje, como siempre.

Por cierto, mirad quien andaba por aquí también:

 Esta chica se ha encasillado en historias de época, claramente. No la he visto en otro sitio.

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: