basado en hechos reales (3)

22 Abr

Aún estaba estudiando Imagen, otra vez en el metro, los viernes salía antes y siempre iba lleno, como no.

Llevaba un bulto en la mano, había estado haciendo un trabajo de fotografía y era parte del atrezzo, lo podría haber llevado en la mochila, pero era demasiado frágil. Estaba envuelto en papel de periódico, cualquiera no había podido saber qué era.

Me arrepretujé contra la puerta contraria al andén, donde no molestaba ni me molestaba nadie. Es posible que fueran fallas y por eso hubiera tanta gente. Aguanté la mas de media hora que tenía de camino protegiendo el bulto en la mano.

De entre tanta gente que había allí, una pareja de mediana edad estaba cerca de mí. No recuerdo si hablaban mucho, porque entonces los habría reconocido por el acento. De repente se giraron y el hombre miró el objeto de incógnito de mi mano y me dijo:

– ¿Eso es un vaso de sidra, no?

Le miré con cara de alucinada, le sonreí y le dije que sí, aunque era difícil reconocerlo con la cantidad de papel de periódico que llevaba.

– Es que somos asturianos, reconoceríamos un vaso de sidra en el fin del mundo.

Supongo que en el fin del mundo los vasos de sidra no se parecen a los vasos de sidra que tenemos aquí, por eso es tan difícil reconocerlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: