Libros: Sentido y sensibilidad, Jane Austen

26 jun

Yo quiero que me guste Jane Austen, de verdad que sí, pero es que no puedo con toda esta gente que lo único por lo que vive es por invitar a gente a su casa y buscar el mejor partido para casarse y pensar en las rentas anuales de sus vecinos. Llamadme insensible.

En este caso tenemos a tres hermanas (aunque una de ellas está completamente olvidada durante todo el libro), que no pueden heredar nada porque son mujeres. Resulta que su padre se muere y todo lo que tienen lo debe heredar su hermano (que solo es hermano por parte de padre) y este tiene que decidir qué parte les va a dar a ellas. Pues bien, este hombre tiene una mujer que más agarrada no puede ser y eso que dicen que tiene una gran fortuna por ella misma que va a heredar su hijo, pero está preocupada porque su hijo tenga mucho dinero cuando ella muera y no quiere que su marido le dé más de lo necesario a sus hermanas.

Me ha encantado cuando están discutiendo sobre las libras anuales que les tienen que dar y la mujer todo el rato: “pero con sus gastos no necesitan tantas cosas, seguro que tu padre no quería que les dieras tanto cuando te dijo que las cuidaras tras su muerte”. Y al final deciden que lo que su padre quería decir con lo de cuidarlas era que las ayudara con la mudanza cuando las echa de la casa que acaba de heredar. Pero se van tan lejos que no puede llevarlas en su carro así que ni eso. Impresionante. La verdad es que me estaba riendo un montón y empezaba bien el libro pero luego…

Invitaciones everywhere, todo el mundo preocupado por tener que quedar bien con gente que no conocen, gente que se promete y luego no se casa, sufrimiento por todas partes, dinero…

No me ha gustado mucho, la verdad, me cuesta mucho leer estos libros victorianos creo que, más que nada, por la forma farragosa en la que están escritos. Yo soy más de ir al grano y dejarse de palabrería. Entre esto y la peli de Sombras Tenebrosas, me empiezo a preguntar si realmente la gente hablaba así en esa época. Hemos perdido vocabulario con el tiempo.

 No me voy a dar por vencida con esta autora, puede que en algún momento de mi vida lea algún otro de sus libros e incluso me guste. Nunca se sabe.

4 comentarios to “Libros: Sentido y sensibilidad, Jane Austen”

  1. Magrat 26 junio 2012 at 11:19 #

    jajaja! Está claro que Jane Austen no es para ti! ¿Leiste La abadía de Northanger? Quizás ese te guste más, yo me lo leí en dos tardes y es mucho menos serio que otras de sus novelas…
    Los victorianos es lo que tienen, yo soy fan, sobretodo por su manera de escribir y su sentido del humor tan inglés, pero las historias son lo que son…
    Por ejemplo Dickens o Elizabeth Gaskell casi no hablan del tema Austen de “encontrar marido” y son mucho más realistas… o las Brontë tampoco tienen nada que ver!
    Sentido y sensibilidad lo tengo pendiente, me encanta la peli de los 90, pero mi hermana me dijo que era de lo peor de Austen… Ya te contaré! ^^
    Ánimo y prueba con otros ingleses!! No me creo que no te guste ninguno! jajaja!

    • therwis 26 junio 2012 at 11:24 #

      Austen no es para mí definitivamente xD Pero sí he leído a las Brönte (Cumbres Borrascosas y algo más que ahora no recuerdo) y me gustaron más que los de Austen. Me apuntaré la Abadía de Northanger a ver si me gusta más, y si no, la dejo para siempre!

  2. Txune 26 junio 2012 at 12:06 #

    Ay, y a mí que me encanta la Austen… jajajajaja Me gusta muchísimo toda esa palabrería, eso de dar veinte mil vueltas por el diccionario usando tropecientas palabras cuando en realidad solo quieren decir “¡cállate de una vez!”. Hemos perdido toda esa elegancia al hablar… qué pena, jajajajaja
    Pero en cuanto a la temática, tienes razón. Eso de preocuparse por las dotes, invitar gente para quedar bien… me parece muy superficial, pero me gusta el hecho de que casi siempre hay una mujer que se opone a tanta parafernalia (un poco como le pasaba a la propia Austen).
    Suerte con la Abadía y a ver si te gusta =)

    • therwis 9 julio 2012 at 12:02 #

      Se tendrían que aburrir una barbaridad en la época, sin tele ni nada, por eso se pasaban el día invitándose y haciendo bailes e intentando no quedar mal con ninguno de sus vecinos aunque les cayeran fatal y no los vieran nunca.

      ¡A ver si con la Abadía tengo más suerte!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 217 seguidores

%d personas les gusta esto: